Resumen de Sukot. Fiesta de las Cabañas.

 

SUKOT(2)

Yahwéh le habló a Mosheh, diciendo: “Dile al pueblo yisraelita: El día quince de este séptimo mes será la Fiesta de Sukot (Cabañas) para Yahwéh, [por] siete días. El primer día será una ocasión sagrada: ustedes no trabajarán en sus ocupaciones; por siete días traerán ofrendas encendidas a Yahwéh. En el octavo día observarán una ocasión sagrada y traerán una ofrenda encendida a Yahwéh; es una reunión solemne: ustedes no trabajarán en sus ocupaciones.” Lev 23:33-36 VIN

“Mira, el día quince del séptimo mes, cuando ustedes hayan recogido el producto del campo de su tierra, observarán la festividad de Yahwéh [por] siete días: un reposo completo en el primer día, y un reposo completo en el octavo día. El primer día ustedes tomarán el producto de árboles hermosos, ramas de palmas, ganchos de árboles frondosos, y sauces del arroyo, y se gozarán delante de Yahwéh su Elohim por siete días. Lo observarán como una festividad de Yahwéh por siete días en el año; lo observarán en el séptimo mes como una ley perpetua, por todas las edades. Ustedes vivirán en cabañas por siete días; todos los ciudadanos en Yisrael vivirán en cabañas, para que las generaciones futuras sepan que Yo hice habitar al pueblo yisraelita en cabañas cuando los saqué de la tierra de Mitsráyim [Egipto), Yo Yahwéh su Elohim”. Lev 23:39-43 VIN

Hay tres temporadas para la observación de las ocasiones sagradas:

  1. Cuando se celebran Pascua, Panes sin levaduras y Primicias.
  2. Cuando se celebra la Fiesta de las Semanas (Shavuot).
  3. Cuando se celebran Fiesta de las Trompetas (Yom Teruáh), Día del Perdón (Yom Kipúr) y Fiesta de Cabañas (Sukot).

Tres veces al año se presentarán todos tus varones delante de ha’Adón Yahweh, el Elohim de Yisrael.

(Shemót / Éxodo 34.23)

De esta manera, en la tercera temporada, Sukot es la tercera de las ocasiones sagradas ordenadas por la Toráh (Ley) en las Escrituras, y que suceden en el otoño de la Tierra de Yisrael. Esta celebración ocurre desde el décimo quinto día hebreo hasta el vigésimo segundo día del séptimo mes del año Escritural, considerando que el año comienza en Aviv (Nisán).

Durante siete días se celebra simbólicamente con una cabaña para intentar cumplir con ese mandamiento para siempre. El primer día es una ocasión sagrada en la cual no se trabaja, excepto para preparar comidas. Y luego del séptimo día, el octavo, también es una ocasión sagrada (llamada Sheminí Atséret) para concluir con la Fiesta de Sukot.

¿Por qué nosotros, si no somos judíos, debemos celebrarla?

Porque por la Fe en el Mesías somos parte del Pueblo de Yisrael o, más precisamente, de la Casa de Yisrael

Efesios 2

12. Y acuérdense de que en aquel tiempo estaban sin el Mashíaj, apartados de la ciudadanía de Yisrael y ajenos a las alianzas de la promesa, estando sin esperanza y sin Elohim en el mundo.

13. Pero ahora en el Mashíaj Yahoshúa, ustedes que en otro tiempo estaban lejos se han acercado por la sangre del Mashíaj.

14. Porque él es nuestra paz, que de ambos nos hizo uno. Él derribó en su carne la barrera de división, es decir, la hostilidad;

15. y abolió la ley de los preceptos en forma de ritos, para crear en sí mismo de los dos hombres un solo hombre nuevo, haciendo así la paz.

16. También reconcilió con Elohim a ambos en un solo cuerpo, por medio del madero, dando muerte en éste a la enemistad.

17. Y vino y anunció la Buena Noticia: paz para ustedes que estaban lejos y paz para los que estaban cerca,

18. ya que por medio de él, ambos tenemos acceso al Padre en un solo espíritu.

19. Por lo tanto, ustedes ya no son extranjeros ni forasteros, sino conciudadanos de los consagrados y miembros de la familia de Yahweh.

Así cumplimos lo dicho por el mandamiento de Yahweh:

“Ustedes vivirán en cabañas por siete días; todos los ciudadanos en Yisrael vivirán en cabañas, para que las generaciones futuras sepan que Yo hice habitar al pueblo yisraelita en cabañas cuando los saqué de la tierra de Mitsráyim [Egipto), Yo Yahwéh su Elohim” Lev.23:42-43.

La vida en cabañas del Pueblo de Yisrael en el desierto recuerdan la liberación en Egipto de parte del Todopoderoso Yahwéh. ¿Qué más pueden simbolizar para el futuro? También la victoria del Pueblo de Yisrael y la recompensa que viene con el reinado del Mesías en el mundo venidero. Las cabañas nos transmiten que viviremos plenamente llenos de gozo cuando nuestro Maestro Yahoshúa el Mesías regrese a gobernar el mundo. Será nuestra liberación del «Egipto» que es el poder de este mundo. Será la destrucción de «Bavel», que es todo sistema religioso y mundano alejado de la Verdad de Yahwéh. Y el Todopoderoso nos llevará a vivir a la Tierra Prometida a los Patriarcas para cumplir con las Promesas y profetizado.

Las cabañas nos dejan también el mensaje de que siempre somos protegidos por el Todopoderoso, aunque vivamos en una «casa» frágil que es nuestro cuerpo. Pero toda fuerza la recibimos de Yahwéh para Gloria suya. Por eso está escrito:

«Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que se vea que la excelencia de este poder viene de Elohim, y no de nosotros.»

(2Co.4:7).

Levantar por siete días la cabaña nos enseña que, gracias a la obediencia del mandamiento de esta celebración, logramos que nuestro Padre Yahwéh y su Hijo el Mesías more en nosotros, como está escrito:

Yahoshúa le respondió: Si alguno me ama, guardará mi palabra. Y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos nuestra morada con él. El que no me ama no guarda mis palabras. Y la palabra que ustedes oyen no es mía, sino del Padre que me envió.

Juan 14:23-24

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: