Proverbios 12:1-9

Prov.12_1-9 Casa de Yisrael

Amar la disciplina, que puede incluir castigos, significa amar el conocimiento. Uno aprende cuando permiten que lo corrijan; entonces, con humildad aprende más. Por contraparte, la necedad domina sobre quienes la rechazan y se perjudican a sí mismos.

¿Qué significa conseguir el favor de Yahwéh mediante practicar lo bueno? Primeramente, para hacer lo bueno hay que obedecer sus Mandamientos. Conseguir el favor del Todopoderoso puede significar recibir sus bendiciones. Pero la palabra hebrea “ratzón” puede ser deleite, agrado y hasta voluntad. Cuando obedecemos a Yahwéh, logramos que nuestra voluntad se amolde a la suya, y eso nos bendice. Pero hacer lo contrario lleva a perderlo todo. Cuando se hace la Voluntad de Yahwéh, no hay nada que pueda interferir y se cumple con lo propuesto. En cambio, al hacer la maldad cualquier cosa puede pasar y se vive en permanente incertidumbre.

La mujer virtuosa, de la que se habla en el cap.final del Libro, es la que respeta a Yahwéh y a sus instrucciones. Dice Prov.31:23 “Su marido es respetado en las puertas, cuando se sienta con los ancianos del lugar.”. Este fue el caso ejemplar de Bóaz con Ruth, que fue una mujer moavita (y gentil) que se hizo virtuosa al convertirse en israelita y vivir según los mandamientos dados a Yisrael. Las “puertas” de la ciudad era donde los ancianos se juntaban a juzgar los problemas de los habitantes, y Bóaz los reúne para que sean testigos de la herencia legítima que propone, incluso pedir a Ruth como su esposa. Entonces está escrito:

Rut.4:11 Todas las personas del pueblo que estaban en la puerta y los ancianos dijeron: “Somos testigos. Que Yahwéh haga a la mujer que entra en tu casa, como a Rajel y a Leah, quienes juntas edificaron la Casa de Yisrael. Que te hagas próspero en Efratah, y perpetúes tu nombre en Bet Léjem (donde nació el Mesías). (12) Y que tu casa sea como la casa de Pérets a quien Tamar le dio a Yahudah – mediante la descendencia que Yahwéh te dé por medio de esta joven”. (13) Así que Bóaz se casó con Rut; ella vino a ser su esposa, y cohabitó con ella. Yahwéh le concedió que concibiera y diera a luz un hijo. (VIN)

Obviamente que una mujer virtuosa debe tener un esposo digno de ella, porque si no comparten la virtud de la justicia como una sola persona, se rompe la armonía. Para hacer lo justo es necesario controlar lo que pensamos, si está de acuerdo con lo que manda el Todopoderoso; y controlar lo que decimos, para que, aún si es algo correcto, no sea dicho en momento inoportuno y que no cause heridas. Hacer la Voluntad de Yahwéh hará que nuestra familia perdure y sea bendecida. No hay nada más prudente que obedecer los mandamientos y vivir poniéndolos en práctica. Esto es lo que se alaba la gente, y es lo que enseña con más eficacia.

El vers.9 también se puede traducir: “Es mejor ser poco estimado y tener un siervo, que andar por las nubes sin tener qué comer.” (VIN). Aquí lo curioso tiene que ver con ser esclavo o libre. Quienes no tienen fama o renombre, pero hacen la Voluntad de Yahwéh, son amos de su propio cuerpo o también de sus mentes, simbolismo de “tener siervo”. Estas personas siempre tienen alimento, que se refiere al que reciben de las Palabra de Yahwéh (Deut.8:3) y del “Pan de Vida” (el Mesías). Pero “andar por la nubes” o con fama mundana “sin comer”, que se refiere a la falta de ese verdadero alimento espiritual, hace la vida muy negativa y vacía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s