Proverbios 12:10-15

Prov.12_10-15 Casa de Yisrael

El justo tiene amor por los animales, sabe que sienten, y eso es una de las señales del amor del Todopoderoso en su corazón. Pero los malvados son crueles, tanto con los animales como con las personas. Tanto que muchas veces se comportan peores que animales salvajes.

Trabajar la tierra simboliza trabajar en cualquier actividad para ganarse el pan de cada día. Y si hace la Voluntad de Yahwéh, trabajando por recibir ese “Pan” que es su “Palabra”, tendrá abundancia para disfrutar merecidos descansos también y tendrá fortaleza espiritual. Pero las personas insensatas o imprudentes sólo se dedican a buscar el disfrute de la vida en cosas vanas, cosas que no alimentan espiritualmente, y así quedan débiles ante las pruebas duras de la vida.

Desear lo malo se transforma en una trampa, porque eso malo atrae tanto que si uno no reacciona a tiempo es atrapado por el pecado. Pero las personas justas siempre están atentas y preparándose para no ser atrapados por la maldad, pues también cuentan con ayuda del Todopoderoso que fortalece la “raíz” o costumbre de hacer lo bueno y correcto.

Las personas malas caen por sus mentiras, como dice el dicho: “el pez por la boca muere”. También la boca que produce maledicencia o chismeríos hará quedar mal a la misma, cuando se revele tal pecado. Pero las justas, aunque algunas veces sean blancos de chismeríos y calumnias, finalmente el hacer el bien las cuidará. Los frutos de las justas revelan la verdad sobre lo que cada una son como personas. Por eso dijo nuestro Maestro Yahoshúa: “Por sus frutos los conocerán…” (Mat.7:16). También las personas malvadas sufren muchas pérdidas por no controlar sus bocas, como trabajo, matrimonios, amistades, etc.

El gran peligro de la necedad es cuando va acompañada de la soberbia o la arrogancia, que hacen al orgullo inflexible. Con esa costumbre nunca se reconoce que es posible equivocarse o aprender erróneamente, por confiar en las personas incorrectas. Por tal razón, el mejor camino para llegar a la Verdad que inspira realmente el Todopoderoso Yahwéh, a través de su Espíritu de Santidad, es aprender con humildad, siempre teniendo la posibilidad de haber aprendido con errores por haber atendido a personas no bien preparadas o, incluso, engañadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s