Proverbios 14:29-35

Prov.14_29-35 Casa de Yisrael

¡Cuán difícil es evitar la ira y perder el control! Como dice el Sabio, se necesita prudencia o entendimiento. Esto quiere decir, prepararse de antemano para tener control de uno mismo. Y de esto hablaba Yahoshúa, nuestro Maestro, cuando dijo: “Sean personas astutas [o inteligente] como serpientes y sencillas [o inocentes] como palomas.”. (Mat.10:16 VIN)

¿Cómo tener astucia? Veamos cómo se define: “Habilidad para comprender las cosas y obtener provecho o beneficio mediante engaño o evitándolo.“. Allí está el entendimiento, la capacidad trabajada para comprender la situación con anticipación y sacar provecho evitando el engaño, el de creer que uno puede controlar todo sin trabajar en uno mismo. Debemos prepararnos para tener autocontrol y no dar lugar a que la pasión arrastre al pecado. Y ser “sencillos” o “inocentes”, tiene que ver más con mantener la calma, la paz, la tranquilidad, cosas que mantendrán la buena salud, tanto física como espiritual o psicológica.

En la Obra judía Pirkei Avot (Etica de los Padres 4:1. Fuente: mashuah.org) dice (lo que está entre [ ] son aclaraciones mías):

¿Quién es fuerte?  El que domina su inclinación [hacia lo malo], según está escrito: “Mejor es el paciente [que controla su ira] que el fuerte, y quien domina su espíritu [o pasión] es mejor que: quien conquista una ciudad. (Mishlé/Proverbios 16:32)

La verdadera fuerza no es la física ante el Todopoderoso, sino la espiritual, la moral, el tener autocontrol de las pasiones para poder controlar la ira, entre otras. Pero, quienes no trabajan para tener prudencia con astucia, vivirán en necedad y angustiados expuestos a enfermar y sin paz.

La opresión al pobre se hace cuando no se da al pobre lo que necesita en el momento que lo encontramos o luego. Esa falta de consideración ofende al Creador, y es como si no ayudáramos tampoco al Mesías (Mat.25:34-46). En caso de ayudar, honramos también al Todopoderoso y a su Hijo.

La nación que se enaltece con la justicia es aquella que hace la Voluntad de Yahwéh, la que no se destaca por vivir deliberadamente en transgresiones de sus mandamientos. Los siervos del Todopoderoso, los que buscan hacer su Voluntad, ellos serán recompensados con favor y honra por Él. Pero los que eligen vivir de manera impía, sólo tendrán su enojo y reprensiones. Que el impío quede derribado, será para perder la vida para siempre, premio reservado para los justos, como refugio luego de la muerte, y para cuando resuciten.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s