Proverbios 16:1-7

Prov.16_1-7 Casa de Yisrael

Yahwéh tiene todo el Poder de controlar las cosas en el universo. Tenemos dos posibles interpretaciones al primer vers. 1) Que una persona puede hacer planes en su vida, pero sólo se cumplirán si el Todopoderoso quiere. 2) Cuando una persona es guiada por el Espíritu de Santidad, no importan qué planee decir, lo que dirá finalmente será lo que Yahwéh quiera. Incluso el Eterno puede interceder en los dichos de personas malvadas, como fue el caso de Bilam (Núm.22-24).

Es conveniente auto juzgarse para una correcta rectificación. Pero para ello, se necesita una buena relación con Yahwéh, en obediencia a sus mandamientos, para que su Espíritu ayude a juzgar correctamente, diferenciando lo verdaderamente malo de lo bueno. Cuando no ocurre ello, es común pensar que todo lo que uno hace está bien, cometiendo muchos pecados.

Cuando actuamos sin tener en cuenta al Todopoderoso, es muy probable que fracasemos en muchos actos o planes. Encomendar nuestras obras a Yahwéh significa tenerlo en cuenta a Él en nuestras oraciones y pensamientos para cada obra o plan que hagamos. Él moverá las cosas para ayudarnos a que se realicen con éxito.

No dice el vers.4 que el Todopoderoso creo al hombre malvado para condenarlo. Él lo hizo todo bueno, como está escrito: “Y Elohim vio todo lo que había hecho, y lo encontró muy bueno. Y esa tarde y esa mañana formaron el sexto día.” (Gén.1:31). Y al ser humano lo creó con total libre albedrío; esto es, con la capacidad de obrar bien o mal según su propia decisión. Una persona por su propia voluntad se hace malvada. Lo que Yahwéh planeó, desde antes de la Creación, fue la recompensa a los buenos y el castigo a los malvados. Incluso el plan de redención con su Hijo el Mesías. Y entre los actos malos que aborrece el Eterno, está el orgullo o altivez, actos que no dejará sin castigo.

La Fe correcta que debemos tener ante el Todopoderoso es amarle por sobre todas las personas y cosas; y serle completamente fieles a sus instrucciones. Amor y fidelidad (a través de la obediencia) son conceptos que deben ir totalmente ligados. Y para amarle debemos respetarle en cada acto. De esa manera evitaremos hacer lo malo. Yahwéh nos demostró su infinito amor al enviar a su Hijo para salvarnos por medio de la expiación de su sangre derramada. Nosotros debemos demostrarle nuestro amor haciendo su Voluntad, respetándole con obediencia.

Es un hecho seguro que, cuando una persona hace la Voluntad de Yahwéh, Él provoque que incluso los enemigos vivan en paz con ella. Porque el Eterno ablanda corazones, intercede siempre en favor del bien de sus fieles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s