Proverbios 16:8-15

Prov.16_8-15 Casa de Yisrael

La humildad y la honestidad son grandes tesoros para las personas que los encuentran. La palabra hebrea “tov” (traducida aquí “Más vale”, o “mejor” en otras) tiene el sentido profundo de alegría, felicidad. Por ello uno es más feliz siendo humilde y honesto, que transgrediendo mandamientos para tener dinero o bienes.

Como mencionamos en el pasaje anterior, una persona puede proyectar planes en su vida, pero el Todopoderoso es quien asegurará el éxito. Aferrarnos a Él como Guía hará que, a veces, desistamos de buscar algunas cosas, o aceptemos que no podamos tener otras, porque esa es la mejor decisión de Yahwéh para asegurar nuestro bien.

En la antigüedad los reyes eran considerados como inspirados por divinidades. Más aun los reyes de Yisrael, mientras hicieren la Voluntad del Todopoderoso. Por tal razón no debían fallar al juzgar sobre los problemas de los súbditos. Hoy tenemos a Yahoshúa el Mesías que vendrá como Rey Mesías a reinar con sus fieles en el mundo venidero. Sus palabras no fallaron ni fallarán nunca porque son totalmente inspiradas por el Rey Yahwéh.

El Juicio del Todopoderoso es siempre Justo. Y el de su Hijo, el Rey Mesías, también lo es, porque de Él sea guía. Y cuando vivimos en el espíritu del Mesías, juzgaremos las cosas correctamente, empezando por nosotros mismos para crecer espiritualmente en rectificación de nuestro ser.

El Rey Yahoshúa el Mesías detesta también el mal, e insta a sus fieles a obedecer los mandamientos del Todopoderoso. Porque la única justicia verdadera se basa en hacer la Voluntad del Altísimo. Por ello también este Rey Mesías se complace en sus fieles que hablan rectamente, es decir, que hablan respetando al Rey Todopoderoso Yahwéh y sus instrucciones, y amando al prójimo. Plena honra se le debe a ese Rey Mesías, pues es el Hijo del Rey Todopoderoso, y no son el mismo ser. Si deshonramos al Hijo del Rey Eterno, es probable sufrir su ira. Pero con sabiduría y obediencia a Yahwéh, se honrará también a su Hijo.

Es ese Hijo de Yahwéh el Rey Mesías con rostro radiante, pues en él está la vida para siempre para los seres humanos. Él es Árbol de Vida para restaurar el regalo del Gan Eden. Viviendo en él tenemos acceso al Rey Todopoderoso para caminar por medio de su Palabra, que nos premiará con frutos bendecidos como lluvia a su tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s