Proverbios 18:13-18

Prov.18_13-18 Casa de Yisrael

Abunda gente que no escucha, sino que se desespera por hablar primero. También hay quienes quieren aprender y no paran de hablar. ¿Cómo se puede aprender sin escuchar? Para alcanzar sabiduría, no sólo hay que oír con los oídos, sino también con la mente. Porque si no, la palabra entra por una oreja y sale por la otra. Por eso nuestro Maestro Yahoshúa, el Mesías, decía: «el que tiene oídos, que oiga«.

¡Cuán importante es mantener siempre el ánimo levantado para soportar cualquier prueba difícil! Esto depende mucho del Espíritu de Santidad que recibamos del Todopoderoso con firme Fe. Porque si se disminuye la Fe, se pierden fuerzas y el ánimo se cae y se complica la prueba. Por eso el emisario Yaaqov (Stgo.1:2-3) decía: «Hermanos míos, cuando se encuentren en diversas pruebas, estímenlo como motivo de gran gozo, sabiendo que la prueba de su fe produce paciencia.«. Con gozo o «espíritu fuerte» se puede aprovechar cualquier prueba para perfeccionar la Fe.

En contraposición a la necedad mencionada al principio, el sabio buscará oír para poder adquirir conocimiento y entender. Y para evitar la necedad, hay que tener humildad para oír y comprender las enseñanzas con plena atención y respeto a quienes las imparten.

El regalo del que se habla aquí no es el dado en un soborno. Es el que se da con respeto y gentileza hacia una persona superior. Esto eran lo que traían los Sabios que buscaban al «Rey de los judíos» cuando había nacido Yahoshúa, el Mesías. Pero, en otro sentido, también nosotros podemos hacerle un regalo a este Rey que vendrá a reinar en el mundo venidero. Y el regalo es nuestra vida, nuestro amor al Todopoderoso siguiendo su ejemplo como Hijo obediente y siervo. De eso habla el Mesías en sus parábolas.

Hay veces que se oye a quienes traen una causa, o una acusación argumentada contra alguien, por ejemplo. Y en principio pareciera que hubiere razón según tales argumentos, solamente. Pero, cuando se oye la otra parte, entonces todo puede cambiar. Porque de esa manera, oyendo ambas partes, se tiene la información necesaria para juzgar correctamente, para así no errar.

El sorteo es la mejor solución para resolver conflictos y contiendas, sabiendo que el control del mismo lo tiene el Todopoderoso, pues no existe el azar. Todo sucede como Él quiere, en cuanto a lo que deba tocarle a cada uno, en todos los aspectos de la vida, según su Propósito.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s