Proverbios 20:13-18

Prov.20_13-18 Casa de Yisrael

Si bien el sueño puede referirse al perezoso que se pasa durmiendo sin hacer nada para ganarse el alimento, y queda atrapado en la pobreza; aquí también tenemos una aplicación espiritual. No es menos peligroso dormirse en la inactividad espiritual. Sin plegarias; sin estudio de la Palabra de Yahwéh; sin practicar sus Mandamientos; y sólo creyendo, uno puede caer en el adormecimiento siguiendo enseñanzas humanas. Hay que despertar y abrir bien los ojos del entendimiento. Investigar si lo que uno aprendió es correcto, si está de acuerdo con la Voluntad de Yahwéh, plasmada en las Escrituras. Entonces sí habrá alimento de sobra porque: «…no sólo de pan vive el hombre, sino que el hombre vive de todo lo que sale de los labios de Yahwéh.» (Deut.8:3 VIN)

Defraudar a una persona es algo que aborrece el Todopoderoso, porque en general se miente para hacerlo, como declarar que un bien que se va a comprar es malo para obtener buen precio y luego jactarse de su astucia. Pero más cuidado hay que tener cuando se desprecia a personas y luego uno cree que hizo bien.

Ya hemos visto que la sabiduría celestial vale más que cualquier objeto de valor material, como se consta en el Salmo 19. Pero también el oro y las joyas pueden aludir a vanagloria, por sus brillos que inflan el ego de las personas que la poseen. Entonces, el habla con sabiduría vale más cuando no se tiene vanagloria, lejos de los aplausos, cuando con humildad se trata de ayudar al prójimo transmitiendo la revelación del Espíritu de Santidad de Yahwéh.

Aconseja nuevamente Salomón a tener prudencia cuando se presta a un extraño, en este caso con el ejemplo de hipoteca o prenda.

El vers.17 muestra el placer de disfrutar de la mentira, como si se alimentara de manjares al pecar con placer. En el pecado se puede experimentar deleite, pero, pasado el momento, viene la congoja por no haber actuado con prudencia. Eso significa tener tierra en la boca.

Cuando se hacen planes es siempre mejor pedir consejos, sobre todo de personas que hacen la Voluntad de Yahwéh. Más aun cuando se trata de planificar una guerra espiritual contra espíritus malos (Ef.6:12). La mejor estrategia para vencer cualquier adversario no físico es la plegaria constante con plena confianza en la Ayuda de Yahwéh, además de la confesión de pecados y el voto sincero de no volver a cometerlos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s