EL SERVICIO A YAHWÉH

[Comentario basado en la “Parashá Bemidbar”]

Introducción

Antes de comenzar el comentario resumido de la parashá y a manera de introducción…

Vale decir… ¿Que son las aliyot? (contestando a una pregunta privada)

Ante todo no pretendo sentar base alguna del judaísmo. Ya que no entiendo sea eso a lo que fuimos llamados, sino  a estudiar la Toráh, proclamar el nombre del Eterno y publicar de las besorot (las buenas nuevas). Que por cierto, dicho sea de paso, las besorot-evangelios, Brit Jadashá, o Ketuvim Netzarim/Escritos Nazarenos, no son otra cosa que la explicación y puesta en práctica de la Toráh.

Aclarado esto, vamos al punto: aliyot viene de aliá o aliyá, que significa subir. Y cada Parashá que estudiamos, se divide en 7 aliyot o sea siete porciones de lectura. Cuando se invita a una persona a leer una de estas porciones, se la invita subir, por así decirlo. Y subir, implica, de hecho eso mismo, subir a la bimá o sea al podio, púlpito o lugar especial designado para la lectura de cada porción de la Toráh. O lo que sería online, se invita a tomar el micrófono y leer una porción de lectura, una aliyá. Veamos…

Primera aliá (1:1-19)

El Eterno, habló a Moshé para que censara a los hijos de Yisrael.

Segunda aliá (1:20-54)

Se muestra los resultados del censo. Elohim indica no contar a los Leviím y determina cuales serían sus funciones.

Tercera aliá (2:1-34)

Los hijos del pueblo de Yisrael acampan cada uno junto a su bandera.

Cuarta aliá (3:1-13)

Los Leviím y su elección a cambio de cada primogénito, así como su servicio.

Quinta aliá (3:14-39)

El censo de los Leviím.

Sexta aliá (3:40-51)

El censo de los Primogénitos y su sustitución con los Leviím.

Séptima aliá (4:1-20)

Las obligaciones de los hijos de Qehat/Coat que se encargarían de acercarse y transportar las cosas sagradas.

Introducción

¿Qué me dice esta parashá?

Bueno, esta parashá como todas las demás tiene 7 secciones o lectura o porciones de lectura. O sea bien se puede decir que se tienen 7 temas dentro de la parashá.

En este caso nos referiremos, como dije, solo a una porción, 1 de ellas. La 7°, aliyá.

Y ¿qué habla esta?

Recordemos: Séptima aliá (Bemidbar/ Nm 4:1-20)

Las obligaciones de los hijos de Qehat/Coat que se encargarían de acercarse y transportar las cosas sagradas.

Dice así la Toráh….

Nm 4:16  La responsabilidad de Elazar hijo de Aharón el sacerdote será el aceite del alumbrado, el incienso aromático, la ofrenda regular de comida, y el aceite de la unción –responsabilidad por toda la Morada y por todo lo consagrado que hay en él o en sus vasijas.

Nm 4:17  Yahweh habló a Mosheh y Aharón, y les dijo:

Nm 4:18  “No permitan que el grupo de los qehatitas sea eliminado de entre los lewitas.

Nm 4:19  Hagan esto con ellos, para que vivan y no mueran cuando se acerquen a los objetos más sagrados: que Aharón y sus hijos entren y asignen a cada uno de ellos su deber y su carga.

¿DE QUE HABLA ESTA ALIYÁ, ENTONCES?

Pues simplemente de “servicio”. El Eterno nos muestra en esta parashá entre otras varias cosas, el servicio a Él. Y como Él, es quien decide, que nos compete o no nos compete, a cada uno de nosotros.

Veamos…

LAS RESPONSABILIDADES Y AUTORIDAD DESIGNADA POR ELOHIM

No cabe duda que el servicio que los siervos del Eterno prestan, debe estar guiado por la voluntad de Elohim expresada en las Escrituras. Y por ello, conocer las responsabilidades, la autoridad y las actividades, debe ser algo característico del ejercicio de cada uno de los ministerios, tareas, trabajos, o cargas, que se tengan. Vemos como se dio esto claramente en el caso de los Qehatitas.

La familia de Leví y la de Qehat debían trabajar para el Mishqán. Pero cada familia tenía su carga y su trabajo designado. Ni los qehatitas podían hacer lo de los levitas, ni al revés. Todo lo designaba Yahwéh y todo lo ordenaba también El.

¿QUÉ SUCEDE HOY DÍA?

Hoy puede tristemente verse, que existe mucha ignorancia del papel que se debe desempeñar como siervos del Eterno, por ello existen Rohim/pastores que no pastorean, es decir, su llamado nunca fue tal, o Morim/maestros que no enseñan, sino que tal vez su llamado es otro. Y la diferencia con los Qehatitas, es que conocían sus responsabilidades y límites, que en muchos casos, esto, hoy día, como dije, no sucede. Pero debería.

LOS MEDIOS O RECURSOS QUE EL ETERNO DA A SUS SIERVOS

Los medios que el Eterno proveería para que los varones de las familias qehatitas desempeñaran su labor (que por cierto sumaban 2750 entre la edad permitida de 30 a 50 años; Bemidbar/Nm 43:35-36), sería diferentes a los demás descendientes de Leví, en el pereq/capitulo 7 nos encontramos a los nasím –príncipes o líderes- de Israel trayendo carros y bueyes como ofrenda a Yahwéh, de los cuales Moshé repartiría entre las familias de los hijos de Leví, desde luego para el servicio que ellos prestarían. Sin embargo ¿Cuántos carros y bueyes vemos que les toca a los Qehatitas? Pues; ¡Ninguno!

Y me pregunto ¿Acaso no hubo al menos uno de los Qehatitas, que pudo haber deseado que en lugar de cargar con sus hombros los utensilios del Mishqán, lo hubiera hecho sobre las carretas y los bueyes? Desde luego, que sí. Pero al Eterno le plació no darles nada para cumplir con su tarea.

Por eso es que con cada uno, que con mayor o menores recursos, está cumpliendo la tarea, el Eterno le probará su obra.

Ya que está escrito: 
1Co 3:13 Pero en ese día, el trabajo de cada uno se dará a conocer como realmente es. Ese día habrá fuego para poner a prueba su trabajo y para demostrar la calidad de lo que cada cual ha hecho.

1Co 3:14 Si lo que alguien construyó resiste el fuego, ese constructor recibirá su recompensa.
1Co 3:15 Si su construcción se quema, sufrirá pérdidas; (aunque) él se salvará, pero como alguien que escapa de un fuego. (PDT)

Siempre tendremos uno y mil motivos para no hacer como se debe el trabajo para el Eterno, sin embargo ¿verdaderamente seremos justificados para con Él? Bueno sería que examináramos la labor que por Elohim Yahwéh hacemos, no obstante, los medios, el tiempo, el conocimiento y/o las circunstancias, no nos sean favorables. Tal vez, restaría preguntarnos, si acaso como con los quehatitas, que no se les dio bueyes o carretas como medios para servirle, ese era el deseo del Eterno, hasta en tanto y cuanto, no demos muestras de que nos estamos realmente esforzando.

¿Cuánto te está dando a ti, el Eterno para desempeñar tu obra? y ¿Cómo estas respondiendo a esos medios y que haces con ellos? Vemos el ejemplo de los qehatitas:…

Nm 7:6 Mosheh tomó las carretas y los bueyes y se los dio a los levitas.
Nm 7:7 Dio dos carretas y cuatro bueyes a los guershonitas, según requería su servicio. Nm 7:8 y dio cuatro carretas y ocho bueyes a los meraritas, según requería su servicio –bajo la dirección de Itamar hijo de Aharón el sacerdote. (VIN)

Y ¿cuánto dio a los qehatitas?

Nm 7:9 No les dio nada de eso a los qehatitas/coatitas porque el trabajo
de cargar las cosas sagradas lo debían hacer ellos mismos, sobre sus
hombros. (PDT)

Pero…y entonces…

¿Cómo aplico todo eso hoy día?

Muy fácil. Como ya algo dijimos; Puede gustarnos ser mevaser/predicador, ser naví/profeta. Pero, por más que lo deseemos, sino lo encargó Elohim Yahwéh, en balde nos dedicaremos a ello.

Puede aun agradarnos ser un moréh/maestro, pero si Elohim no lo destinó, ni nos lo encargó, no tiene sentido tratar de serlo. ¿Porque?

Porque no podremos ejercer dicha tarea conforme a la voluntad de Yahwéh nuestro Elohim.

Y ¿Cómo es eso?

Pues, no podremos dedicarnos con la suficiente fuerza de voluntad, la firmeza y decisión a dicha tarea. Y aparecerán las excusas: tiempo, salud, dinero, etc, etc.

¿Esas excusas acaso no podrían ser válidas?

Si, por supuesto que podrían y “lo son”. Pero sucede, y aquí está el nudo de la cuestión. Que Elohim no nos juzga, por las circunstancias, sino por como actuamos ante ellas.

Ejemplo simple: Quiere alguien ser predicador, pero tiene uno o todos esos problemas antes mencionados. ¿Elohim acaso allanará el camino del tal, tan solo por tener esos problemas? No, por supuesto que no. Porque él es amor, pero también fuego consumidor.

Y si no veamos, como expresa la parábola de los talentos: hablando o refiriendo al fiel servicio….(Recuerdan: 5 talentos, 2 talentos y 1 talento)

Matityah/Mt 25:24 “Pero cuando se presentó el que había recibido un talento, dijo: ‘Amo, yo sé que -usted es un hombre exigente, que cosecha donde no sembró y recoge donde no esparció-. (VIN)


Mt 25:24 »Entonces el hombre que había recibido mil monedas se acercó a su patrón y le dijo: “Señor, yo sé que -usted es un hombre duro. Cosecha donde no ha plantado y recoge donde no ha sembrado-. (PDT – Palabra de d-os para todos)

Mt 25:24 »Por último, llegó el empleado que había recibido mil monedas, y dijo: “Señor, yo sabía que -usted es un hombre muy exigente, que pide hasta lo imposible-. (BLS -biblia lenguaje sencillo)

Estas tres versiones de un mismo pasaje muestran a las claras la autoridad, dureza y poder de ese señor y como cada uno de sus siervos reaccionaron, con lo que El les dio y dejó a su encargo.

Continúa diciendo en la versión…(PDT-palabra de d-os para todos)

Matityah/Mt 25:19 »Después de mucho tiempo, regresó el patrón y empezó a arreglar cuentas con los siervos.

Mt 25:20 El hombre que había recibido las cinco mil monedas, se acercó al patrón y trajo cinco mil más. Le dijo: “Señor, usted me dejó encargado de cinco mil monedas, aquí hay cinco mil más que yo gané”.

Mt 25:21 Su patrón le dijo: “¡Muy bien hecho! Eres un buen siervo y digno de confianza. Como fuiste fiel con poca cantidad, te pondré a cargo de mucho. Ven y alégrate con tu patrón”.

Mt 25:22 Después, el hombre que había recibido dos mil monedas se le acercó y le dijo: “Señor, usted me dejó encargado de dos mil monedas, aquí están dos mil más que yo gané”.

Mt 25:23 Su patrón le dijo: “¡Bien hecho! Eres un buen siervo y digno de confianza. Como fuiste fiel con poca cantidad, te pondré a cargo de mucho. Ven y alégrate con tu patrón”.

Mt 25:24 »Entonces el hombre que había recibido mil monedas se acercó a su patrón y le dijo: “Señor, yo sé que usted es un hombre duro. Cosecha donde no ha plantado y recoge donde no ha sembrado.

Mt 25:25 Tuve miedo y fui y escondí el dinero en el suelo. Aquí le entrego lo que es suyo”.

Mt 25:26 El patrón le contestó: “¡Eres un siervo malo y perezoso! ¿Conque sabías que cosecho donde no he plantado y recojo donde no he sembrado?

Mt 25:27 Por eso debiste poner mi dinero en un banco. Así cuando yo volviera, tendría mi dinero más los intereses”.

Mt 25:28 »Entonces el patrón les dijo a otros siervos: “Tomen el dinero de ese siervo y dénselo al que tiene diez mil monedas.

Y aquí está la respuesta: (PDT y BLS)

Mt 25:29 Así es, porque el que use bien lo que se le da, recibirá más, aun más de lo que necesita. Pero al que no lo haga, se le quitará todo lo que tiene. (PDT)

Mt 25:29 Porque al que tiene mucho se le dará más, y le sobrará; pero al que no tiene nada, hasta lo poco que tiene se le quitará. (BLS)

¿Resultado final?

Mt 25:30 Echen a este siervo inútil afuera, a la oscuridad donde la gente llora y cruje los dientes”. (PDT)

Esta parábola es fiel ejemplo del servicio y las excusas. Pero para evitar esto hay que prepararse….Y  otra parábola la de las 10 vírgenes es ejemplo de la preparación y la negligencia a ser previsores y estar listos ante un evento.

Dice la versión (VIN)

Mt 25:1 Entonces, el Maljut hashamayim/reino del Cielo será como diez vírgenes que tomaron sus lámparas y salieron a recibir al novio.

Mt 25:2  Cinco de ellas eran necias, y cinco prudentes.

Mt 25:3  Cuando las necias tomaron sus lámparas, no llevaron aceite;

Mt 25:4  pero las prudentes llevaron aceite en sus vasijas, además de sus lámparas.

Mt 25:5  Y como el novio tardaba, todas cabecearon y se quedaron dormidas.

Mt 25:6  A la media noche se oyó gritar: ‘¡Ahí está el novio! ¡Salgan a recibirlo!’

Mt 25:7  Entonces, todas aquellas vírgenes se levantaron y prepararon sus lámparas.

Mt 25:8  Y las necias les dijeron a las prudentes: ‘Dennos de su aceite, porque nuestras lámparas se apagan’. (O sea, no habían hecho nada, no se habían preparado, fueron negligentes…)

Mt 25:9  Pero las prudentes les respondieron: ‘No, porque puede que nos falte a nosotras y a ustedes; mejor vayan a los vendedores y compren para ustedes mismas’.

Mt 25:10  Mientras ellas iban a comprar, llegó el novio; y las preparadas entraron con él a la boda, y se cerró la puerta. ( el tiempo se agotó…)

Mt 25:11  Después vinieron también las otras vírgenes diciendo: ‘¡Maestro, maestro, ábrenos!’ (y viene entonces la fatal respuesta…)

Mt 25:12 Pero él les respondió: ‘En verdad les digo que -no las conozco-’.

Por eso….como dice el pasaje 13

Mt 25:13 Así que manténganse alerta, porque ustedes no saben ni el día ni la hora.

COMENTARIO FINAL: por lo que….

Estemos preparados, alertas y no seamos negligentes. Se nos dio algo, multipliquémoslo, hagámoslo crecer, fructificar, que evolucione a su máxima expresión. Porque no tenemos un Elohim chato o inservible. Yahwéh sabe de cada uno de nuestros padecimientos, pero si bien conoce de nuestros problemas,  no son estos excusa alguna, sino que El, las toma como atenuantes.

Pero no son causa de renunciamiento o negligencia, sino son punto de partida para crecer. Tenemos un abogado en el Mashíaj, pero no podemos abusar de esa condición.

Sepamos reconocer, que es el Eterno quien decide al final, que cosa a cada uno. Y con que medios contaremos para ello. Y es ante la falta de algunos de estos medios (tiempo, dinero o aun salud) que él nos estará juzgando, para bien o mal.

Finalmente….

La 7° aliyá es un recordatorio firme a ver que desde siempre, Yahwéh mismo, es quien decide, quien da los medios y quien permite las carencias, de ellos.

Tomemos ejemplo de la tribu de Qehat  y dediquémonos a ser cada día un poco mejores, un poco superiores en nuestras tareas de servicio. No siendo negligentes, ni simples oidores, o siervos que teniendo capacidad para enseñar, para desmenuzar una palabra, para sacar una enseñanza donde parece no haberla, cual sacar agua de una piedra. Es definitiva, como antes se dijo, capacidad para ser por ejemplo un maestro, y nos encaprichemos a ser un roeh/ pastor, un naví/profeta o un predicador.

Cuantos hay que se equivocan en esto, en caso invertido, creyendo que por estar al frente de una asamblea ya son maestros, cuando en absoluto es así. Un servicio, es un llamamiento, una necesidad, no una circunstancia.

Muchos erran, tanto talmidim/estudiantes, como rohim/ pastores, seamos pues nosotros sabios en esto. Reconozcamos que nos dio y que no nos dio Elohim y en base a eso actuemos y ni aun -El- entonces, nos juzgará por todo ello, sino al contrario nos bendecirá y hasta aun recompensará.

Shalom

Nota: todas las referencias son de la VIN 2011, Versión Israelita Nazarena. Caso contrario se indica entre paréntesis.

Yoel Yisajar.

Publicado por

yoelyisajar

Nombre: Yoel Yisajar. En estudios de las escrituras: desde el año 1989. En estudio de Raíces Hebreas: desde el año 2000. Instrucción: Maestros varios Cristianos; Mesiánicos; y de Raíces Hebreas. Estudios y/o Conocimientos: Instituto Bíblico Río de la Plata I.B.R.P. (breve lapso); Teología Sistemática; Hebreo (básico); Exégesis; etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s