Proverbios 22:17-23

Prov.22_17-23

Es difícil alcanzar correcto conocimiento solos. Todos necesitamos ayuda y lo mejor es oír (o leer) con entendimiento las palabras de sabios, los cuales han estudiado mucho tiempo. Pero mejor a aquellos que demuestran con obras que aplican lo que han aprendido.

Para escapar de los elocuentes engaños humanos, hay que guardar en la mente las enseñanzas del Todopoderoso que están Escritas. Por eso hay que buscar quienes transmitan conocimientos fundamentados en las Escrituras. Y también cuidar lo que salga de nuestra boca, porque, como dijo nuestro Maestro Yahoshúa, es lo que puede contaminar a una persona (Mat.15:18-20). Pero, para que salgan cosas buenas de nuestra boca, primero debemos purificar nuestra mente, como está escrito:

La persona buena, del buen tesoro de su corazón, presenta lo bueno; y la persona mala, del mal tesoro de su corazón, presenta lo malo. Porque de lo que abunda en el corazón habla la boca. (Luc.6:45 VIN)

Porque si no limpiamos nuestra mente o «corazón» de las incorrectas enseñanzas y de las transgresiones a los mandamientos (pecados), ¿cómo podremos confiar en Yahwéh? Como está escrito: «¿De qué se queja el hombre, el varón que vive en el pecado? Examinemos nuestros caminos; investiguémoslos, y volvamos a Yahwéh.» (Lam.3:39-40 VIN).

Y la boca no sólo debe hablar de lo bueno que tiene el corazón, sino también palabras de vida y esperanza siempre, y no de pesimismo o malas noticias que abruman las mentes. Demasiado dura es la realidad como para que uno la describa y, además, anuncie cosas peores. Pues lo que viene, al fin y al cabo, es lo mejor; claro está, para los que tienen Fe.

Las Palabras confiables son las verdades de la Escritura, las que habló y dio Yahwéh para guiarnos en la vida. Esas Instrucciones de vida son para adquirir prudencia antes de actuar, y para saber guiar a quien lo necesite que se presente sin rumbo correcto.

Robar y oprimir al pobre es una grandísima necedad porque, aunque crean que están desprotegidos, tienen un Cuidador que vengará los malos tratos, sea cuando Él quiera que sea, tarde o temprano.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s