MATRIMONIO Y ELOHIM (Partes 1 y 2)

MATRIMONIO Y ELOHIM

PARTE 1

Introducción:

¿Qué nos dice la escritura?

En la Toráh vemos en Bereshit /Gn 2:24

Gn 2:24  Por eso el hombre -deja- a su padre y a su madre para -unirse- a su esposa, y llegan a ser -una- sola -carne-. (VIN 2011)

Las palabras clave aquí, son: deja; unirse; una y carne.

DEJA= Azáv = soltar, abandonar, apartar, dejar libre, etc.

UNE=Dabáq= asirse o adherirse; acercar, apegarse, juntar, ligar, pegar, unir, etc.

UNA/O SOLA/O=Ejád= unido, uno, todo, único, unir, (una) vez.

CARNE=Basar= carne, cuerpo, persona, género, pariente, ser viviente.

El versículo 24 termina diciendo la maravillosa frase: “una sola carne”; “ejad basar”. Es decir como una sola cosa, como una sola persona…Y eso sencillamente es la definición perfecta de matrimonio.

También en ese mismo capítulo, sólo un poco antes dice la toráh…

Bereshit/Gn 2:18 Y dijo Yahwéh Elohim: No es bueno que el hombre esté solo;  le haré ayuda idónea para él. (RV 1960)

Eso es una muestra perfecta que, salvo casos excepcionales, no se aconseja que estemos solos. De ahí entonces la necesidad, no solo por multiplicarse, de la pareja matrimonial.

¿Qué nos muestra aquí la toráh y enfatizan estas palabras claves?

Pues sencillamente que estamos destinados, (como se dijo salvo raras excepciones), a ser dos. No es bueno que estemos solos. Ya que sino, no podremos comprender la unidad. Como Avinu (nuestro padre) está unido a nuestro Adón Mashíaj (señor y mesías), así mismos nosotros deberemos estar unidos a alguien más. O sea, en este caso del matrimonio, será a nuestra esposa/o. Esa es la voluntad del Eterno. Es fundamental unirse y fundirse en uno solo, como padre e hijo lo son. Así quien mire a uno de los esposos,  será como mirar al otro. Porque el todo en el matrimonio es la unión de cada uno, en una unidad, o sea, los dos siendo como uno, en cuerpo y alma.

Y en el Tanakh, vemos…Qohélet/eclesiastes 4:9

Ecl 4:9 Mejores son dos que uno;  porque tienen mejor paga de su trabajo.

Ecl 4:10 Porque si cayeren,  el uno levantará a su compañero;  pero  ¡ay del solo!  que cuando cayere,  no habrá segundo que lo levante.

Ecl 4:11 También si dos durmieren juntos,  se calentarán mutuamente; mas ¿cómo se calentará uno solo?

Ecl 4:12 Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán;  y cordón de tres dobleces no se rompe pronto. (RV 1960)

El porqué de la unión de dos personas

Vemos como qohélet/eclesiastés nos muestra que, si somos dos, habrá menos riesgo de caer espiritualmente. Y aun así, si uno se cae en la pareja, el otro lo levantará, y cuando tiemble, lo sostendrá. Ese es el designio del Eterno. No existen otros intermediarios o supuestos profetas y/o visionarios que tengan la autoridad como para cambiar la vida familiar, basándose en supuestas revelaciones o conocimiento. Nadie está en el medio. Ni debemos jamás permitirle a nadie que se entrometa en medio de la pareja, ni aunque sea para aconsejar. Elohim nos ha unido; por ende El, y solo El, puede intermediar. Y El se revela hoy día solo a través de la Toráh.

Los demás serían tan solo lobos «rapaces», y nunca se debe confiar en ellos. Ya que el precio a pagar es «nuestra familia».

MATRIMONIO Y ELOHIM

PARTE 2

Algunos comentarios al respecto. En estos párrafos no se habla de noviazgo, ni de ceremonia alguna, sino del concepto en sí mismo, del matrimonio.

1- ¿Que es matrimonio?

Definición: Unión de hombre y mujer, concertada mediante ciertos ritos y/o formalidades legales, para establecer y mantener una comunidad de vida e intereses.

Es decir, básicamente, que matrimonio es una unión de dos personas que se comprometen a convivir. Hecho esto por medio de rituales religiosos (ceremonias) y/o legales (leyes, registro civil, etc.).

2- ¿Figura el matrimonio en las escrituras?

Las bases del matrimonio están, como ya algo vimos, en: Bereshit/génesis 2:24; Matityah 19:5-6; etc. La famosa expresión “lo que Elohim ha unido. El hombre no lo….” no significa que él decide quién se casa con quién, sino que El es el Fundador del matrimonio.

3- ¿Hay rituales o formalismos de casamiento del tipo “legal” similar a como hoy día en las escrituras?

No existieron en la antigüedad (entre los hebreos) ni en las escrituras. Solo se dice o utiliza el término לָקַח “laqáj”; es decir “tomar” (en amplia variedad de aplicaciones): “aceptar, admitir, adoptar”, etc.

Y también el término נָתַן “natán”. O sea: “dar”(en múltiples usos): atribuir, conceder, confiar, encomendar, etc.

Por ende, lo que se hacía por “costumbre” era solicitar el permiso o bendición del jefe o líder de la tribu o clan. Y se comprometían al sostenimiento material y mutuo respeto y amor por el resto de sus vidas. En esa época, la palabra era más que un escrito o contrato firmado. Si bien podía este tener cierto valor.

4- ¿Los rituales o costumbres de casamiento han sido siempre los mismos?

Los ritualismos, compromisos y/o ceremonias, variaban según lugar, épocas y circunstancias. Pero básicamente han llegado hasta el presente a través de lo que se conoce por un lado como “ceremonias religiosas”, atendiendo a lo que es el aspecto espiritual. Y por otro lado, como “leyes matrimoniales” a través de contratos en registros civiles, atendiendo a lo que son los derechos dentro de una pareja. Donde la pareja de firmantes se compromete a seguir las leyes matrimoniales de tal o cual país.

5- ¿Hay ceremonias de casamiento en las escrituras?

Si hay algo de eso (Gn 29:21; Jueces 14:10-11; Mt 22:2; etc).

Gn 29:21 Entonces Yaaqov le dijo a Laván: “Dame a mi esposa para que me una a ella, que ya cumplí mi tiempo”.

Gn 29:22 Y Laván congregó a toda la gente del lugar e hizo una “fiesta”. (VIN 2011)

Shoftim/jueces 14:10  De modo que su padre bajó a donde la mujer, y Shimshón hizo allí una fiesta, como acostumbraban hacer los jóvenes. (VIN 2011)

Matityah/Mateo 22:2  “El reino del Cielo es como un rey que celebró la fiesta de bodas para su hijo. (VIN 2011)

6- ¿Hubo dos “mishtéh” (fiesta) una por cada esposa de Yaaqov?

No se especifica en la escritura, pero seguramente que sí. Ya que si bien una fiesta no tenía un valor legal, representaba una muestra de respeto por cada mujer y de compromiso a obedecer y sostener a cada una.

Cuando se dice “fiesta” se utiliza el término מִשְׂתֶּה “mishtéh”. Y se apunta o refiere a que se celebró dicho matrimonio a través de una ceremonia (fiesta, reunión y/o acontecimiento social), ya que significa: beber, banquete, convite, fiesta, etc. Dicho acontecimiento (fiesta) no era de validez legal, por así decirlo, sino que era el “sello”, (valga el término), de un “contrato social” o acuerdo entre partes. No obedecía a ley antigua alguna, sino que representaba el “compromiso” a obedecer dicha obligación que se había aceptado.

Ahora veamos…algo más actual y muy de moda…

Teniendo en cuenta que en la antigüedad no había legalismos con respecto al matrimonio…

7- ¿Es hoy día una Unión Libre o Marital de Hecho correcta delante de Elohim?

Pues absolutamente “NO”.

8- ¿Por qué no es correcta una unión libre o de hecho delante de Yahwéh?

Bueno, comienzo respondiendo con tres pasajes de las escrituras que representan un “principio escritural”. En los Escritos Nazarenos, vemos….

Matitayah/Mateo 22:21 … Y les dijo:  “Dad,  pues,  a César lo que es de César,  y a Elohim lo que es de Elohim.”. (RV 1960)

Es decir, lo que los gobernantes exijan a través de sus leyes, (siempre que estas leyes, no se opongan al Eterno), estas mismas deberán cumplirse.

Tito 3:1 Recuérdales que se sujeten a los gobernantes y a las autoridades, que obedezcan, que estén dispuestos para toda buena obra. (RV 1960)

Se reafirma, que hay que sujetarse y cumplir con las leyes de cada país. No ser rebeldes porque sin, u opositores sin sentido ni razón.

Ro.13:1 Que toda persona se someta a las autoridades superiores, porque no hay autoridad que no provenga de Yahweh; así que las que hay, por Elohim han sido establecidas. (RV 1960)

El principio de obedecer a las autoridades, es simple. Porque el Eterno mismo las permite. Y si El las permite, es por algo. Como sea, será para nuestro posterior beneficio.

Comentarios de estos párrafos:…

Estos pasajes sirven de perfecto ejemplo para mostrar uno de los aspectos del principio escritural de la “obediencia” y respeto, en esta ocasión, dentro del matrimonio, al decir que hay que cumplir con las leyes impuestas por los hombres. Y en el caso específico del matrimonio, apuntando a los casamientos por registro civil, bajo las leyes y autoridades permitidas por Elohim, en cada país. Máxime teniendo en cuenta que las leyes están, en muchos casos, para salvaguardar a los derechos de hijos/as y de los propios esposos/as, en su bienestar físico y material, sobre todo.

9- ¿Por qué entonces algunos morim, pastores, y líderes, dicen que es igual un matrimonio de hecho o libre, a uno bajo las leyes actuales, mientras que haya respeto entre ambos de una pareja?

Sucede que muchos no reparan en el hecho del principio mencionado y apoyado por pasajes como los descritos. Y terminan “desconociendo” que, sino se cumple con lo que se ve, no se puede cumplir con lo que no se ve. O sea, sino cumplimos con las leyes de hombres… ¿Cómo podemos pretender cumplir con las leyes de Elohim?

Además que no se dan cuenta que están apoyando el «concubinato». Es decir, terminan apoyando las relaciones maritales de un hombre con una mujer sin estar casados. (No confundir con fornicación, ni con adulterio).

Entonces, finalmente…

10- ¿Cómo un hombre y una mujer quedan unidos ante Yahwéh en matrimonio?

Simplemente (aunque no únicamente) con asumir el compromiso, sea esto delante de los hombres (a través de sus leyes), y delante de Yahwéh al decidir amar, respetar y sostener a su pareja. Si el compromiso es asumido solo delante de una de las partes (Elohim o los hombres) dicho compromiso es parcial y no constituye un verdadero matrimonio en Yahwéh. La «informalidad» posible no radica en los hombres, sino en Yahwéh. Dado que los hombres no pesan los corazones pero Elohim si.

Por eso los hombres necesitan leyes y reglas, pero Elohim no.

No obstante, si las leyes y autoridades que Elohim permite no son obedecidas ni respetadas, no se cumple con la voluntad del Eterno, que es quién permitió que esas autoridades existieran.

Para ser realmente completo, el matrimonio debe fundarse en Elohim y en lo legal (que Elohim permita).

11- ¿Entonces si una pareja se casa solo por «registro civil», han cumplido con Yahwéh? y ¿El acepta ese matrimonio?

Si ambos contrayentes están en el camino de Yahwéh el matrimonio es válido, si no, no será así.

Ejemplos:

Caso 1: Si ambos contrayentes se casan solo por ceremonia religiosa, Yahwéh mira que no se cumplió con las leyes.

Caso 2: Si ambos contrayentes se casan solo por ley civil, Yahwéh mira si ambos contrayentes están en su camino. Si se está en su camino, se está con y en «El». Por ende, el matrimonio es válido completo.

12- ¿Hay posibles excepciones de regla?

Solo pueden existir unas pocas posibles excepciones de índole extremas. Como ser, no poder casarse legalmente por motivos de impedimentos físicos, enfermedad, muerte inminente, etc. En cuyos casos, Yahwéh no juzga, sino que ve la intención de los corazones.

ACOTACIONES VARIAS

Acotación extra 1: significados a tener en cuenta.

Adulterio: Relación sexual voluntaria entre una persona casada y otra que no sea su cónyuge.

Fornicación: Tener ayuntamiento o cópula carnal fuera del matrimonio. (O sea, relaciones pero sin convivencia)

Concubinato: Relación marital de un hombre con una mujer sin estar casados. (Fornicación-relaciones, con convivencia)

Acotación extra 2: El concubinato es un tipo de fornicación, por ende, le cabe las mismas restricciones.

Los pasajes son múltiples y variados en este tema. Veamos, los Escritos Nazarenos…

1 Corintios 6:18; 1 Tesalonicenses 4:3-5; 1 Corintios 6:9-10; Efesios 5:3-5; 1Corintios 7:8-9; etc, etc, etc…..(*)

Por ende, pensar que el concubinato es igual a un matrimonio es muy peligroso. Y decir que denunciar eso es cosa o palabra de hombre, es doblemente insensato.

Shaúl nos advirtió al respecto (ver los pasajes antes citados*).

Acotación extra 3: Etimologías:

Terminología griega: «Casamiento/Casarse», viene del vocablo griego “gamos”, que significa unión legítima, unión bajo una ley.

Contrariamente el vocablo «Concubinato», viene de “pallakevo”, que significa “unión ilegítima”.

Lo que da a entender que mientras una forma fomenta la unión y responsabilidades, la otra situación desvincula a las personas de responsabilidades.

Continúa en parte 3, 4 y 5

Bendiciones.

Publicado por

yoelyisajar

Nombre: Yoel Yisajar. En estudios de las escrituras: desde el año 1989. En estudio de Raíces Hebreas: desde el año 2000. Instrucción: Maestros varios Cristianos; Mesiánicos; y de Raíces Hebreas. Estudios y/o Conocimientos: Instituto Bíblico Río de la Plata I.B.R.P. (breve lapso); Teología Sistemática; Hebreo (básico); Exégesis; etc.

Un comentario en «MATRIMONIO Y ELOHIM (Partes 1 y 2)»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s