Proverbios 23:24-28

Prov.23_24-28

 

Para alegrarse por los hijos se debe procurar que lleguen a ser justos. ¿De qué manera? Algunos piensan que sólo haciendo que los hijos crean en el Mesías y ya. Pero eso no es suficiente, porque la justicia depende de hacer lo que es justo ante el Todopoderoso (Mat.6:33), no ante cualquier persona, por más título religioso que tenga. Por tal razón ha dicho Yaaqov (Stgo.):

Pero, ¿no quieres reconocer, hombre vano, que la fe sin obras está muerta? ¿No se justificó por las obras a nuestro padre Avraham, cuando ofreció a su hijo Yitsjaq (Isaac) sobre el altar? Ves que la fe actuaba juntamente con sus obras y que la fe quedó completa por las obras. (Stgo.2:20-22 VIN)

La “fe sin obras“, de la que habla el emisario, es sólo creer sin obedecer los mandamientos de Yahwéh. Está “muerta”, porque está incompleta para hacer a una persona justa. Por eso los hijos deben ser educados en base a los mandamientos del Todopoderoso, sobre todo dando el ejemplo al poner en práctica los mismos. Es la única manera de hacer que los hijos sean sabios, a aquellos que pongan en práctica lo que aprenden.

La madre juega un papel fundamental en la educación de los hijos, debido a que pasa mucho más tiempo con ellos en general. Por tal razón, por ser un pilar esencial en el que se apoya la enseñanza del Padre Eterno, ella será muy feliz por cumplir con su tarea y por obtener el fruto digno de alabanza de un hijo justo.

El Padre celestial advierte a sus hijos sobre “cuidar sus mentes”, como está escrito: “Más que todo lo que guardas, guarda tu mente, que ella es fuente de vida.” (Prov.4:23 VIN) Por eso el Sabio dice “dame tu mente“, transmitiendo el deseo del Todopoderoso para educar al hijo en sus Caminos o Mandamientos.

Y el mayor cuidado que debe enseñarse es frente a la “ramera”, que no sólo se refiere a una mujer que trabaja vendiendo su cuerpo, o a una adúltera, sino también, en sentido figurado, a toda tentación que lleve a contaminar la mente con inmoralidad, como con la pornografía (por ejemplo). La inmoralidad sexual (la “ramera”) acecha fácilmente (“como por presa”), sobre todo con internet.

El “pozo” representa el hundimiento en el pecado, porque el pecado sin remordimiento acostumbra, como dijo nuestro Maestro Yahoshúa (Juan  8:34 VIN): En verdad, en verdad les digo que todo el que practica el pecado es esclavo del pecado.; y esto puede llevar finalmente a la muerte, tanto en esta vida como para siempre. Por eso los hijos deben estar muy atentos a los consejos de los padres, para que no se descarríen y terminen mal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s