¿QUE ES EL PECADO DE MUERTE?

Introducción

Normalmente y, por lo general, no se entiende a qué se apunta al mencionar esto. ¿“Pecado de muerte” es referido a un pecado grave, o uno eventual, o a uno reiterado? 

Veamos….Dice la escritura…

El pasaje de “1 Juan 5:16”…

1Jn 5:16  Si alguno ve a su hermano cometiendo un pecado que no lleve a la muerte, El pedirá y YAHWEH le dará vida, para aquellos que su pecado no los lleve a muerte. Hay pecados que sí llevan a muerte; no digo que se debe orar por esto.  (TKI 2005)

1Jn 5:16  Si alguno ve que su hermano comete un pecado que no es de muerte, pedirá, y se le dará vida; digo, a los que no cometen pecado de muerte. Hay pecado de muerte, acerca del cual no digo que se pida. (VIN 2011)

De todas las interpretaciones que han surgido, ninguna parece responder a todas las preguntas concernientes a este verso. Esta mejor interpretación puede encontrarse comparando este verso con lo que les sucedió a Ananías y Safira en Hechos 5:1-10 (ver también 1 Corintios 11:30).

Hch 5:1-10  Sin embargo, cierto hombre llamado Jananyah, con su esposa Safira, vendió una propiedad y retuvo secretamente parte del precio, con el consentimiento de su esposa, y trajo sólo una parte y la puso a disposición de los Enviados. Entonces Shimón Kefá le dijo: “Jananyah, ¿cómo es que el Satán invadió tu corazón para que mintieras al espíritu de santidad y retuvieras secretamente parte del precio del campo?

Si se quedaba sin vender, ¿no seguía siendo tuyo? Y después de vendido, ¿no estaba el precio en tu poder? ¿Cómo es que se te ha ocurrido una cosa así en tu corazón? No has mentido a los hombres sino a Elohim”. Al oír Jananyah estas palabras, cayó y expiró; entonces vino un gran temor sobre todos los que lo oyeron. Los jóvenes se levantaron y lo envolvieron, lo sacaron y lo sepultaron. Como al cabo de tres horas entró su esposa, sin saber lo que había sucedido, y Shimón Kefá le preguntó: “Dime, ¿vendieron ustedes el campo por tanto?” Y ella contestó: “Sí, por tanto”. Entonces Shimón Kefá le dijo: “¿Cómo es que se pusieron de acuerdo para poner a prueba al espíritu de Yahweh? Mira, a la puerta llegan ya los pies de los que sepultaron a tu esposo, y a ti también te sacarán”. Al instante cayó a sus pies y expiró. Al entrar los jóvenes la encontraron muerta; la sacaron y la sepultaron al lado de su esposo…(VIN 2011)

Comentario: (Moreh Diego Ascunce) Los que retroceden es porque han estado practicando pecados que llevan a muerte, después que retrocedas y niegues al Mesías, aunque la Escritura sea fuerte en este sentido, es la Escritura, no tienes regreso, ni aun con oración.

¿Qué es entonces el llamado “pecado de muerte”?

El “pecado de muerte” es un pecado deliberado, consciente, continuo y falto de arrepentimiento. Y entonces así vemos que se pasa de un punto de retorno. Si se vive en la inmundicia, quebrantando constantemente la Toráh, se llega al punto en que eso ya no es conducta, sino “una forma de vida.” Y una forma de vida totalmente opuesta a Yahweh y a su Toráh no tiene vuelta ni solución posible. No se puede volver a sacrificar al Mesías, una vez rechazado.

Elohim, en Su gracia, permite que Sus hijos pequen sin castigarlos de inmediato. Sin embargo, llega un punto cuando Elohim ya no puede permitir que un creyente continúe pecando sin arrepentirse. Cuando se alcanza este punto, algunas veces Elohim decide castigar, por así decirlo, a un creyente, aún al punto de quitarle la vida.

Eso fue lo que hizo en Hch 5:1-10, y 1 Co 11:28-32. Tal vez esto es lo que Pablo describe a la iglesia de Corinto en 1 Co 5:1-5. Debemos orar por los creyentes que están pecando. Sin embargo, puede llegar el momento cuando Elohim ya no escuche las oraciones por un creyente pecador a quien Él ya ha considerado necesario juzgar.

1Co 11:28-32 Por tanto, examínese cada uno a sí mismo, y coma así del pan y beba de la copa. Porque el que come y bebe, sin discernir la realidad, come y bebe juicio para sí mismo. Por eso hay entre ustedes muchos enfermos y debilitados, y muchos han muerto. Pero si nos examináramos bien a nosotros mismos, no se nos juzgaría. Pero al ser juzgados, Yahweh nos disciplina, para que no nos condenemos con el mundo.(VIN 2011)

1Co 5:1-5  Ciertamente, se comenta que hay entre ustedes fornicación, y una fornicación tal como ni aun entre los gentiles se tolera; tanto, que hay quien tiene la esposa de su padre. ¡Y ustedes se sienten orgullosos! ¡Debería darles vergüenza! ¡Quiten de entre ustedes al que ha cometido semejante acción! Aunque por cierto estoy ausente en el cuerpo, estoy presente en espíritu. Ya he juzgado, tal como si estuviera presente, a ese que ha hecho semejante cosa. En el nombre de nuestro Maestro Yahoshúa, reunidos ustedes y mi espíritu con el poder de nuestro Maestro Yahoshúa, entreguen a ese al Satán para que reciba un castigo en su carne, a fin de que su espíritu se salve en el día del Maestro Yahoshúa el Mashíaj. (CDG 2011)

Es difícil comprender que hay veces cuando ya es demasiado tarde para orar por una persona. Elohim es bueno y justo, y sólo tendremos que dejarle a Él la decisión de cuándo es demasiado tarde y confiar en Su juicio.

[*] Pena de muerte es una referencia a “karet”, los pecados voluntarios, cometidos con alevosía y rebeldía, en plena conciencia de causa. La Mishnáh documenta 36 pecados de muerte, es decir, que son penados por “karet”, o separación de la comunidad de Israel y destrucción del alma, sin poder aspirar a entrar en el mundo venidero. La ley no provee ningún tipo de salida a los pecados voluntarios, solamente a los involuntarios. La muerte de Mashíaj fue necesaria para poder perdonar los pecados voluntarios. Vea Hch 13:38-39

Los pecados intencionales, a diferencia de los pecados por error o ignorancia, no tienen ningún tipo de provisión de perdón según el sistema levítico. En total son 36 transgresiones para las cuales solamente hay condenación de muerte (Heb. Karet), cuando es cortada la raíz espiritual de la persona de la Divinidad. Solamente el Tribunal Celestial puede intervenir en este caso y esta es precisamente, la oferta.

Comentario final

Hemos visto que hay conductas que derivan en posteriores formas de vidas, que luego llevan a la muerte.  Ser un opositor (un ha satán) en abierto aborrecimiento a Yahweh, a la Toráh y al Mesías, lleva a estar en un punto sin retorno. En definitiva, totalmente de espaldas, “voluntariamente”. No hay que orar por dicha situación, ya que si alguien es opositor y quiere seguir siéndolo, no tiene redención posible.

Bibliografía

Versión israelita Nazarena 2011

Traducción Kadosh Israelita 2005

Código Real 2004-2011.

Shalom***

Publicado por

yoelyisajar

Nombre: Yoel Yisajar. En estudios de las escrituras: desde el año 1989. En estudio de Raíces Hebreas: desde el año 2000. Instrucción: Maestros varios Cristianos; Mesiánicos; y de Raíces Hebreas. Estudios y/o Conocimientos: Instituto Bíblico Río de la Plata I.B.R.P. (breve lapso); Teología Sistemática; Hebreo (básico); Exégesis; etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s