Por qué ESTABLECIÓ el Eterno los sacrificios?

Al ver el sistema sacrificial de las naciones ofrecido a sus deidades paganas, nos preguntamos para qué necesitaba el Eterno establecer en su pueblo un sistema de sacrificios que fuera similar al de los demás pueblos, aunque no lo era exactamente. Es importante saber que esta práctica es más vieja que antes de que los hijos de Israel la recibieran en el Monte Sinay. Las culturas de Mesopotamia Acadias, Arameas etc., tenían estas costumbres. Cuando Israel llega a conocer los mandamientos, se le dan una serie de directrices sobre cómo debían ofrecerse estos sacrificios. Aquí hablaremos de los distintos tipos de sacrificios que se ofrecían en la Torah, y de cómo esos sacrificios toman un sentido más espiritual para nosotros hoy día. También analizaremos si realmente Elohim deseaba estos sacrificios hacia su persona y qué era lo que buscaba con ellos de no ser así.

En primer lugar debemos decir que básicamente existían 5 tipos de sacrificios que el pueblo debía ofrecer. Algunas ofrendas, aunque eran voluntarias, entraban en una de estas categorías. Vamos analizarlas:

Tipos de sacrificios de animales-korbanot (ofrendas)

  1. Ofrenda Oláh: esta era una ofrenda que debía quemarse completamente en el altar, esto corresponde a toda la grasa, cabeza y las secciones cortadas del toro ofrecido. Esta palabra hebrea significa ´´ascender´´, tal como el humo que subía a la presencia de Yah en olor agradable. Esta es la ofrenda que ha sido llamada como ´´Holocausto´´ (ver Levítico/Wayikrah 1).
  2. Ofrenda Minjáh: Esta ofrenda estaba hecha de grano tostado, tortas de harina, aceite e incienso. No debía llevar nunca levadura ni miel, ya que estas no podían quemarse en el altar para convertirse en humo sobre el altar. Igualmente no podía faltar la sal en ellas, pues esta era símbolo de perpetuidad en la Alianza entre Yah y el pueblo de Israel. Sólo se quemaba una parte simbólica en el altar y lo restante la comían el Sumo sacerdote y su familia por ser una ofrenda muy santa. (ver Levítico/Wayikrah 2:8-13).
  3. Ofrenda Shelamím: Esta ofrenda es llamada ofrenda de ´´Paz´´ y es de la misma raíz que la palabra shalom. Esta era ofrecida como una expresión voluntaria del ofrendante mismo hacia Elohim. Esta ofrenda era de animales y era comida por el Sacerdote que la ofrecía y el ofrendante en el lugar sagrado, es decir, el templo. La grasa junto con la sangre era ofrecida para ser quemada en el fuego para Yahwéh. La ofrenda era un cordero de la manada macho o hembra pero sin tacha. (ver Levitico/Wayikrah 3).
  4. Ofrenda Jatát: Esta es llamada ofrenda de ´´ofrenda por la culpa´´ o ´´sacrificios por la culpa de pecado´´ debido a que la persona traería una ofrenda por causa de haber transgredido un mandamiento inadvertidamente, es decir, sin querer quebrantarlo, sin alevosía o de mala gana. Generalmente esta era comida por los sacerdotes, como una porción sagrada para ellos. (ver Levitico/Wayikrah 4).
  5. Ofrenda Asham: Esta ofrenda al igual que la anterior era una ofrenda por la culpa que incluía una penalización monetaria en ciertas ocasiones, es decir que podía vender el carnero sin tacha y cambiarlo por plata para pagar por su error. (ver Levitico/Wayikrah 5:14-19).

Partiendo de esto, podemos tener una idea de los distintos sacrificios y cómo se ofrecían. Debemos, entonces, responder a la pregunta: ¿Qué propósito tenían estos sacrificios en la vida de los israelitas? La respuesta la encontraremos en una de las palabras usadas en la Biblia hebrea. La siguiente es una explicación de un colaborador de esta página:

Vayikra, Y Llamó Elohim a Moshe.

Vayikra es un llamado, no a los sacrificios, es un llamado de acercamiento. El propósito de la ofrenda es que tengamos una cercanía con el Creador. Ese korban (ofrenda), debe ser una señal del deseo que tenemos de acercarnos a Yahweh y establecer una relación con el Poderoso. Hoy en día podemos hacerlo, en oración, ofrendando nuestro tiempo, ofrecernos a nosotros mismo, ofrendando un corazón contrito y humillado el cual el no rechaza para establecer esa cercanía con El.

Cita del hermano Alan Florian

Se puede decir entonces que uno de los principales propósitos era que la persona se acercara a su Creador y estableciera una cercanía con Él a través de la adoración, que buscaba más que una mera ofrenda física, una ofrenda espiritual. Por eso veremos a los profetas de Israel criticar la manera tan somera en la que los israelitas habían caído desviándose del propósito verdadero por el Padre Celestial.

Ahora bien, ¿Por qué necesitaba la persona acercarse? La respuesta es que, debido a su condición débil y humana, el ser humano carecía de la fuerza de voluntad para poder luchar contra sus propias pasiones. Así que, Elohim establece un modo por medio de las ofrendas que le permita al pueblo entender su necesidad espiritual de que era imposible de lograr, sino sólo a través de una relación de obediencia a su Creador. Todos saben que la obediencia trae estar relacionado con la práctica de los mandamientos. Poder practicar estos mandamientos debía enseñarle al pueblo una forma justa de cómo vivir para Elohim. Debía darle cosas físicas que pudieran enseñarles cómo acercarse y de qué forma debían hacerlo para lograr alcanzar un grado espiritual que pudiera ser un ejemplo de vida y de fe.

Hay que decir que la palabra ofrenda (korbán) y ofrecer (yakrív) son una misma, es un hebraísmo que repite la idea de que la persona que ofrendaba se acercaba a Elohim mediante su ofrenda misma. Así que, la misma ofrenda era una vía para que el ofrendante no fuera con sus manos vacías hacia Yahwéh, sino que, por medio de ella, aprendiera cómo establecer esa hermosa comunión con su Creador, libre de miedos y sabiendo que no estaba solo y que tenía esperanzas.

Otro propósito de los sacrificios es que sin ellos no podría entenderse la obra redentora del Mesías para el pueblo y todo aquel que creyera en él y guardara los mandamientos. Y también que llegó a ser la única vía y ofrenda que podía acercar al ser humano hacia su Creador. Ya que se ha hablado mucho de esta última, analicemos un poco la primera. Veamos el siguiente texto para analizar el tema:

21 Así dice Yahweh de los ejércitos, el Elohim de Israel: Añadid vuestros holocaustos a vuestros sacrificios y comed la carne. 22 Porque yo no hablé a vuestros padres, ni les ordené nada en cuanto a los holocaustos y sacrificios, el día que los saqué de la tierra de Egipto23 Sino que esto es lo que les mandé, diciendo: “Escuchad mi voz y yo seré vuestro Elohim y vosotros seréis mi pueblo, y andaréis en todo camino que yo os envíe para que os vaya bien. 

JeremiasYirmiyahu 7:21-22

Claramente la intención del profeta no es decir que Elohim se equivocó; más bien, que no era la intención del Eterno que ellos vivieran ofreciendo sacrificios y que cayeran en el problema de depender de ello. Elohim quería la obediencia de ellos, más que todo ese ritual. Esta es la idea que otros profetas van a establecer como válida para decir que Yahwéh lo que busca es una relación de fidelidad con el ofrendante, y que le dio los sacrificios por causa de la debilidad humana, de modo que ellos tuvieran una forma de expiar sus fallas ante El, pero no que ellos vivieran dependiendo de eso constantemente.

Y Samuel dijo: ¿Se complace Yahweh tanto en holocaustos y sacrificios como en la obediencia a la voz de Yahweh? He aquí, el obedecer es mejor que un sacrificio, y el prestar atención, que la grosura de los carneros.

Samuel/Shemuel 15:22

Porque no te deleitas en sacrificio, de lo contrario yo lo ofrecería; no te agrada el holocausto. Los sacrificios de Elohim son el espíritu contrito; al corazón contrito y humillado, oh Elohim, no despreciarás.…

Salmos 51:16-17

Porque más me deleito en la lealtad que en el sacrificio, y más en el conocimiento de Elohim que en los holocaustos.

Oseas/Hoshea 6:6

Estos versos dan una clara idea de que el principal objetivo de Yahwéh era tener una relación en la que su pueblo obedeciera, más que estar ofreciendo sacrificios que sólo demostraban su infidelidad y su falta de anhelo por hacer lo bueno.

Ahora veamos un momento cómo los mismos sacrificios le hablaban a los israelitas sobre una relación con el Eterno. Como hemos dicho, las ofrendas representaban algo en la vida del que las ofrecía, y al mismo tiempo buscaban un objetivo sobre la vida del mismo. La palabra Oláh tiene dos vertientes, la primera tiene que ver con el humo del animal quemado que sube hacia el cielo; la segunda tiene que ver con subir por las escaleras del altar para ofrecer el sacrificio. Entonces, espiritualmente esta ofrenda le decía al ofrendante que debía elevar una adoración pura y sincera ante su creador; y que, por medio de ella, debía elevarse, subir, escalar un grado más alto para tener comunión con su Padre. Usted se preguntará, por supuesto, ¿Cómo podía hacerse esto? Pues, guardando y obedeciendo los mandamientos. Tal como leímos atrás, era lo que Yahwéh buscaba de los hijos de Israel desde el principio. En el libro de Oseas, esto se ha traducido como conocimiento, otros lo traducen como obediencia. La verdad es que estas traducciones nos llevan a lo mismo; si no obedecemos los mandamientos del Padre, jamás podremos ser personas espirituales, ni elevar nuestras vidas en pureza, ni ser aceptos ante El.

Por otro lado, existía una ofrenda que tenía la idea de llevar al ofrendante a tener un sentido de agradecimiento ante su Creador. Esta es la ofrenda Minjáh, palabra que viene de la raíz Minjé, que quiere decir dividir en porciones, ya que el carácter de la ofrenda tenía que ver con ofrecer en el altar una porción simbólica para Yahwéh, y la restante al sacerdote y a su familia. Esta palabra también significa donación o regalo. Esta le enseñaba a la persona a tener un corazón sin egoísmo y agradecido por el favor que Yahwéh había dado a la persona al bendecir sus campos con el fruto de la tierra. Si Yahwéh le había dado una buena cosecha, lo menos que podía hacer la persona era ser agradecida y llevar este tipo de ofrenda. Esta ofrenda está relacionada con la Fiesta de Panes Ácimos, ya que en ella no lleva levadura para la ofrenda de grano nuevo y tostado, y debía ofrecerse una primicia de los frutos de la cosecha de trigo. Esta ofrenda no tenia que ver con sangre, sino más bien con comida, por eso se le considera una ofrenda que establecía una comunión de paz y sinceridad entre el hombre y su Creador.

Honra a Yahweh con tus bienes, y con las primicias de todos tus frutos;10 Y serán llenos tus graneros con abundancia, y tus lagares rebosarán de mosto.

Proverbios 3:9-10

Hoy en día, muchos ministros por ahí usan estos textos para afirmar que debemos ofrendar dinero, pero en realidad el texto no habla de eso, como ya hemos visto antes. Por otro lado, podemos ser agradecidos con el Padre ofrendando nuestro tiempo para Él, dándole el tiempo que se merece en el día de Shabat y dejar a un lado nuestro egoísmo que sólo piensa en hacer lo suyo propio. O quizás pueda ofrecer en la mañana, que lo primero que haga sea orar y hablar con Él. Esto parece ser sencillo, pero mucha gente ha olvidado esto. La verdad de este mandamiento es que Elohim sea el primero en todo lo que hagamos, sin importar el área de nuestra vida. Matemos el ego para que podamos elevarnos y ser mejores.

…y se le entregará a los sacerdotes. Ellos tomarán un puñado de la harina con aceite, y todo el incienso, y lo quemaran sobre el altar, para que ustedes se acuerden de que yo les doy todas las cosas. se tratara de una ofrenda de aroma agradable, que se presenta en mi honor.

Levítico/Wayikra 2:2 versión lenguaje sencillo

Por otro lado, tenemos la ofrenda Shelamím. Esta viene de la raíz Shalám, que significa recompensar, premiar, pagar; estar entero, completo, sano. En el libro de Génesis 44:4, es la primera vez cuando se le menciona y tiene el sentido de pagar o restaurar: ¿Por que habéis pagado mal por bien? Sin embargo, la ofrenda Shelamim era una ofrenda que igual debía ser voluntaria, un acto de entrar en paz con su Elohim, si el ofrendante sentía que le había ofendido. Y también buscaba que ambos, tanto el sacerdote que la ofrecía sobre el altar, como el ofrendante, compartieran juntos una comida santa dedicada a Yahwéh. Esto nos recuerda ciertas palabras del Mesías Yeshúa, que hoy vemos como nuestro Sumo Sacerdote ungido:

20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

Revelaciones 3:20

También nos recuerda a la cena de la Alianza en el cuerpo del Mesías Yeshúa y de cómo se relaciona con la fiesta de Pesaj/Pascua.

28 porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que es derramada por muchos para el perdón de los pecados. 29 Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día cuando lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.

Mateo/Mattityah 26:28-29

11 Por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles en cuanto a la carne, erais llamados incircuncisión por la llamada circuncisión hecha con mano en la carne.12 En aquel tiempo estabais sin el Maestro, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Elohim en el mundo.13 Pero ahora en el Mesías Yeshúa, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre del Mesías. 14 Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación.

Efesios 2:11-14

Nota usted querido lector? Sólo el Mesías podía darnos la verdadera paz, que a su vez eliminaría la culpa que podría haber en nosotros por causa de nuestras malas acciones. Ya que una de las ideas de la palabra shalám, es reconciliar. Este texto nos apunta a la obra redentora del Mesías para hacernos acercar a nuestro Padre. NO existe otro camino que podamos tomar para encontrar la paz que necesitamos. Debido a que esta ofrenda, como también la ofrenda por la culpa, estaban diseñadas para aquellos que pecaban ignorantemente. Pero aquel que se desviaba debía ser puesto a muerte, pues sus caminos no eran firmes para con su Creador. Es por esta razón que urgentemente después el ser humano necesitaría un sacrificio que alcanzara a borrar, no solo su culpa sino su maldad. El Mesías dijo:

En aquel tiempo, dijo Yeshua a sus discípulos: «La paz os dejomi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo. Que no se turbe vuestro corazón ni se acobarde.

Juan/Yohanan 14:27

El castigo, por nuestra pazcayó sobre El, y por sus heridas hemos sido sanados.

Isaias/Yeshayahu 53:5

Otra cosa que cabe analizar es el por que en esta ofrenda el ofrendante debía poner sus manos sobre el animal ya que esta ofrenda no era una ofrenda de expiación, y esto comúnmente se hacia en esos tipos de sacrificios, donde el animal a ofrecer tomaba el lugar del ofrendante?, así leemos en el texto de levítico:

Pondrá la mano sobre la cabeza de su ofrenda y la inmolará a la entrada de la Carpa de Reunión; y los hijos de Aharón, los sacerdotes, rociarán la sangre contra todos los costados del altar.

Levitico/Wayikra 3:2

Como hemos dicho este acto debia tener una mision diferente a la de expiar a la persona misma pues se trataba de otro tipo de ofrenda. La siguiente cita la he sacado de una pagina llamada Jabad argentina que me ha parecido muy buena y puede aclarar el asunto:

El dueño trae el animal a la azara y apoya las dos manos sobre la cabeza del animal (semijá). Puesto que el korbán (ofrenda) shelamim no expía un pecado sino que expresa alegría y gratitud al Eterno, el dueño del animal no pronuncia Vídui (confesión). En cambio, agradece y ensalza al Eterno al tiempo que apoya las manos sobre la cabeza del animal.
El kohen salpica una gotas de la sangre del korbán sobre el mizbeaj(altar). Luego una parte del animal es quemada sobre el mizbeaj, una parte es entregada a los kohanim(sacerdotes), y el resto es consumida por el dueño y su familia dentro de la ciudad de Ierushalaim.
Una de las razones por las cuales este korbán recibe el nombre de shelamim, es que trae / shalom, paz a todos los que participaron en él. El dueño ha compartido su alegría con los kohanim, y él y su familia comen la mayor parte del korbán. Puesto que el korbán es compartido por todos, hace que todos ellos vivan en paz y amistad.

http://www.jabad.org.ar/contenido/di-s-y-el-hombre/los-diferentes-tipos-de-korbanot.html

La palabra Semijá literalmente significa inclinar (las manos) y hace referencia al acto de poner las manos sobre la cabeza u hombros de alguien y confiar en él o autorizarlo para llevar a cabo una labor. Lo que nuestro texto trata de decir es que el ofrendante se apoyaba en su ofrenda para así tener un sentido de paz en Yahweh, lógicamente esta confianza recae en el Eterno mismo que produce esa paz y no en la ofrenda misma sino que esta es una vía para acercarse a Elohim. Por eso como hemos dicho esta ofrenda es un tipo de Yeshua puesto que el es nuestra paz infinita y que no puede ser comparada a ninguna otra. El es quien nos lleva acercarnos confiadamente al trono de la gracia para alcanzar misericordia, y hallar favor para el oportuno socorro (Hebreos 4:16).

La siguiente ofrenda, Jattat, tiene que ver con el sacrificio que se ofrecía por haber cometido una falta por ignorancia del mandamiento. Quizás la persona no sabia que había fallado por haber olvidado el mandamiento o porque no sabia el mandamiento. En todo caso debía ofrecer esta ofrenda una vez que supiera que había fallado, entonces era culpable y debía pagar por ello con un sacrificio. No existía ninguna ofrenda que se ofreciera por un pecado en el que la persona se mantuviera, es decir, no había una ofrenda para los pecados voluntarios. En ese sentido que pasaría con la persona?, pues debía morir al ser considerado un rebelde e inicuo (sin ley/sin torah).

Esta ofrenda nos enseña también que sin importar quienes seamos, no estamos exceptos de cometer errores como dijo el sabio Salomón

20 Ciertamente no hay hombre justo en la tierra que haga el bien y nunca peque. 

Eclesiastés 7:20


Cuando pequen contra ti (pues no hay hombre que no peque)
y estés airado contra ellos, y los entregues delante del enemigo, y éstos los lleven cautivos a la tierra del enemigo, lejos o cerca

1 Reyes 8:46

Visto esto podemos comprender que una persona podía ignorantemente incurrir en culpa pero habían quienes podían querer o mas bien sentirse cómodos cometiendo el mismo error. Así que cuando el pueblo llega a esta etapa es necesario disciplinarlo mediante los profetas y mediante las calamidades que venían sobre ellos. Necesitamos comprender que el propósito de Yahweh mediante esta ofrenda es hacer que la persona quedara limpia de sus pecados y libre en sus conciencias, que pudieran lograr una paz interna que les ayudara a acercarse a El. Pero como hemos dicho eso solo seria posible luego de que se manifestara lo perfecto que es el Mesías Yeshua.

Ahora quisiera hablar sobre la palabra culpa que viene de la raiz ” חטא “, “jet”, que significa errar, pecar, ser culpable, perder un derecho. En este sentido es que aparece esta raíz en el libro de Jueces 20:16. Por lo tanto, ” להחטיא “lehajati” quiere significar “errar el blanco”, así como el tirador yerra el blanco a veces, la persona yerra cuando no capta el real sentido de la vida, convirtiéndose por ello en pecador por error. Es esa la persona a la cual se refiere el versículo de Levítico 4:2. Es ese el hombre llamado ” חוטא “, “joté”, en el idioma bíblico. (Fuente: masuah.org)

Que pasaría entonces con una persona que cometiera un pecado voluntario ya que la Torah no tenia una forma de lidiar con tal persona para expiarlo, solamente por medio de la muerte del rebelde? He aquí un comentario de un sabio de Israel:

De persistir esta persona en su error, su acción no se llamará más “חטא “, “jet”, sino ” עוון “, “avón” o ” פשע “, “pesha”, que quiere decir “iniquidad” e “ideas rebeldes y conscientes”, respectivamente.

(Fuente: masuah.org)

Ahora analicemos estás palabras Avón y Peshá, pues son importantes para entender la forma en que Elohim decidió lidiar con esta esclavitud humana. Como hemos dicho la ofrenda anterior solo incluía la palabra Jattat pero no estas ultimas dos palabras. Ahora miremos el libro del profeta Isaias para ver como son incluidas estas formas de pecar en el sacrificio mesiánico.

Mas El fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades

וְהוּא֙ מְחֹלָ֣ל מִפְּשָׁעֵ֔נוּ מְדֻכָּ֖א מֵעֲוֹנֹתֵ֑ינוּ

Isaias/Yeshayahu 53:5 Texto hebreo agregado

Note estas dos palabras que he sombreado, estas palabras vienen de las raíces Avon y Pesha que hemos mencionado. Se da cuenta de lo que eso significa? El profeta esta diciendo que el Mesías vendría para liberarnos de nuestro corazón rebelde que iba contrario a la Torah de Yahweh, a liberarnos de una condición que no tenia remedio. De esta verdad se hace eco el profeta Ezequiel diciendo:

Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne.

Ezequiel 36:26-28


Arrojad de vosotros todas las transgresiones(peshá) que habéis cometido, y haceos un corazón nuevo y un espíritu nuevo. ¿Por qué habéis de morir, casa de Israel?

Ezequiel 18:31

La palabra corazón que es muy repetida aquí es Lev, que en hebreo tiene el sentido de voluntad. Así que el Mesías cambiaría la voluntad rebelde y dura por una dócil y mansa en donde el ser humano pudiera ser obediente. Es por eso que podemos ver a una persona que tenia un carácter malvado y violento que cuando se arrepiente puede parecer un manso cordero, pues esto es lo que el sacrificio de Yeshua y la Torah en su esencia espiritual causan en la vida del hombre. De no ser así merecíamos la muerte, es por eso que es tan importante aceptar al Mesías Yeshua como un sacrificio que pueda expiar en nosotros esa condición malvada, tan solo por el hecho de que los demás sacrificios no podían hacer nada por nosotros y ni siquiera la misma Torah.

Hablemos un poco en esta ocasión de la ultima ofrenda que estaba relacionada con la Jattat. La ofrenda Asham tenia que ver con formas especificas de errores en que los Israelitas incurrían ignorantemente pero que igualmente los hacían culpables una vez que se daban cuenta del error. Según algunos existían varias formas por las que la persona incurría en una ofensa a Elohim y que debía traer esta ofrenda Asham, el siguiente extracto lo hemos tomado de una fuente citada al final:

1.  La ofrenda de asham por robar dinero:

Digamos que una persona robó dinero de otro Israelita y luego juró en falso en el Bet Din (corte legal) que no lo robó. Luego se arrepiente y quiere hacer teshuvá (arrepentirse).

Debe devolver el dinero que robó, más una multa equivalente a una quinta parte. También debe ofrecer un sacrificio llamado asham guezelot, la ofrenda de asham por robar dinero.

2.   La ofrenda de asham por utilizar la propiedad del Bet Hamikdash:

Está prohibido a los Israelitas utilizar para su uso personal cualquier objeto que pertenezca al  Bet Hamikdash (templo de Jerusalen). No puede tomar ninguna parte del korbán que debe ser quemado sobre el mizbeaj(altar) o que debe ser comido por los kohanim(sacerdotes). Tampoco puede emplear el dinero o los objetos pertenecientes al Bet Hamikdash. Si utiliza cualquier objeto de propiedad del Bet Hamikdash para sí, su pecado recibe el nombre de me’ilá, uso indebido de lo que pertenece a Elohim.

Para enmendar este pecado, debe devolver el objeto, pagar una multa equivalente a una quinta parte sobre el valor del objeto y luego ofrecer un sacrificio asham denominado asham me’ilot.

3. El asham de la incertidumbre:

Un Israelita debía ofrecer un asham talui en caso de pensar que cometió cierto tipo de averá (pecado), pero no está seguro de haberlo cometido realmente. Por ejemplo, comió carne que contenía grasa. Luego descubrió que la grasa podría haber sido jelev (grasa prohibida). El castigo por comer ; es karet (muerte prematura y sin descendencia). La persona no está segura de si la grasa que comió era prohibida o no. En ese caso, debe traer un asham talui, (un asham de la duda), al Bet Hamikdash. Este korbán recibe el nombre de «talui» pues retiene el castigo de Elohim hasta que la persona averigua si pecó. Si más tarde descubre que la grasa no era kósher, debe traer un korbán jaía (ofrenda de vida).

El único animal que puede traer una persona como asham es un carnero. El pecador lo lleva al Bet Hamikdash(templo de Jerusalen), coloca las manos sobre la cabeza del animal (semijá), y dice Vídui por su pecado. Este korbán pertenece al grupo de los kodshei kodashim, el tipo más sagrado de korbanot. (Fuente: http://www.jabad.org.ar/contenido/di-s-y-el-hombre/los-diferentes-tipos-de-korbanot.html)

Entendiendo que las culturas antiguas usaban sus sacrificios para aplacar la ira de sus deidades, los hijos de Israel usaban los sacrificios para hallar una cercanía con su Creador, buscaban estar en paz con El, y no para calmar su ira, sino mas, bien para purificar sus vidas y ser mejores. No ofrecían para que sus cosechas fueran mejores y mas fructíferas ese año como era propio en las culturas Maya e Incas sino mas bien lo hacían porque sus cosechas ya habían sido bendecidas como vimos en el caso de la ofrenda Shelamim y Minja. Esto es lo que diferencia los sacrificios de los Israelitas de las diferentes naciones, su propósito, su entrega y su sinceridad, lejos de la violencia y la crueldad con la que trataban las demás naciones a sus animales y personas sacrificadas.

Estas tenían un propósito santo que si el pueblo las llegaba a entender pues no necesitaría de ellas sino mas bien se convertirían en un pueblo obediente y como dijo el Mesías tendrían una forma de adoración diferente y mas sincera, así que terminaremos con el siguiente texto:

Pero viene un tiempo, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre busca tales adoradores que lo adoren. Elohim es espíritu; y es necesario que los que lo adoran, lo adoren en espíritu y en verdad.

Juan/Yohanan 4:23

 

Publicado por

FREYTHER MARTIN SEVERINO

Soy estudiante de hebreo bíblico, mi visión es servir a Yahweh y a los demás como el Maestro Yahoshua/Jesus nos enseño, y ayudarlos a su ves a cumplir con la misión que tiene cada individuo ante su Creador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s