La Tristeza No es buena compañía

WhatsApp Image 2020-06-24 at 12.46.27 AM

El Amo del Universo creó al ser humano con la posibilidad de tener muchas emociones, las cuales cada persona debe saber manejar adecuadamente para así tener éxito en la vida.

En el caso de la tristeza, esta emoción aparece cuando las circunstancias de la vida son dolorosas. Puede ser el caso de que no vaya bien con la pareja; con el trabajo; tener un ser querido enfermo; tener dificultades económicas o para el sustento; etc. Esta emoción siempre va a estar volando sobre nuestra cabeza, lo negativo es dejarla que pose sobre ella y se quede a vivir. Por eso, la única manera de evitar eso y que no nos arrastre a la depresión, es buscar la ayuda de nuestro Creador. En caso de que se torne inmanejable, es recomendable buscar ayuda de profesionales.

Es muy peligroso no prestarle atención cuando aparezca la tristeza, porque, al quedarnos quietos, podemos perder la fe. ¿Cómo podemos saber si no tenemos la suficiente fe? Pensando negativamente de que no hay solución, nos amargamos y llegamos aislarnos tanto, que no encontramos salida. Y allí se puede encontrar la duda de que nuestro Padre celestial no nos escucha. Por eso es importante tener en cuenta lo que dice el Apóstol Pablo en 2Co.7:10 “Porque la tristeza que agrada a Elohim produce arrepentimiento para salvación, de lo cual no hay que lamentarse; pero la tristeza del mundo produce la muerte.” Por esta razón, debemos tener cuidado; si llega la tristeza por cualquier motivo o circunstancia, debemos utilizarla para meditar y ver qué mensaje nos quiere dar, sobre todo, para acercarnos a nuestro Creador.

Estar triste no lo podemos evitar. Puede ser una oportunidad para reflexionar sobre lo que nos está sucediendo; y, en cuestiones de alguna falta que cometimos, nos ayuda a un verdadero arrepentimiento.

Debemos aumentar nuestra fe, trabajar cada día para que, cuando lleguen las pruebas, no nos empujen hacia abajo, sino, más bien, nos ayude a pensar y a buscar una solución, si la tiene; y, si no la tiene, ¿de qué nos sirve estar triste?

Busquemos primeramente a nuestro Todopoderoso, clamemos a Él y esperemos en Él. Así nos dice nuestro sabio Salomón en Salmos 37: “Guarda silencio ante Yahwéh; espera con paciencia a que Él te ayude”. También se nos dice que el estar muy triste afecta mucho la salud y eso agrava más las cosas. Así lo expresa también Salomón en Proverbio 17:22 “Un corazón gozoso da buena salud; el desánimo seca los huesos”.

Nada es permanente, nada perdura en esta vida para siempre, y, claro está, casi todo depende de nosotros. La persona tiene que sobreponerse, buscar ayuda, buscar tener la mente ocupada. Es importante que se hable con alguien muy allegado, sea un cónyuge, o un familiar, o amigo de confianza. Y, si no cuentas con ellos, están los hermanos en la fe. Porque aislarse no es lo mejor. Es cierto que la soledad a veces nos ayuda a meditar y a organizar los pensamientos, pero hay que evitarla por largos períodos. Que nuestro aislamiento sea sólo para encontrarnos con nuestro Padre celestial, quien está dispuesto a escucharnos.

No dejemos que el pájaro de la tristeza anide sobre nuestra cabeza; apartemos todo pensamiento negativo, cuidemos nuestra mente y busquemos ayuda de nuestros padres que siempre están allí, esperándonos con los brazos abiertos. Sobre todo, nuestro Padre Todopoderoso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s