Inteligencia emocional en tiempos de crisis por COVID

WhatsApp Image 2020-07-29 at 20.32.43

El hombre es un ser bio-psico-social-espiritual. Ésta es una constitución y un diseño dado por el Todopoderoso que tiene su razón de ser y su finalidad para poder vivir, sentir y relacionarnos con el Eterno y con las demás personas. Por ello, es importante conocernos a nosotros mismos para poder manejar todas las áreas de nuestra vida de la mejor manera posible para honrarlo como nos recordó el Mesías: “Amarás a Yahwéh tu Elohim con TODO tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente” (Mateo 22:37 VIN, citando Deut.6:5). Podemos ver entonces, que para el Creador es muy importante mantener una mentalidad saludable, de otro modo no podríamos estar amándolo con TODA nuestra mente, y tampoco podríamos relacionarnos bien con nuestros semejantes, como indica el segundo y más grande mandamiento resumido del que habló nuestro Maestro (Mat.22:39).

Uno de los proverbios más conocidos y más específicos sobre el cuidado de lo que atraviesa por nuestros pensamientos es: “Más que todo lo que guardas, guarda tu mente, que ella es fuente de vida” (Proverbios 4:23 VIN). Desde esta postura, podemos ver cuál es la jerarquía o el lugar que tiene el hecho de cuidar nuestros pensamientos y emociones, y nos damos cuenta que la orden es la siguiente: De lo más importante y valioso de ti, de lo que más atesores en tu existencia, ya sea familia, pareja, trabajo, profesión, amigos, salud, etc., por encima de TODO eso está que valores, cultives y guardes lo que ocurre en tu mente; y la razón de esto es aún más esclarecedora: la mente es la fuente y el origen mismo de lo que ocurre y ocurrirá en nuestra vida.

¿Por qué la mente es fuente de vida?

Según la Real Academia Española, la definición para la palabra “mente” tiene estas tres acepciones:

  1. f. Potencia intelectual del alma.
  2. f. Designio, pensamiento, propósito, voluntad.
  3. f. Psicol. Conjunto de actividades y procesos psíquicos conscientes e inconscientes, especialmente de carácter cognitivo.

De acuerdo con lo anterior, la mente es un poder intelectual que nos permite crear designios, tener propósitos y de ahí sale la voluntad para hacer las cosas. Por lo tanto, podemos ver que, como dice la Palabra escrita de Elohim, realmente es la fuente de la realidad que creamos, ya sea para vida (paz, armonía en familia, bondad, agradecimiento, alegría); o para muerte (queja, insatisfacción, malos pensamientos hacia los demás, discordia, enojo).

Y como un Padre perfecto, que conoce a sus hijos y sabe de qué manera pueden manejar mejor su mente para poder crear vida a través del correcto uso de la misma, el Todopoderoso nos deja algunos proverbios que nos dan una guía para usar nuestras emociones de manera productiva y sana.

  • “La ansiedad en el corazón del hombre lo deprime, más la buena palabra lo alegra.” (Prov. 12:25 LBLA)

La ansiedad viene cuando orientamos nuestros pensamientos al futuro y eso nos atemoriza, pero no nos ocupamos para hacer algo al respecto. Expresamente el Todopoderoso nos dice que vivir con ansiedad va a poner triste y deprimido nuestro corazón, pero las palabras que edifican pueden alegrar nuestro corazón. En conclusión, enfoquémonos en palabras positivas, de esperanza, de fe, que hagan bien a los demás y a nosotros mismos.

  • “El corazón gozoso alegra el rostro, pero en la tristeza del corazón se quebranta el espíritu.” (Proverbios 15:13 LBLA)

Tanto la tristeza como el gozo y cualquiera de las emociones produce un efecto visible en nuestro cuerpo debido a esta unión de la mente con el cuerpo. Si el corazón gozoso hará que el rostro se vea alegre, el corazón triste causará que el cuerpo se vea quebrantado, agachado y cabizbajo.

Podemos ayudarle a nuestra mente generando posturas físicas que nos ayuden a mejorar el ánimo. Hacer una gran sonrisa de oreja a oreja, mantener una postura erguida, levantar los ojos al cielo, ejercitar el cuerpo, etc. son algunas de las estrategias que nos dio el Creador para darle señales a la mente y que ésta genere sentimientos de felicidad, poder, optimismo y agradecimiento por la conexión automática de ambos.

  • “El corazón inteligente busca conocimiento, más la boca de los necios se alimenta de necedades.” (Proverbios 15:14 LBLA)

Otra forma de mantener el ánimo en momentos de crisis es a través del alimento intelectual. El sabio nos dice que, si queremos tener decisiones inteligentes, buscaremos más conocimiento que nos de mejores herramientas para enfrentar las situaciones en cada área de nuestra vida; y eso generará más conciencia de las bendiciones del Creador, por tanto, más pensamientos de agradecimiento, contentamiento y una mayor proactividad. Por otro lado, los necios, quienes generalmente viven en queja, resentimiento, sentimientos de víctima, etc., se alimentarán con noticias, música, libros y conversaciones que sólo perpetuarán su insatisfacción y necedad.

Seamos intencionales en nuestro alimento intelectual para mantener el entusiasmo del Eterno en nuestro interior.

  • “Todos los días del afligido son malos, pero el de corazón alegre {tiene} un banquete continuo.” (Proverbios 15:15 LBLA)

Este proverbio no indica necesariamente que los que tienen corazón alegre SIEMPRE tendrán abundancia, sino que su banquete continuo es una condición de su interior más que de lo que posean o de sus circunstancias externas. Para la persona que todo lo ve negativo, todos sus días siempre tendrán algo para quejarse, para decir que es de mala suerte o que fue malo. Sin embargo, la herramienta que nos deja el Padre es que, si mantenemos la alegría en nuestro ser, todo nos va a parecer una celebración, una fiesta.

Esto repercute positivamente en nuestras emociones porque los que obedecemos este principio, desde que nos despertamos podemos celebrar porque tenemos una familia, una casa, alimentos en nuestra mesa, fuerza para trabajar, un propósito para vivir, etc. Y eso nos hace extremadamente felices y agradecidos.

 

Para concluir, es importante recordar que “la muerte y la vida están en el poder de la lengua; los que la aman comerán de su fruto” (Proverbios 18:21 LBLA). Aquí nos dan la estrategia por excelencia para aprender a manejar inteligentemente las emociones para honrar a nuestro Creador: nuestras palabras.

Como dice el texto, tanto la muerte como la vida están determinadas por algo tan pequeño y tan poderoso a la vez llamado “lengua”. Y sólo si la utilizamos correctamente será de bendición para nosotros y para la gente que nos rodea, en áreas de salud, finanzas, de pareja, espiritual, etc.; de otra manera, atraeremos muerte y desilusión.

Bendiciones!

¡Gracias a la hermana y psicóloga Judá Yadáh Sanchez por su excelente reflexión colaborada!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s