Textos DIFÍCILES sobre la muerte parte 1

En esta ocasión trataremos algunos textos difíciles de entender e interpretar para el lector bíblico. Nuestra intención es acercar a los estudiosos a una mejor comprensión de los textos que son difíciles, y que por largo tiempo, han sido de gran debate en la comunidad de creyentes cristianos. Estos textos están basados principalmente en el tema relacionado con el infierno y la vida después de la muerte, y lo dividiremos en varias partes.

Nota importante: Antes de ver este estudio le recomendamos que lea y estudie nuestro tema relacionado con la inmortalidad del alma, disponible en nuestra pagina web, puede ingresar usando el siguiente link: https://lacasadeyisrael.com/2018/10/16/moriras-o-no-moriras/

El primer texto que trataremos es muy debatido y se encuentra en 1 Pedro 1:18-22, donde muchos han entendido que el Mesías fue y predicó a un número de personas que murieron en el diluvio, y que habitaban en un lugar llamado por muchos: seno de Abraham. Otros le han llamado infierno; otros simplemente entienden que se trata de un lugar que estuvo dividido en dos partes antes de la venida del Mesías y que cuando éste resucitó, cambió este lugar de ida para los justos que morían, llevándoles a su vez consigo al cielo a morar.

Aquí analizaremos las siguientes preguntas: ¿Fue el Mesías en espíritu a predicar a los seres encarcelados? ¿Fue el Mesías al infierno para predicarles a estos espíritus? ¿Quiénes son estos espíritus encarcelados? ¿Qué fue lo que les predicó el Mesías? Partiendo de estas preguntas y las respuestas a las mismas, y a través del estudio de algunas palabras del texto griego, adecuándolas al pensamiento judío de los escritores bíblicos, podremos entender lo que quiso decir el escritor del texto.

Porque también el Mesías padeció una vez por los pecados, el Justo por los injustos, para llevaros al Poderoso; muerto en la carne, pero vivificado en el espíritu; en el cual también fue a predicar a los espíritus encarcelados, que en un tiempo desobedecieron, cuando esperaba la paciencia del Poderoso en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual unos pocos, es decir, ocho personas, fueron salvadas a través del agua. El bautismo que corresponde a esto ahora os salva (no por remoción de la inmundicia de la carne, sino como respuesta de una buena conciencia hacia el Poderoso) por medio de la resurrección de Yeshua el Mesías, quien habiendo ascendido al cielo, está a la diestra del Poderoso, habiéndosele sometido ángeles, autoridades y potestades.

1 Pedro 1:18-22

Lo primero que necesitamos comprender es: ¿cuántas oportunidades hay para salvarse?Dejemos que las Escrituras nos hablen en el libro de Hebreos:

Y tal como está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, así también el Mesías fue ofrecido una vez y para siempre para llevar la carga de los pecados de muchos; y se aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, a los que lo esperan para salvación.

Hebreos 9:27-28

Note por favor el énfasis en el texto citado del padecimiento del Mesías, en las palabras: ”una sola vez y para siempre”, que se enlaza perfectamente con el texto del Enviado Pedro al inicio de la cita anterior. Ahora bien, lo que queremos resaltar es el hecho de que, está establecido que el hombre muera una sola vez, lo que quiere decir, es que no existe una vida después de que uno muere, como afirman muchos, sino una sola y es en este mundo y si ha sido fiel al Eterno y al Mesías recibirá la vida Eterna. Las personas no mueren y luego son lanzadas a un fuego eterno, sino que esperan quietamente el día del juicio en la tumba. ¿Pero cuando sucede este juicio?

Vi un gran trono blanco, y al que estaba sentado en él, ante cuyo rostro huyeron la tierra y el cielo, y no fue hallado lugar para ellos.
Y vi a los muertos, grandes y pequeños, en pie delante del trono, y unos rollos fueron abiertos, y también fue abierto otro rollo, el cual es de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que habían sido escritas en los rollos, según sus obras.
Y el mar entregó a los muertos que había en él, y la Muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos, y fueron juzgados, cada uno según sus obras.
Y la Muerte y el Hades fueron arrojados al lago de fuego. Ésta es la muerte segunda: El lago de fuego.
Y el que no fue hallado inscrito en el libro de la vida, fue lanzado al lago del fuego.

Revelaciones 20:11-15

Quizá usted se pregunte: Si no hay una segunda muerte o una vida después de la muerte, ¿cómo es que la Escritura lo menciona? Si analizamos el contexto, veremos que estos muertos fueron resucitados para ser juzgados y luego ser condenados para siempre con la muerte por no recibir la Verdad. Si usted nota bien el texto, se dará cuenta que este es un evento que está guardado para el final de los tiempos, lo que quiere decir que no existió en los Enviados una idea de que, cuando la gente moría, se iba su alma al infierno o al cielo, sino más bien, que estos esperarían en la tumba hasta el día de la resurrección destinada para ellos. Es decir, que si la persona vivió conforme a los mandamientos del Eterno, será resucitado en la venida del Mesías, y si no vivió conforme a estos, será resucitado en la segunda resurrección para ser juzgado ante el trono del Eterno (vea Revelación 20 completo).

Visto esto, debemos decir que el Mesías no pudo haberle predicado a personas muertas, porque las Escrituras son claras al momento de explicarnos que todos los que han muerto no pueden recordar nada ni tienen más memoria.

Porque los vivos saben que han de morir, pero los muertos nada saben, ni tienen más recompensa, porque hasta su memoria es puesta en el olvido.
Han perecido con su amor, con su odio y con su envidia, y nunca más tendrán parte alguna en todo lo que se hace debajo del sol.

Eclesiastés 9:8-6

¿Entiende usted amado lector este principio? No existe forma de que el Mesías haya podido predicarle a personas antes del diluvio que no recibieron la verdad; ni tampoco que ellos pudieran escuchar la verdad del evangelio, porque, como leímos, los muertos nada saben, ni tienen memoria. Ahora analicemos la condición de estas personas que vivieron antes del diluvio y que muchos dicen que se salvaron o escucharon la supuesta predicación del Mesías. La Biblia dice que la condición pecaminosa de los antediluvianos era dada hacia el mal, así que, ¿cómo puede una generación rechazada, y por la cual fue destruida la tierra, ser merecedora de recibir el mensaje de salvación para salvarse? Si las Escrituras dicen lo contrario dando testimonio de ellos, de que eran malvados y que luego serían un ejemplo para los creyentes que se apartaran de la justicia, tanto mas, que las Escrituras no muestran indicios de que una persona después de haber vivido una vida de maldad, luego de morir, pueda recibir la salvación, debido a que sus hechos ya le han juzgado.

Cuando los hombres comenzaron a aumentar en la tierra y les nacieron hijas,
los hijos de ha’Elohim vieron cuán hermosas eran las hijas de los hombres y escogieron esposas de entre las que les agradaban.
Pero Yahweh dijo: “Mi aliento no permanecerá en el hombre para siempre, ya que él no es más que carne; que se le concedan sólo ciento veinte años”.
Fue entonces, y también más tarde, cuando aparecieron los Nefilim en la tierra, cuando los hijos de ha’Elohim cohabitaron con las hijas de los hombres, quienes les dieron descendencia. Ellos fueron los héroes de antaño, los hombres de renombre.
Yahweh vio cuán grande era la maldad del hombre sobre la tierra, y cómo todo plan ideado por su mente no era sino perverso todo el tiempo.
Y Yahweh lamentó haber creado al hombre en la tierra, y se le entristeció el corazón.
Yahweh dijo: “Borraré de la tierra a los hombres que he creado, al hombre junto con las bestias, los reptiles, y las aves del cielo; porque lamento haberlos hecho”.
Pero Nóaj alcanzó el favor de Yahweh.

Bereshit/Genesis 6:1-8

Basados en la evidencia bíblica anterior, podemos decir que los espíritus encarcelados no eran personas que estaban atados o presos allí, ni tampoco pudieron ser los antediluvianos por el hecho de tener una condición corrupta, y ver que sólo Noe/Noaj junto a su familia fue salvado. Puesto que, como vimos, sólo hay una oportunidad, y es en esta vida para recibir la verdad y andar por ella. Después de aclarar estas dudas, vayamos a nuestro texto y analicemos.

1Pe.3:18 Porque también el Mesías padeció una vez por los pecados, el Justo por los injustos, para llevaros a Elohim; padeciendo en la carne pero vivificado en el espíritu. Lo primero que quiero resaltar es que el Mesías sufrió una sola vez y fue en la carne, de esto es que pedro comienza hablando. Luego dice que su propósito era llevarnos al Eterno mediante ese sacrificio de su muerte y resurrección. Después esta la frase muerto en la carne, esta frase lo que quiere decir es que el Mesías padeció estas cosas en su cuerpo mortal antes de ser resucitado, el libro de hebreos nos aclara este respecto:

Quien en los días de su carne, habiendo ofrecido ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que podía rescatarlo de la muerte, fue oído a causa de su sumisión.

Hebreos :7

Esta claro que se habla de los sufrimientos en su cuerpo mortal. Inmediatamente después se nos dice que fue vivificado en el espíritu, y esto habla de su condición inmortal y de la resurrección que el Padre ejecutó sobre el Mesías por medio de su espíritu de santidad. Veamos unos textos que aclaran lo que estamos diciendo:

Pero Yahweh lo resucitó, librándolo de las ataduras de la muerte, porque no era posible que continuara retenido por ella.

Hechos 2:24

Y si el espíritu de Aquel que resucitó a Yahoshúa de entre los muertos mora en ustedes, el que resucitó al Mashíaj de entre los muertos también dará vida a sus cuerpos mortales mediante Su espíritu que mora en ustedes.

Romanos 8:11

Note cómo, por medio del espíritu del Eterno, el Padre le dio vida al Mesías Yeshua. Así que es claro que la frase: vivificado en el espíritu, significa que recibió la vida Eterna por medio del espíritu de Elohim y, mediante el mismo espíritu, Yahweh le dará vida a los que mueran en el Mesías también. Esto es bueno tenerlo claro porque luego viene una frase crucial que es asociada con las frases analizadas. Quiza usted diga: porque entonces el texto dice en el y no por el o mediante el espíritu?. Lo cierto es que el texto griego tiene muchas debilidades y a este a su vez se le dificulta transmitir la idea hebrea de los escritores. Si usted observa el texto Griego en un interlineal se dará cuenta que la idea es la que hemos mostrado, que el Mesías fue resucitado por medio del espíritu, siendo que la palabra vivificar tiene que ver con darle vida en este contexto.

La palabra Griega ”zóopoieó’‘ es la que se traduce como que ha sido vivificado, es decir que ha recibido vida por medio del espíritu de Elohim como ya lo hemos visto en los textos presentados anteriormente.

1Pe 3:19 en el cual también fue a predicar a los espíritus encarcelados. La frase sombreada da la idea de que es en forma espiritual que el Mesías fue y predicó a estos espíritus, pero no es así, ya que en griego existen las frases dativas que son aquellos sustantivos que guardan relación con el pronombre, y aquí hay un caso de esos, donde la frase en el cual, tiene relación con el cuerpo glorificado que recibió el Mesías después de haber sido resucitado por el Padre, y con el cual fue llevado al Cielo a la diestra de la Majestad. Lo que quiere decir que es en este cuerpo ya resucitado e inmortal que el Mesías hace lo siguiente que indica el texto.

Lo siguiente es entender la palabra traducida como predicar, traducida así en nuestro texto. Esta palabra viene del griego Keruso, y ha sido traducida como anunciar, proclamar, publicar, pregonar etc. Lo interesante de esta palabra usada es que, no fue usada la palabra evangelizo, la cual comúnmente es usada para transmitir la idea de buenas nuevas de salvación como en Isaias 61:1. De ser así nuestros amigos que interpretan que el Mesías predico el evangelio, estarían apoyados por esta palabra en el texto, en cambio se usa Keruso para indicar la proclama de un heraldo que publica un triunfo de victoria, como se solía hacer en los juegos de Grecia. Esta idea es importante para lo que vamos a explicar mas adelante. Veamos continuación algunos ejemplos de su traducción y aplicación en los escritos nazarenos.

Y vi a un ángel fuerte que proclamaba a gran voz: ¿Quién es digno de abrir el rollo y desatar sus sellos?

Revelaciones 5:2

El hombre de quien habían salido los demonios le rogaba que lo dejara seguir con él. Pero Yahoshúa le respondió: “Vuelve a tu casa y cuenta cuán grandes cosas ha hecho por ti Elohim”. Y él se fue, proclamando por toda la ciudad cuán grandes cosas había hecho Yahoshúa por él.

Lucas 8:38-39

Se puede entender, entonces, a partir de estos textos, que la palabra predicar no es la más adecuada para la traducción, puesto que los lectores cristianos tienen la idea de que cada vez que Keruso aparece así traducida, se refiere al mensaje del evangelio. Pero, como hemos visto, no siempre es el caso. En ocasiones se debe ver el contexto de una palabra, para deducir la forma más adecuada de su traducción. Como el caso del hombre que antes estaba enajenado, este después de ser liberado fue y anuncio la victoria del Mesías sobre los demonios y de que manera el mismo fue liberado. En nuestro caso principal no se habla de que el Mesías haya anunciado el evangelio, ya que, como vimos en textos anteriores, era imposible que los antiguos antediluvianos recibieran el mensaje de la verdad por su vida corrupta. Otra opinión a esto es que no hay segundas oportunidades después de que alguien muere, y en este punto hasta los creyentes cristianos estarán de acuerdo.

Entonces, antes de sugerir una posible traducción para la palabra Keruso, analicemos quiénes eran estos espíritus a quienes el Mesías les predicó, como muchos dicen. Veamos algunos textos que hacen sentido con lo que creía el escritor bíblico y que encajan perfecto con la idea del texto.

Sin embargo, no se regocijen de esto, de que los espíritus se les sujeten, sino regocíjense de que sus nombres están inscritos en los cielos”.

Lucas 10:20

Todos se maravillaron, de modo que discutían entre ellos diciendo: “¿Qué es esto? ¡Una nueva doctrina con autoridad! Aun a los espíritus inmundos él les ordena, y le obedecen”.
Pronto se extendió su fama por todas partes, en toda la región alrededor del Galil.

Marcos 1:27-28

Una vez llegado a la otra orilla, a la región de los gadarenos, le vinieron al encuentro dos endemoniados que habían salido de los sepulcros. Eran violentos en extremo, tanto que nadie podía pasar por aquel camino. Y ellos lanzaron gritos diciendo: “¿Qué tienes con nosotros, Hijo de Elohim? ¿Has venido acá para atormentarnos antes de tiempo?”

Mateo/Matityah 8:28-29

Por avaricia harán mercadería de ustedes con palabras fingidas. Desde hace tiempo su condenación no se tarda, y su destrucción no se duerme.
Porque si Yahweh no dejó sin castigo a los mensajeros que pecaron, sino que, habiéndolos arrojado al Tártaro en prisiones de oscuridad, los entregó a ser reservados para el juicio;

2 Pedro 2:3-4

Note cómo el mismo Pedro se hace eco de esta realidad citando al libro de Enoc, al igual que Judas lo hará en su carta también. Ya que existía la creencia después de la construcción del segundo Templo de que los ángeles habían sido quienes se llegaron a las mujeres de la tierra para habitar sexualmente con ellas, y así engendrar gigantes que corromperían la tierra luego. Así que esto es lo que está en la mente del autor bíblico al hablar de espíritus encarcelados en prisiones de oscuridad. La versión de arriba usa la palabra Tártaro, pues es la que aparece en el texto griego, debido a que para ellos este era un lugar al fondo de una montaña donde estaban encerrados los Titanes, seres mitológicos e inmortales que habían sido encerrados por los dioses principales de la mitología griega (Zeus, Hades y Hares), pero para el escritor hebreo esta era una forma de referirse a una condición de oscuridad en la que estaban estos seres espirituales.

Ahora bien, quiero hacerles recordar, ya que todo lo han sabido, que Yahweh, al librar al pueblo una vez de la tierra de Mitsráyim (Egipto), después destruyó a los que no creyeron.
También a los mensajeros que no guardaron su primer estado sino que abandonaron su propia morada, los ha reservado bajo tinieblas en prisiones eternas (Tartaro) para el juicio del gran día.

Judas/Yahudah 1:5-6

Según el texto de Revelaciones 20, narra en qué manera y forma estos seres espirituales serán juzgados al final de los tiempos. Por otro lado, veamos entonces cómo debería traducirse el texto que habla de la predicación del Mesías a estos espíritus, que como hemos visto son ángeles caídos, que no guardaron su lugar de dignidad. Veamos algunas traducciones de la biblia:

(BPD)  Y entonces fue a hacer su anuncio a los espíritus que estaban prisioneros,

(“Kadosh“)  y de esta forma fue y les hizo una proclamación a los ruajim (espíritus) en prisión,

(DA)  y de esta forma fue y les hizo una proclamación a los ruajim (espíritus) en prisión,

Podríamos citar muchas más que como estas cambian la palabra predicar por proclamar y anunciar. La idea es que entendamos que el Mesías fue a hacerles a estos espíritus o ángeles caídos una proclama de su victoria, como un guerrero que sale victorioso y ridiculiza a sus rivales, como lo describe el Enviado Pablo en el siguiente texto:

También despojó a los gobiernos y autoridades, y los exhibió como espectáculo público, habiendo triunfado sobre ellos en el madero.

Colosenses 2:15

El texto anterior nos deja ver claramente que al ascender al cielo el Mesías publicó su victoria a estos espíritus encarcelados e hizo de ellos un espectáculo público. Un comentario de la biblia textual dice lo siguiente respecto al texto citado:

Se refiere a los derrotados obligados a marchar ante el vencedor.

(BTX3)

Otro comentario bautista al nuevo testamento dice lo siguiente. nota: (el nombre del Padre y la palabra Cristo han sido cambiados para mantener la pureza de estos, lo demás ha sido tomado tal y como esta en el comentario).

Usando la figura de la procesión triunfal del conquistador en la que los cautivos de guerra
eran exhibidos para magnificar la gloria del vencedor, Pablo dice que el Mesías
derrotó y desarmó a los poderes de su autoridad. Al exhibirlos como
espectáculo público, él (Yahweh más bien que el Mesías) expuso ante el universo su
total impotencia, conduciéndolos “en él” (es decir, “en el Mesías”, en vez de “en ella”,
la cruz; ver nota de la RVA) en su procesión triunfal para que todo el mundo
pueda ver la grandeza de su victoria.

(Nuevo Comentario Bíblico)

Ahora, sé que usted se estará preguntando si estos espíritus están en el cielo que conocemos o en la tierra. Veamos lo que dicen las Escrituras al respecto:

porque nuestra lucha no es contra sangre ni carne, sino contra principados, contra autoridades, contra los gobernantes de estas tinieblas, contra espíritus de maldad en los lugares celestiales.

Efesios 6:12

Fíjese cómo el texto hace sentido con lo que Pablo les dijo a los Colosenses sobre dichas autoridades y de como el Mesías las exhibió públicamente, aquí dice lo mismo y detalla cómo estas entidades habitan en la regiones celestes o atmósfera, esto no quiere decir que ellos habiten el tercer cielo donde mora Yahweh, sino mas bien que ellos habitan el cielo atmosférico que conocemos, desde allí ejercen influencia sobre la tierra, sobre las personas que están bajo el poder del pecado. Partiendo de allí, queda contestada la pregunta de hacia dónde fue el Mesías a predicarle, pues como vimos, cuando el Mesías asciende al cielo es que se da este suceso. De esto termina hablando Pedro en su carta y es cuando todo lo demás tiene sentido. El Mesías ejerce poder y dominio sobre estas autoridades espirituales desde la morada de Yahweh, mientras que estos habitan el universo, donde están las constelaciones.

Ahora él (Mesías), después de ascender al cielo, está a la diestra de Elohim; y los mensajeros, las autoridades y los poderes están sujetos a él.

1 Pedro 3:22 énfasis añadido

Yahweh dijo a mi amo: “Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por tarima de tus pies”.
Yahweh enviará desde Tsiyón tu poderoso cetro; ¡domina en medio de tus enemigos!

Salmos 110:1-2

…y cuál es la inmensurable grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, conforme a la operación del dominio de su fuerza.
Elohim la ejerció en el Mashíaj cuando lo resucitó de entre los muertos y lo hizo sentar a su diestra en los lugares celestiales,
por encima de todo principado, autoridad, poder, dominio y todo nombre que se menciona, no sólo en esta era sino también en la venidera.
Aun todas las cosas las sometió Elohim bajo sus pies y lo puso a él por cabeza sobre todas las cosas para la comunidad,
la cual es su cuerpo, la plenitud de aquel que todo lo llena en todo.

Efesios 1:19-23

Ya que hemos visto todo esto y aclarado los puntos importantes, podemos sacar varias conclusiones:

  1. La frase: muerto en la carne, hace alusión a la muerte del Mesías.
  2. La frase: vivificado en el espíritu, hace alusión a la resurrección del Mesías y fue en esta condición que fue y anunció a los poderes celestiales su victoria.
  3. El Mesías no fue al infierno, sino que ascendió a los cielos y, al ascender, visitó la atmósfera donde se encuentran estos seres según Efesios 6:12.
  4. El Mesías no predicó el evangelio, sino más bien, anunció y proclamó su victoria ante estas autoridades celestiales, tal como lo dice Colosense 2:15.
  5. Estos seres espirituales son los ángeles caídos, que bien dice Pedro desobedecieron en tiempos del diluvio del libro de Génesis 6 y del libro apócrifo de Enoc, a quien también cito Pedro en su segunda carta.
  6. Este texto no puede ser usado para enseñar que existe un infierno, y que el Mesías bajo al mismo, para llevar el mensaje del evangelio como muchos afirman. Un texto no puede ser usado para enseñar o afirmar una doctrina, para esto es necesario utilizar varios textos que afirmen dicha enseñanza y sobre todo que dicha enseñanza tenga sus bases en la Torah (Ley de Elohim).
  7. Es importante ver el contexto en el que se dice una cosa y no sacar conclusiones previas, basadas en nuestras creencias. Debemos al mismo tiempo ver lo que creía el autor bíblico antes de poder llegar a conclusiones, debido a que estas creencias pueden estar implícitas en el texto al momento de que dicho autor escribiera.

Publicado por

FREYTHER MARTIN SEVERINO

Soy estudiante de hebreo bíblico, mi visión es servir a Yahweh y a los demás como el Maestro Yahoshua/Jesus nos enseño, y ayudarlos a su ves a cumplir con la misión que tiene cada individuo ante su Creador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s