Textos DIFÍCILES sobre la muerte parte 2

Continuando con nuestra serie de estudios sobre la muerte, y en la que estamos analizando textos difíciles de entender a simple vista para el lector de la biblia. Queremos analizar en esta ocasión una parábola muy debatida y usada para apoyar la doctrina del infierno y del cielo, como un lugar al que van los muertos cualquiera haya sido su obra en la tierra. Cabe decir, que esta doctrina fue difundida por la iglesia católica, que a su vez fue aprendida de ellos por la iglesia protestante. Para saber mas sobre la posición de esta doctrina católica valla al siguiente enlace: http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/p123a12_sp.html

Lucas 16:19 Había cierto hombre rico que se vestía de púrpura y lino fino blanco, haciendo banquete cada día con esplendidez. 20 Había también cierto mendigo llamado Lázaro, el cual, lleno de llagas, había sido echado junto a su puerta. 21 Y ansiaba saciarse con lo que caía de la mesa del rico, y hasta los perros venían a lamerle las llagas. 22 Sucedió entonces que murió el mendigo y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham. Y murió también el rico y fue sepultado. 23 Y alzando sus ojos en el Hades, estando en tormentos, ve a Abraham desde lejos y a Lázaro en su regazo. 24 Y dando voces, dijo: ¡Padre Abraham, ten misericordia de mí! y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua, porque estoy atormentado en esta llama. 25 Abraham respondió: Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro asimismo los males, pero ahora es consolado aquí, y tú atormentado. 26 Además de todo eso, entre nosotros y vosotros ha sido puesta una gran sima, de tal modo que los que quieran cruzar de aquí a vosotros, no puedan, ni de allá pasar a nosotros. 27 Dijo entonces: Padre, te ruego pues lo envíes a la casa de mi padre, 28 porque tengo cinco hermanos; para que les advierta, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. 29 Pero Abraham dice: A Moisés y a los profetas tienen: ¡Óiganlos! 30 Pero él dijo: No, padre Abraham, pero si alguno llegara a ellos de los muertos, se arrepentirían. 31 Pero le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán si alguno se levanta de entre los muertos.

Lucas 16

Lo primero que deseamos aclarar en este escrito es que toda parábola tiene un propósito de enseñanza puro y no pretendía nunca instruir sobre algún tema doctrinal en Israel, sino más bien, llevar al oyente al entendimiento de una verdad en la que estaba procediendo mal. En las Escrituras hebreas es común que se usaran parábolas, así que, esta forma de enseñanza no era nueva, ni implementada por Yeshúa mismo, sino más bien, una manera rabínica de enseñar desde tiempos antiguos en Israel, ejemplo de ello tenemos en (2 Samuel 12:1-9);(2 Samuel 14:1-13).

En griego las parábolas tenían el significado de ser ilustraciones ficticias, que con el tiempo pasaron a ser ficticias, pero con la posibilidad de que se refirieran a temas de la vida real. Creo que esta ha sido la confusión de muchos autores cristianos que defienden el tema doctrinal sobre el infierno y su relación con esta parábola.

Por otra parte, en hebreo la palabra tiene otro significado que nunca cambió, y es el término ”Mashál”, que tiene la idea, no sólo de parábola (comparación ficticia), sino también de proverbio. De aquí el nombre de un famoso libro llamado en hebreo Mishlé/Proverbios, que también quiere decir fábula, refrán, un ejemplo, etc.. Este término, entonces, hacía más alusión a algo que no era cierto, sino más bien, que, como hemos dicho, pretende enseñar y corregir al oyente.

Entendiendo esto que hemos dicho, vayamos a nuestro texto y entendamos que cada personaje tiene un significado, y que se refiere a un público específico al cual Yeshúa hablará y reprenderá por sus malos hechos. Si vemos el verso 14, veremos que Yeshúa está hablando con un público llamado “fariseos”, que eran amantes de las riquezas y les gustaba ser alabados por el pueblo; este punto se viene tratando desde el comienzo del capítulo 16. Entonces, pareciera que Yeshúa ha venido atacando sus malas obras con parábolas, y pues, queriendo terminar con una ya conocida en aquel entonces, la tomará dándole un giro extraordinario.

En Israel existían alrededor de 5 sectas que eran como partidos políticos, que predominaban en aquel entonces, estos eran: Fariseos, Saduceos, Zelotes, Herodianos, y también estaban los esenios(qumranitas), una secta que vivía, a diferencia de los ya mencionados, apartada en el desierto y alejados de las contaminaciones que para aquel entonces existían en las demás sectas del judaísmo y del liderazgo del templo.

Entre las creencias de los fariseos, que son la secta que nos interesa para entender esta parábola, estaba la de la inmortalidad del alma, de ángeles, demonios ect, de estas nos enseña Flavio Josefo en su libro Guerra de los judíos lo siguiente: Sostienen que el alma es inmortal, pero solo el alma de los buenos emigra a otro cuerpo (resurrección), mientras que las almas de los malvados sufren castigos eternos (Antigüedades de los judíos, capitulo 18, 1, 3 y 14).

Como puede ver los fariseos habían adoptado estas creencias de las naciones y puesto que ellos mismos alcanzaron mayor influencia en el pueblo, este concepto era el mas creído en toda Judea, aunque no en todos los judíos de la época cabía esta idea.

Ya que podemos entender sus creencias, pasemos a ver que quiere decir la parábola.

La primera cosa que analizaremos es que el Mesías utiliza el verbo ”había”, esta sencilla palabra nos muestra, que la historia era ficticia y conocida ya para aquel entonces, pues el Mesías Yeshua no era el inventor de la misma. El Mesías dice que este hombre se vestía de purpura y de lino fino, y que además hacia banquetes costosos, estas telas por otro lado, eran un símbolo de poder, pues solo los reyes y mandatarios de aquel entonces eran capaces de usar tales atuendos. Los fariseos eran considerados por tener una vida de lujos y de búsqueda de poder, razón por la que sectas como los esenios(qumranitas), que a diferencia de ellos eran ascetas y vivían una vida mucho mas humilde, los fariseos en cambio trataban de lucrarse con cualquier situación y buscaban la gloria de los hombres:

42 Sin embargo, muchos, aun de los gobernantes, creyeron en El, pero por causa de los fariseos no lo confesaban, para no ser expulsados de la sinagoga. 43 Porque amaban más el reconocimiento de los hombres que el reconocimiento de Elohim. 

Juan 12


Por eso, cuando des limosna, no toques trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres. En verdad os digo que ya han recibido su recompensa.

Mateo 6:2

Así que podemos estar claros por estas evidencias históricas y por el contexto bíblico que hemos mencionado, que la secta de los fariseos representan a este rico, pero que no solo los incluye a ellos sino también a sus hermanos, de los cuales hablaremos mas adelante. Luego la parábola menciona a un hombre pobre que comía de la mesa de este rico, a quien entonces representa este hombre pobre?, debido al nombre Lázaro muchos suponen que al ser la única parábola que tiene un nombre propio en ella, esto le da la validez de ser real, lo cual no es así, pues el nombre Lázaro en griego, era un nombre muy popular en la época, lo mismo que el nombre Elazar que es el nombre que se le da en hebreo a este personaje. Debido a los hechos que este hombre pobre ejecuta en la parábola, permítame proponerle, que este hombre pobre en realidad se refiere a los gentiles y también a los Israelitas que se gentilizaron en las naciones olvidando la casa de su padre como en la parábola del hijo prodigo, la cual en realidad también es un tipo de las ovejas perdidas de la casa de Israel y que malgastaron su herencia en las naciones. Una escena que nos puede ilustrar lo que estamos proponiendo esta en el libro de Mateo:

26 Y El respondió y dijo: No está bien tomar el pan de los hijos, y tirárselo a los perrillos. 27 Pero ella dijo: Sí, Señor; pero también los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos. 28 Entonces, respondiendo Yeshua, le dijo: Oh mujer, grande es tu fe; que te suceda como deseas. Y su hija quedó sana desde aquel momento.

Mateo 15

Si vemos el contexto de esa historia, nos damos cuenta, que esta mujer era proveniente de la región de Tiro y de Sidón, estas eran regiones gentiles pero que habían aprendido del Eterno de Israel la verdad, hasta donde el judaísmo de aquel entonces les permitía. Lo que nos deja con la respuesta obvia de que aquel pobre, representa aquellos pobres de espíritu, que estaban en las naciones dispersos pero que venían a alimentarse de los Judíos en su fe. Y que también eran fieles con lo poco que recibían de ellos, aprovechándolo al máximo.

Lo siguiente es entender la idea que tenían los judíos sobre el seno de Abraham y sobre el Hades. Como ya hemos dicho antes, estas creencias fueron aprendidas de ellos por la filosofía griega de su tiempo que influía en su fe, quizá hasta indirectamente. Josefo nos enseña en el libro de antigüedades judías, que los fariseos al igual que los griegos creían que existía un lugar en el Hades, donde también coexistía un lugar llamado el seno de Abraham que se encontraba a la derecha y a donde los ángeles llevaban a los justos que habían muerto, mientras que los malvados eran llevados a la izquierda a un lugar de tormento eterno, un lugar frió y que a su vez eran atormentados allí. (Antigüedades Judías Capítulo IX, pág..119)

Esta parábola que a menudo es usada para enseñar sobre la creencia de un lugar a donde van las almas después de morir tiene muchas incongruencias respecto a lo que enseña la biblia, puesto que la escritura enseña que uno fue llevado al cielo y otro fue llevado a la sepultura (ver.22). Otra cosa que dice es que estando en aquel lugar quemándose alzo los ojos y pidió agua, ¿Cómo podría una persona que esta muerta ejecutar estas acciones que solo le competen a los vivos, más aún, como podrían aquellos que defienden la inmortalidad del alma darle las facultades que poseen los cuerpos humanos, como oler, escuchar, saborear ect?, . Todos estos actos tienen diferencias con lo que nos enseña la Escritura.

Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más recompensa, pues el recuerdo de ellos cae en el olvido. También han perecido su amor, su odio y su envidia; ya no tienen parte en este mundo, en todo lo que se hace debajo del sol.

Eclesiastés 9:5-6

Nota usted como la Escritura desmiente que haya algo después de morir, más aún, nos dice que sentimientos tales, como: amor, odio y envidia ya no están mas en la persona, después que esta fallece. Los que enseñan sobre la postura de la inmortalidad del alma como los griegos, afirman que el alma es donde se asientan los pensamientos y sentimientos del ser humano, entonces como es posible, que estos sentimientos sigan activos en el rico, cuando la realidad es que la Escritura dice, que al morir ya no hay tales sentimientos?

Entienda, el propósito de esta parábola no es dar detalles sobre lo que pasa después de la muerte, pues la Escritura es clara sobre eso, sino que trata de hablar al judaísmo de aquella época y a las sectas existentes, quienes trataban de justificarse por sus obras y por estar seguros en su salvación, por ser ”hijos de Abraham”.

7 Pero cuando vio que muchos de los fariseos y saduceos venían para el bautismo, les dijo: ¡Camada de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira que vendrá? 8 Por tanto, dad frutos dignos de arrepentimiento; 9 y no presumáis que podéis deciros a vosotros mismos: “Tenemos a Abraham por padre, porque os digo que Elohim puede levantar hijos a Abraham de estas piedras.

Mateo 3

33 Ellos le contestaron: Somos descendientes de Abraham y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: “Seréis libres? 

Juan 8

Note usted la arrogancia, que había en ellos, por creer, que por ser descendientes directos del patriarca podían ser salvos o tener seguro su lugar en la resurrección y vida eterna. Es lo mismo que la parábola reflejara al hablar del rico (judaísmo), su incompetencia por no vivir una vida realmente justa sino, basada en las riquezas y vanidades de la vida, y no considerando realmente, a quien necesitaba la enseñanza de la Torah en sus vidas. Esto es importante, ya que la historia narrada revela que Abraham es importante para el rico y que es visto como el medio para llegar a alcanzar la vida Eterna, es decir que, al imitar la fe del patriarca ellos pensaban que podían tener acceso a esa vida (olam habahmundo venidero). Debido a esto vemos en el relato que el rico le suplica al Patriarca que les avise a sus hermanos de lo que ahora el reconoce, no existe forma alguna de obtener vida eterna sino a través del cumplimiento misericordioso de la Torah del cual el se había alejado.

El que el rico dice tener 5 hermanos que también están siguiendo un camino errado, y ahora que el puede ver, que no era suficiente su justicia, necesitaba avisarles. Estos 5 hermanos, son parte de las sectas de aquel entonces, Fariseos, Saduceos, Zelotes, Herodianos y Esenios(qumranitas). Estas sectas tenían en común el considerarse así mismas como el camino hacia la salvación, basados muchas veces en una fe errada, aunque siempre se puede ver en ellas muchas cosas buenas de las cuales Yeshua habría de alabarles. Es por eso, que los fariseos dicen, que el solo hecho de ser hijos de Abraham les acreditaba la libertad espiritual y este era un concepto general en el judaísmo, pero Yeshua les dirá que solo habría una forma, y es solo conociendo la verdad. La verdad tenia que ver con recibir aquel enviado por el Padre y no basar su vida en su sola justicia para ser libres de la esclavitud del pecado.

Al ver a los Profetas y a la Torah ellos nunca reconocieron que estas ya daban testimonio de como debía vivirse para llegar a ser dignos de la vida eterna. Es por eso que la parábola dice, que no importa si un muerto resucitaba (cosa que ya había pasado con Lázaro el amigo de Yeshua), ellos no recibirían la verdad porque estaban ciegos espiritualmente.

Basado en nuestro argumento podemos decir que la parábola encierra lo siguiente:

  1. Juzgar las acciones hipócritas de las sectas judías, en especial la de los Fariseos.
  2. Condenar la vida despreocupada, y condenar una vida de opulencia excesiva.
  3. Establecer, que no por el hecho de ser hijos de Abraham en la carne necesariamente, se les acreditaba la salvación, pues no son hijos de Abraham aquellos que descienden de él, sino aquellos que imitan sus obras de fe (Lucas 13:16); (Lucas 19:9).
  4. Solo por medio de la practica justa de la Torah y de la fe en Yeshua como el enviado de Elohim se puede alcanzar la vida Eterna.

Para terminar debemos citar a Roberto Morris quien escribió un libro tratando de defender la postura de la inmortalidad del alma y del infierno. Este hombre tuvo que afirmar en su libro que esta parábola no es real, sino más bien, que afirma las bases de lo que ya hemos dicho antes. Debido a este hecho y a los datos históricos que hemos ofrecido, entendemos que el concepto de un infierno y de un alma inmortal provenía del pensamiento griego de la época y de una errada interpretación rabínica de aquel entonces, quizá aprendida desde babilonia y que se fue amalgamando en un sistema de creencias.

Es importante que sepamos que Yeshua no tenia la intención de crear una secta con fundamentos doctrinales, sino mas bien, reforzar las enseñanzas que ya estaban bien en el Judaísmo y destruir las que estaban erradas y apartadas de la Toráh, trayendo así una interpretación pura del mandamiento, y que este pudiera ser guardado con el debido y correcto cuidado. La intención de Yeshua nunca se baso en fundar una secta, sino mas bien, como lo antiguos profetas hicieron, crear un camino correcto de interpretación para que el pueblo no se extraviara. Esta es a su vez, la idea que impera en el Judaísmo moderno de que el Mesías traería una enseñanza pura y guiada por Elohim. He aquí unas citas de lo que estamos hablando:

44 Nadie puede venir a mí si no lo trae el Padre que me envió, y yo lo resucitaré en el día final. 45 Escrito está en los profetas: “Y todos serán enseñados por Yahweh. Todo el que ha oído y aprendido del Padre, viene a mí. 

Juan 6:45


Todos tus hijos serán enseñados por el Yahweh, y grande será el bienestar de tus hijos.

Isaías 54:13


He aquí, vienen días–declara Yahweh– en que levantaré a David un Renuevo justo; y El reinará como rey, actuará sabiamente, y practicará el derecho y la justicia en la tierra.

Jeremías 23:5


“En aquellos días y en aquel tiempo haré brotar de David un Renuevo justo, y El hará juicio y justicia en la tierra.

Jeremías 33:15


Entonces pondré sobre ellas un solo pastor que las apacentará, mi siervo David; él las apacentará y será su pastor.

Ezequiel 34:23

Para terminar debemos decir entonces que el propósito de una parabola (Mashal) nunca sera enseñar e ilustrar un fundamento doctrinar, nunca fue usado de este modo en Yisrael y el Mesías no es la excepción a esta regla, sino que, como un verdadero Judio aplico correctamente este método para confrontar de una manera indirecta pero firme las obras de los hombres de aquella época.

Publicado por

FREYTHER MARTIN SEVERINO

Soy estudiante de hebreo bíblico, mi visión es servir a Yahweh y a los demás como el Maestro Yahoshua/Jesus nos enseño, y ayudarlos a su ves a cumplir con la misión que tiene cada individuo ante su Creador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s