Rebeldía ante yahwéh

1) ¿Quienes son los 12 enviados?

Yahwéh le dice a Moshéh (Moisés) que envíe (por su cuenta, es decir, no los eligió Yahwéh sino Moshéh) a 12 hombres líderes, uno de cada tribu, para explorar la tierra de Kenáan.

Y vemos entonces como cita esto el texto, en Bemidbar/Nm 13, nos dice 2-15

Núm 13:2 “Envía unos hombres a explorar la tierra de Kenaan, que le voy a dar al pueblo yisraelita; envía un hombre por cada una de sus tribus ancestrales, cada uno un capitán entre ellos”.

Núm 13:3 Así que Moshéh, por orden de Yahweh, los envió desde el desierto de Parán. Todos los hombres eran dirigentes de los yisraelitas.

Entonces…

¿A quienes se envía? Pues vemos desde el hebreo, que Yahwéh le ordena a Moshéh que envíe a los “Nasím”, es decir príncipes, los principales, hombres de autoridad, que sean jefes entre los suyos. Es decir los que son cabeza en cada una de sus casas o tribus. Por ende se eligió a los que aparentemente eran los mejores.

Y ¿Qué sucede entonces?

Pues que, se envía a los 12 hombres a explorar…

Núm 13:17 Cuando Moshéh los envió a explorar la tierra de Kenaan, les dijo: “Suban allá al Néguev y suban a la serranía. Núm 13:18 y vean qué clase de país es; si la gente que lo habita es fuerte o débil, si son pocos o muchos. Núm 13:19 si la tierra en que habitan es buena o mala; si los poblados en que viven son abiertos o fortificados. Núm 13:20 si el suelo es rico o pobre; si tiene bosques o no. Y tómense el trabajo de traer algo del fruto de la tierra”….

2) ¿Que aconsejó de Moshéh a los enviados?

Tómense el trabajo” como dice la VIN 2015 o “Hagan todo lo mejor que puedan” como dice la versión PDT.

Y aquí Moshéh entre otras varias cosas, les dice a los exploradores y menciona el término hebreo “jazaq” que implica esforzarse, fortalecerse, ser valientes, o sea los instaba a hacer lo mejor posible y no temer, a pesar de lo que pudieran ver.

3) ¿La cambió o no, el nombre Moshéh a Hoshea?

Moshéh le cambia el nombre a Hoshéa, hijo de Nun, por Yahoshúa.

Luego de mencionarse la lista de los Nasím de cada tribu, se menciona lo siguiente…

Núm 13:16 Estos eran los nombres de los hombres que Moshéh envió a explorar el país; pero Moshéh le cambió el nombre a Hoshéa hijo de Nun y le puso Yahoshúa.

Ahora que…veamos…

¿Realmente le cambió Moshéh el nombre a Hoshéa?

Pues mucho antes que Moshéh lo llamara así en Nm 13:16. Ya en Shemot/Ex 17:9

Vemos lo siguiente…

Éxo 17:9 Moshéh le dijo a Yahoshúa: “Escógenos algunos hombres y sal a la batalla contra Amaleq.

¿Moshéh le dijo a Hoshéa? No, ahí dice Yahoshúa (o Yehoshúa según texto masoreta). Lo que nos hace pensar, que inicialmente el llamarlo así, era privilegio y atributo del propio Yahwéh.

Además vale decir que dice en hebreo en Bemidbar/Nm 13:16 cita el texto…

Yehoshúa     Nun      Bin      leHoshéa      Moshéh      vaiqrá

Yehoshúa     Nun   Hijo de   A Hoshéa     Moshéh      Y llamó 

¿El nombre Hoshéa es igual a Yehoshúa? O ¿Cual es la pequeña y la vez sutil gran diferencia?

Pues que simplemente se le añade una “yod” a su nombre, pasando de esa manera a estar el nombre del altísimo incluido en el nombre de Hoshéa. En forma abreviada a través de la primera de las 4 letras del nombre qadosh. La razón del aparente cambio, es por la futura tarea que Hoshéa tendría que llevar a cabo. Que era la de llevar a la “Libertad” física, de hecho, conduciendo al pueblo a la tierra prometida, a la cual ya no podía entrar Moshéh, pero si Yahoshúa (o Josué). Prefigurando, de esta forma también a Mashíaj (el Mesías), quien nos libera de la esclavitud del Avon (o pecado).

Entonces ¿Moshéh le cambió el nombre a Hoshéa o no?

Evidentemente Moshéh, no hizo esto, sino que solo “lo llamó” de esa forma (Yahoshúa), ya que vemos como más adelante le vuelve a llamar Hoshéa, en Devarim (deuteronomio) 32:44.

Deu 32:44 Vino Moshéh, junto con Hoshéa hijo de Nun y recitó todas las palabras de este poema a oídos del pueblo.

Esto pasaje, nos muestra, que no hubo cambio de nombre, sino un “título adjudicado” a Hoshéa. Por motivos ya descriptos, respecto de su futra tarea. Inclusive gramaticalmente, vemos que si le hubiera cambiado el nombre, la expresión correcta debería haber dicho “vaiqrá shemó….” ó sea “y llamó su nombre…”, cosa que en este caso no sucede. El sería, por tanto, conocido así, “Yahoshúa” a partir de ese momento, sin perder jamás su nombre original “Hoshéa”.

Respecto al porque las diferencia “Yehoshúa o Yahoshúa”.

Pues que si bien hay evidencias que muestran que la pronunciación más antigua era Yahoshúa. Los masoretas lo escribieron varios siglos después de esta forma, Yehoshúa. No obstante los motivos de esto, exceden al comentario de esta parashá.  

4) ¿Qué pasa después de los 40 días de exploración?

Al cabo de 40 días los exploradores regresan con su pueblo y se presentan ante Moshéh y Aharón con un informe pesimista (incluso con calumnias) de parte de 10 de ellos, sobre lo encontrado en esa tierra. Veamos…

Leemos resumidamente…

Núm 13:21 Ellos subieron y exploraron la tierra… Núm 13:22 Subieron al Néguev y llegaron a Jevrón, donde vivían Ajimán, Sheshay y Talmay, los anakitas. Núm 13:23 Llegaron hasta el arroyo de Eshkol y allí cortaron una rama con un racimo de uvas que tenían que cargarlo dos hombres en una vara…

Luego dice el texto…

Núm 13:25 Al cabo de cuarenta días regresaron de explorar la tierra. Núm 13:26 Se dirigieron directamente a Moshéh y Aharón y toda la comunidad yisraelita…Núm 13:27 Esto fue lo que les dijeron: “Llegamos a la tierra a la que nos enviaste; verdaderamente fluye leche y miel y este es su fruto. Núm 13:28 Sin embargo, la gente que habita el país es fuerte y las ciudades son fortificadas y muy grandes; además, vimos allí a los anakitas.

Allí se mencionan estas razas (un poco más adelante veremos quienes eran)

Núm 13:29 Los amaleqitas habitan en la región del Néguev; los jetitas, los yevusitas y los emoritas habitan la serranía; y los kenaanitas habitan junto al mar y a lo largo del Yardén”.

Acto seguido y ya indignado Kalev los hace callar…

Núm 13:30 Kalev mandó callar al pueblo delante de Moshéhh y dijo: “De todos modos subamos y tomaremos posesión de ella, porque de seguro la venceremos”….Núm 13:32 Así esparcieron calumnias entre los yisraelitas acerca de la tierra que habían explorado, diciendo: “El país que atravesamos y exploramos es una tierra que devora a sus habitantes. Toda la gente que vimos en ella son hombres de gran estatura. Núm 13:33 vimos a los nefilim (los anakitas son parte de los nefilim)…

5) ¿Quienes era los Nefilim?

En Bereshit-Génesis 6 se relata que estos seres vivieron en la antigüedad remota, antes del diluvio universal y pudieron haber sido la prole de seres sobrenaturales (que vemos en Bereshit/Génesis 6.4 precisamente) El libro apócrifo de Enoc los menciona, dando incluso los nombres de sus príncipes.

En edades antiguas y remotas existieron gentes de gran estatura y porte. Vale decir que también se menciona en la Toráh y el Tanaj, a otras criaturas o razas de gran porte, como a los Refaím y los Pelistim. Incluso se menciona, por ejemplo, en Devarim/Dt 3:11 que uno de sus reyes llamado Og tenía una cama de 4.5 metros de largos y 2 metros de ancho. Pasaje que por cierto, estará próximamente descrito, en unas 7 porciones más adelante, más precisamente dentro de la parashá Devarím (1:1; 3:22).

No obstante basta esta breve descripción y mención a estos seres, que eran buena parte de los que habitaban en la tierra de Kenaan. Es por ende comprensible tuvieran temor de ellos. Pero no se entiende, que después de tan grandes proezas demostradas por Yahwéh, y realizadas delante de todo el pueblo, aun dudaran y temieran. El pecado o lo grave, no era por tanto, que temieran, lo grave era que no tuvieran confianza en Yahwéh, como para superar ese miedo o terror y sobreponerse con emunáh, en tan tremendo Elohim como Yahwéh. 

En el próximo capítulo bien, se muestra como la moral y fuerza interna,  del pueblo comienza a caer, entrando incluso en terror y aun desesperación.  

6) ¿Porque se quejaba siempre, el pueblo?

Ante el informe negativo de 10 de los espías israelitas, el pueblo entra en desesperación y queja ante Moshéh y Aharón por sentir impotencia para conquistar la tierra de Kenáan, recordando nuevamente “el estar mejor” en Egipto, tanto incluso que deseaban volver. Se quejan sin cesar ante Moshéh y Yahwéh los oía…

Caso 1…La comunidad tiene miedo y se queja. Nm 14:1 al 14:4

Caso 2… La comunidad no tiene carne y se queja. Nm 11:1-2

Y aun después de ser castigados, siguieron quejándose Nm 11:4-6

Caso 3…(poco más adelante) La comunidad tiene poca agua y se queja. Nm 20:2-5

Núm 20:5 ¿Por qué nos hicieron salir de Mitsráyim [Egipto] para traernos a este lugar tan malo, un lugar sin grano, ni higos, ni viñas, ni granadas? ¡Ni siquiera hay agua para beber!”

Las quejas son interminables…Las quejas eran interminables, delante de Moshéh y siendo oídas incluso por el propio Yahwéh.

Núm 21:5 y el pueblo habló contra Elohim y contra Moshéh: “¿Por qué nos hiciste salir de Mitsráyim para morir en el desierto? No hay pan ni agua y hemos llegado a aborrecer esta comida miserable”.

7) ¿Como actúan los líderes ante el temor del pueblo?

Volviendo a las quejas, propias de este capítulo. Vemos, que se denota la preocupación, disgusto y aun tristeza en Moshé y Aharon. Líderes de toda la asamblea…cuyos corazones estaban compungidos de dolor, por tales palabras oídas, al pueblo. Aquel mismo pueblo, que vio la mano de Yahwéh manifestarse delante de ellos. Y ese cáncer que se gestaba, tenía un solo nombre “quejas, quejas sin fin”…. Las que vimos, un tanto, como se mostraron un poco antes y aun después de estos hechos…Pero…

¿Qué pasó después?

Núm 14:5 Entonces Mosheh y Aharón cayeron sobre sus rostros delante de toda la asamblea de la comunidad de Yisrael.

Y ¿Cómo reaccionaron los demás?

Ante semejante cuadro de desidia, de falta de cuidado de la relación con Yahwéh y falta de emunáh… Nm 14: 6-9…

Núm 14:9 solo que ustedes no deben rebelarse contra Yahwéh. No tengan entonces temor de la gente del país, que ellos son presa nuestra (o como dice en el hebreo “ki lejeménu jem” “pues ellos serán nuestro pan”); su protección se ha apartado de ellos, pero Yahwéh está con nosotros. ¡No teman!”

O como dice otra versión, la RV1960 con nombres corregidos.

Y que en este caso traduce brillantemente…Núm 14:9 Por tanto, no seáis rebeldes contra Yahwéh,  ni temáis al pueblo de esta tierra;  porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado de ellos,  y con nosotros está Yahweh; no los temáis.

8) ¿Qué reacción final, tiene Yahwéh?

Este fue el día y le momento en que podría haber cambiado la historia…

Núm 14:12 ¡Voy a azotarlos con pestilencia y a desheredarlos y a ti te daré una nación mucho más numerosa que ellos!

Esta era la triste consecuencia de tanta queja y falta de emunáh. Sin razón, ya que la mano de Yahwéh se manifestó a plena luz del día. Esto ahora, podría haber causado un cambio radical y casi desastroso para el destino del pueblo elegido.

Y ¿Por qué razón? ¿Solo por quejas sinfín? No, mucho peor que eso, por lo que se demostraba, por falta de emunáh y confianza, en el Eterno.

Shalom. Por Yoel Yisajar.

MANUAL BÁSICO DE RAÍCES HEBREAS: Parte IV

[Preguntas y Respuestas simples a algunos temas básicos, de las Raíces Hebreas.]

¿EL AMOR ANULA LA TORÁH?

Es una pensamiento común que muchos piensen que porque en una parte de la escritura se dice que amar al Altísimo y al prójimo, “resume” la Ley, esto les parece que significa que anula, cambia, o reemplaza a la Ley por completo. Y esto es un error.

No son sólo dos los mandamientos, sino que son muchos más. Lo que sucede es que esos dos que suelen ser mencionados, resumen a todos los demás, pero no los reemplazan, ¿Se entiende la diferencia?

Se lo explica mejor con un ejemplo: El resumen de un libro nos muestra los aspectos más sobresalientes de este, pero no lo reemplaza ¿Se entiende?

Así pasa con las Mitzvot (mandamientos), por entender mal pasukim (versículos) como éste, muchos piensan que ya no está vigente la Toráh y sus Mitzvot. Ya que piensan que sólo con cumplir estos dos mandamientos está todo hecho. Y esto es una gravísima equivocación.

Veamos…

Mat 22:36  “Rabí, ¿cuál es el mayor mandamiento de la Toráh?”

Mt 22:37  Yahoshúa le contestó. “Amarás a Yahweh tu Elohim con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente.

Mt 22:38  Este es el mayor y el principal mandamiento.

Mt 22:39  Y el segundo es semejante a él: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Mt 22:40  En estos dos mandamientos se basa toda la Toráh, y los Profetas”. (VIN 2011)

Mat 22:40  De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas. (RV1960)

En la versión hebraica se aclara bien que en esos dos preceptos o mandamientos se “basa” la toráh, no que la reemplazan, cambian o anulan. Y aun en la clásica versión Reina Valera se afirma que de esos dos mandamientos “depende” toda la Ley. Y nuevamente es “depender”, no es reemplazar, anular o cambiar en manera alguna.

O sea, que esos dos preceptos o mandamientos son los que rigen en principio toda la Toráh (mal llamada Ley).

Esto significa que toda la escritura va en ese sentido, el del amor al Eterno y al prójimo.

¿CÓMO SE ORIGINÓ LA TRINIDAD?

La idea Trinitaria tiene orígenes antiguos y está fija en diversas culturas (egipcia, sumeria, asiria, etc.). En cuanto al punto específico que Yahoshúa es Yahwéh, esto comenzó a partir del siglo 3, y se hizo LEY a partir del siglo 4, con el apoyo del Imperio Romano por el emperador Constantino.

Y si bien, en un principio, se mantuvo firme la doctrina del UNITARISMO, o sea, que Yahoshúa es el Mesías, no Yahwéh, con el paso del tiempo y, habiéndose comenzado a tener en las kehilot (congregaciones) cada vez más gente proveniente del paganismo, sean judíos (ya paganizados) del Galut (dispersión) o personas del imperio romano, se comenzaron a INFILTRAR ideas diferentes, PAGANAS, y que provenían de variados lugares del imperio. Es así que a partir de fines del siglo 2 y comienzos del siglo 3, comienzan a aparecer las ideas TRINITARIAS.

Durante bastante tiempo se debate sobre este tema, sin llegar a una conclusión unánime. Ya que no era por ese entonces un tema “central”, en realidad. Sino que lo central que se debatía era el tema de la Toráh y su cumplimiento.

Entonces en el siglo IV, en el año 325 aproximadamente, durante el conocido CONCILIO DE NICEA, se decide en forma absoluta que la TRINIDAD sería de ahora en más la doctrina oficial de los creyentes. Que por ese entonces, se comienzan a llamar IGLESIA CATOLICA. Todo esto se producía, por supuesto, con el apoyo completo del emperador Constantino.

Y de 1800 Obispos que había por aquella época, se reunieron poco más de 300 en el Concilio de Nicea. Y esos 300 decidieron por sobre el total de los 1800 existentes. O sea, que decidieron sobre los otros 1500 Obispos que no asistieron a dicho concilio.

Y cuyas posturas doctrinales eran diferentes. ESO ES HISTORIA!!!!!!!

(Pero no la suelen contar, muy a menudo, ya que a muchos no les conviene que se  sepa).

[Fragmento tomado de Wikipedia, basado en: Cf. B. Llorca Vives, Historia de la Iglesia católica. I: Edad Antigua: la Iglesia en el mundo grecorromano, BAC, Madrid 1990, 7ª ed., p. 388.]

Continuando…..Hubo gente como Arrio, que hablaba y predicaba manteniéndose firme en la postura del Unitarismo (o sea que Yahoshúa no es Yahwéh). Por lo que fue calificado de “hereje” y “muerto” a causa de esto (fue asesinado envenenándolo).

No solo Arrio, sino muchos otros eran del mismo pensar. Ya que, incluso, varios de los llamados “Padres de la Iglesia” tenían la misma postura doctrinal sosteniéndola y defendiéndola.  Uno de ellos fue Orígenes, quien habló, enseñó, instruyó y sostuvo hasta el fin la postura del “Unitarismo” (Yahoshúa no es Yahwéh).

Eso le costó, en el año 254 aproximadamente, ser “rechazado” por sus “hermanos”. Y perseguido, encarcelado y torturado. Para finalmente morir, a causa de esto. Sin que nadie hiciera nada por él.

Después del concilio de Nicea, sucede que el emperador romano Teodosio, en el año 379 aproximadamente, literalmente “prohibió” que se hablara del Unitarismo del Arrianismo, o de cualquier cosa que dijera que Yahoshúa no era Yahwéh. Y lo hizo oficialmente, por ley, valiéndose de un “Edicto Imperial”. ESTO TAMBIEN ES HISTORIA!!!!!!!

Finalmente, se implantó la Trinidad por medio de la fuerza del Imperio Romano. Este fue quien aplastó la verdad de las escrituras desde el principio. Dada la “conveniencia” de Constantino de “unificar” el imperio romano bajo una misma “idea” o concepto, acabando con diferencias de pensamiento, y sin alejarse demasiado de las “Divinidades Paganas” que tenían hasta el momento, decidió aunar todos estos conceptos, criterios y creencias bajo un mismo y único “orden”, el “Trinitarismo”!!!!!!!

Años después del emperador Constantino, el Emperador Teodosio fue el que hizo de la doctrina de la Trinidad algo “oficial” en todo el imperio, en el año 381, diciendo o estableciendo la igualdad entre el Padre y el Hijo, al adoptar como religión imperial el “Cristianismo”.

Y todo termina en que a mediados del siglo V, en un nuevo Concilio, se establece la “igualdad absoluta” del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”. Lo cual constituye la implantación completa y oficial de la Trinidad. Ya que antes, si bien ya era usada y aceptada, en realidad se estableció en los concilios anteriores solo la “igualdad” del Padre y del Hijo. Pero no fue sino hasta el siglo siguiente en que se estableció también la igualdad completa, en todo sentido, del Espíritu Santo a las personas del Padre y el Hijo.

Como consecuencia de todo esto, se termina diciendo que es “Anatema” quien diga que Yahoshúa no es Yahwéh (o sea que el Padre no es igual al Hijo). Esta “maldición” es proclamada por edicto en el siglo V por el Cristianismo que ya se llamaba “oficialmente” Iglesia Católica”. Esa es la “Herencia Doctrinal” que recibieron todos los creyentes (salvo los Nazarenos). Aunque a muchos, hoy les cueste admitirlo.

¿CUANTAS LEYES HAY?

Introducción

Es casi ignorado, por la gran mayoría de los creyentes, que existen muchas “Torot” (leyes) dentro de las escrituras en los Escritos Nazarenos (nuevo testamento). Aunque lamentablemente desde el griego no se han hecho las acepciones correspondientes, es decir, no se ha plasmado cada uno de los significados que corresponden según los contextos en que aparecen. Como para poder entender, cada uno de los distintos tipos de leyes.

Sucede que, al no diferirse en las escrituras el término “ley”, y traducirlo “genéricamente” como “una única ley”(en muchos casos), o sea, con un único significado y/o aplicación, nos queda invariablemente cuestiones sin resolver que atañen al verdadero mensaje de las escrituras.

Y este mensaje no es otro, en este caso, que mostrar en verdad que existen “variadas cantidades de leyes”, y no “una sola ley” en las escrituras. Y en cada caso se tiene una aplicación o base distinta. Es decir, que se habla en las escrituras de varios tipos de leyes que se aplican en distintas situaciones y/o momentos de la existencia. Y ninguna de estas es la Toráh, sino que se refieren a muchas cuestiones.

Más el gran problema radica en “agrupar” todos los significados en uno solo. Lo cual solo genera confusión y desconocimiento, sumiendo en el más profundo de los rechazos a la Toráh por parte de muchísimos creyentes.

Los cuales terminan pensando que cada vez que se menciona el término “ley” en las escrituras se está haciendo referencia a la Toráh, cuando esto, no es así.

Significados:

Conozcamos un poco, el término ley, según algunos diccionarios.

Diccionario RAE

Ley = Regla y norma constante e invariable de las cosas, nacida de la causa primera o de las cualidades y condiciones de las mismas.

Diccionario Strong

Nomos = G3551 =

νόμος

Ley (mediante la idea de uso prescriptivo), generalmente (regulación), específicamente (de Moisés;…figurativamente (un principio).

Torá = H8451 =

 תּוֹרָה

De H3384; enseñanza, instrucción, precepto o estatuto, especialmente el Decálogo o Pentateuco:-derecho, dirección, enseñanza legal, ley.

Diccionario Hebreo-Español (Avraham Fernández)

Torá = (tau-vav-resh-hei) = Instrucción, enseñanza, ley, ciencia, doctrina, teoría, etc.

Observación

Vemos, aquí los significados del término “ley”, en el griego, y en el hebreo. Y en el griego “nomos”, se refiere a únicamente a la ley de Moshé. En cambio, en el hebreo, “Torá”, refiere a enseñanza, e instrucción, no solo a ley. (Y este mismo termino Toráh, deriva del termino strong H3384, que es “yará”, y significa “enseñanza”).

Tenemos entonces, que “etimológicamente”, en el griego, no se puede apreciar, los distintos tipos de significados de “ley”, mientras que en el hebreo, si es posible, apreciar, sus distintos usos.

COMENTARIO

Existen distintos tipos, de leyes, descritos en las escrituras, donde se ven claramente, como ser, por ejemplo: la ley de la fe; la ley de la mente; la ley del pecado; del pecado y de la muerte; la ley de la libertad; la ley real; la ley del Espíritu de vida; la ley de justicia; etc.

¿Están aclaradas, en las escrituras, estos casos ó no?

Bueno, pues, en algunos pocos si, más en muchos otros no. El problema radica, en el contexto, de estos y otros casos. En los cuales, se habla de “Ley”, sin hacer la debida “aclaración”. O sea, que al hablar, de estas leyes, luego de mencionadas, se  las llama solo, por el apelativo de “ley”. Y es ahí donde viene la confusión.

Es decir, que cuando, se estaba hablando, de una “determinada” y “particular” “ley”, cualquiera sea ella, luego cuando se lee, el termino solo “ley”, se piensa que se refiere a la ley (ó Toráh), y esto es un clarísimo error.

Ya que si se habla de una ley determinada, se continúa hablando de ella, y no de la Toráh. Por eso cuando, en algunos pasajes, se menciona, que la ley está acabada, tenemos que ver a qué ley, se está refiriendo.

Para no confundirnos, y pensar, que es a la Toráh, que se está refiriendo. Por lo cual caemos, en un peligrosísimo error, que es el de negar la Toráh, rechazar la Ley, y por ende, desobedecer a la voluntad del Altísimo Yahweh.

¿Libres de la Toráh o de la ley?

Es común ver casos como cuando la escritura dice “libres de la ley”, que se piense en la Toráh, cuando en realidad, se refiera, por ejemplo, a la “ley del pecado”.

Existen casos en las escrituras, donde sí se refiere a la ley (ó Toráh), los cuales se deben analizar en su marco correspondiente para no caer en errores.

Pero hay otros muchos casos donde se producen los problemas descritos aquí. Y en los cuales se usan pasajes donde están descritas estas “leyes particulares”, y que no se refieren en absoluto a la ley de Moshé, ó a la Toráh. Es menester, por tanto, leer con detenimiento, y estudiar cada pasaje y cada caso para no confundirnos.

¿QUÉ TIPO DE OFRENDAS HAY?

1) ¿Qué tipos de ofrendas hay?

2) ¿Qué es Diezmos?

3) ¿Qué es Terumáh?

4) ¿Qué es Tzedaká?

5) ¿Cómo deben ser las ofrendas?

Introducción

Dice el Diccionario RAE, “Ofrenda”= Dádiva o servicio en muestra de gratitud o amor. Cosa que se da gratuitamente.

Pues como bien nos muestra el diccionario, entonces, todo lo que se entregue así, dentro de lo mostrado en las escrituras, será algún tipo o forma de “ofrenda”.

1) ¿Qué tipos de ofrendas hay?

Bueno, en las escrituras figuran varios tipos de ofrendas. Más por ahora, nos referiremos a las más básicas y conocidas. Y estas son: maaser (diezmo)terumáhtzedaqáh.

2) ¿Qué es Diezmo?

El diezmo, es un tipo de ofrenda, de carácter doble, en las escrituras, según se considere. Ya que será “obligatoria”, si se la considera, desde el punto de vista de la “ley” y “voluntaria” si se la considera desde el punto de vista “pre-mosaico” (ej: diezmo de Avraham).

Aplicación actual: En cuanto a si se debe o no efectuar este tipo ofrenda, pues, por el tema de no existir templo y demás, no se puede efectuar diezmo, con carácter de “obligatorio”, más si es posible con carácter de “voluntario”, tomándose en cuenta el dar de propia voluntad, con alegría, y en agradecimiento, al altísimo, por “algo especifico” (diezmo pre-mosaico).

3) ¿Qué es Terumáh?

Este es el grupo de ofrendas más variado y amplio. Las ofrendas, que tenían que ver directa o indirectamente, con el templo, con las moadim (celebraciones santas), con los agradecimientos, por pecados, etc. Veamos un ejemplo, en las escrituras:

(RV60) Ex 25:2  “Di a los hijos de Israel que tomen una ofrenda para mí; de todo aquel cuyo corazón le mueva a hacerlo, tomaréis mi ofrenda.”

Por lo que vemos que este tipo de ofrenda, en los originales hebreos, es llamada “terumáh”, [1] la cual puede significar varias cosas, como: “donación”, “don”, “dádiva”, “presente”, “regalo”, “contribución”, “aporte”, “tributo”.                                                                                               Este término viene de la raíz “rum” [2] que significa “alzar”, “elevar”. Y tiene que ver con algo que se levanta para ser separado del resto. (Ej: la ofrenda que se da al sacerdote de los productos agrícolas, antes de dar el diezmo). Y se puede entender entonces, como una porción “separada” que se “eleva”, se presenta y/o aparta, para un “uso sagrado”.

Aplicación actual: tiene aplicación actual, si bien no hay más templo, ni linaje sacerdotal. Ya que se asocia este tipo de ofrenda con lo “sagrado”, o sea con lo que es digno de “sumo respeto”. Por lo cual entonces, por extensión, es posible “dar terumáh”, para distintos usos, relacionado, a lo que sea digno de respeto, dentro de una “Kehiláh”o asamblea. Como podría ser: sostenimiento económico del lugar de reunión, del Moreh (maestro), para material de estudio (toráh, tanaj, biblias varias, etc.). Todo lo cual, es carácter exclusivo, de respeto en grado sumo, por relacionarse, con la predicación, enseñanza, y vivencia de la toráh. Y todas estas ofrendas son estrictamente, “voluntarias”.

(VIN) 2 Corintios 9:7: “Cada uno contribuya como propuso en su corazón, no de mala gana, ni por obligación; porque Yahwéh ama al dador alegre.” 

4) ¿Qué es Tzedaqáh?

La palabra hebrea “Tzedaqá”H6666 [3] significa: “justicia”, “justificación”, “mérito”, “obra de caridad”, “limosna”, prosperidad. Y viene de “Tzadaq”H6663 [4], que se relaciona en sentido moral con justicia, y purificar. El término “tzedaqáh” se usa mucho en la cultura hebrea, para hablar del hecho de ayudar a los necesitados, y especialmente de manera económica. La “Tzedaqáh” se da en secreto, ya que la ayuda o justicia se debe hacer en secreto. Así lo dice la escritura. Veamos:

(VIN) Mateo 6:1-4 “Cuídense de practicar su justicia (tzedaqáh) delante de la  gente con el fin de que los vean. De lo contrario, no tendrán recompensa de su Padre que está en el cielo. 2 Así que cuando hagas obras de misericordia, no toques trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para que la gente los alabe. En verdad les digo que ellos ya tienen su recompensa. 3 Pero cuando tú hagas obras de misericordia, que no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, 4 para que tus obras de misericordia sean en secreto; y tu Padre que ve en secreto te recompensará.”

Ante todo hay que entender la palabra “justicia” en este texto. La cual no es otra que “tzedaká”. Y lo que se está diciendo aquí, es que cuando se ayuda a una persona que está en una situación de necesidad está “prohibido” anunciar a otros, lo que uno dé. Esto debido a dos razones: una para no vanagloriarse delante de los hombres, y otra para no avergonzar al necesitado. Ese es el sentido de esta palabra, en la boca del Mesías.

Aplicación actual: el Mesías prohibió a sus talmidim (discípulos) mostrar a otros, lo que daban, cuando ayudaban a los pobres. Por lo cual, este ejemplo, es completamente, vigente, para nosotros. Es voluntaria y como mero acto de justicia es por amor.

5) ¿Cómo deben ser  las ofrendas?

Las ofrendas pueden darse en secreto o no. Ya que no es necesario, que se oculten. Debido a que su carácter, está vinculado, a lo sagrado, a lo de mayor respeto, y por lo tanto, no implica esto, según nos muestra la escritura, que debe ser dicho acto, realizado, en forma secreta u oculta, salvo que así lo prefiera la persona en cuestión.

Por lo que esta prohibición sólo se aplica en el caso de hacer tzedaqáh, o sea dar limosna, no para otro tipo de ofrendas.

Existen varios tipos de ejemplos en las Escrituras, en cuanto a la forma de recolectar de dinero de manera pública. Por lo que si un dinero o bien dado, es en ayuda a los pobres, en este caso es una “Tzedaqáh”, y por tanto privada y oculta. Y si es una ofrenda para un fin sagrado, entonces es una “Terumáh”, y esa ofrenda no tiene por qué ser en secreto. Pero más allá de todo esto, esta la actitud del corazón, la cual es muy importante para Yahwéh, para determinar si una ofrenda le es grata o no. Un ejemplo valido es: Gn 4, Cayín ve Hevel/Caín y Abel. 

En cuanto al diezmo [5], más allá del obligatorio o el voluntario, podía ser público, o privado. O sea no debía necesariamente, ser guardado en secreto. Esto debido, a que se debía alentar, a otros a darlo, por su relación con lo sagrado, ya sea esto para con el templo o para con los sacerdotes.

Significado de términos:

[1] Terumáh = H8641 = תְּרוּמָה

O תְּרֻמָה terumá (Dt 12.11); de H7311; presente (como ofrecido encima), especialmente en sacrificio o como tributo:-elevar, mecer, obligar, ofrenda mecida, porción, presentar, presente, primicia.

[2]  Rum = H7311 = רוּם

Raíz primaria; estar elevado; activo elevarse o levantarse (en varias aplicaciones, literalmente o figurativamente):-acrecentar, alabar, alto, alzar, apartar, elevado, elevar, exaltar, levantar, ofrecer, reservar, etc.

[3]  Tzedaká = H6666 = צְדָקָה 

De H6663; derecho, rectitud (abst.), subj. (rectitud), obj. (justicia), mor. (virtud) o figurativamente (prosperidad):- derecho, equidad, honradez, justicia, con justicia, justo, rectitud.

[4]  Tzadák = H6663 = צָדַק

Raíz primaria; ser (caus. hacer) derecho (en sentido moral…):-absolver, justamente, hacer justicia, justificar, justo, purificar.

[5]  Asár = H6237 = עָשַׂר

Raíz primaria (idéntico con H6238); acumular; pero usado solo como denominativo de H6235; dar el diezmo, i.e. tomar o dar una décima parte:-décimo, diezmar, diezmo.

¿PORQUÉ NO SEGUIR A LAS NACIONES?

NO IMITAR LAS COSTUMBRES DE LAS NACIONES PAGANAS

VELO TELEJÚ BEJUQOT HAGOY”

A manera de introducción veamos, lo que significa “costumbre” y “pagano”:

Dice el Diccionario RAE:

costumbre” = Hábito, modo habitual de obrar o proceder establecido por tradición o por repetición. Conjunto de cualidades o inclinaciones y usos que forman el carácter distintivo de una nación o persona.

pagano” = Se dice de los idólatras y politeístas.

Vemos, que cualquier proceder que no fuera el expresado, en las escrituras por parte de Yahwéh, es simplemente, ser una persona, que sigue actos creados y designados por hombres y/o influenciados por demonios.  Con las obvias y peligrosas consecuencias, de alejarse de Elohim, y ser abominación delante de él.

Así que muchas, de las tan populares costumbres como las fiestas, que tanto se celebran hoy día, por estas fechas de Diciembre, hacia fines de cada año. Y otras tantas a lo largo de todo el año. Todas ellas jamás, establecidas en las escrituras, ni directa ni indirectamente, son inventos humanos, originados, en el oscurantismo.

Y no hablo de religiones, ni credos, sino simplemente, de que cualquiera puede caer en esto. Y de hecho muchísima gente cae, en esto lamentablemente. Algunos dicen que no, pero cuando no están a la vista de conocidos, festejan igual que cualquier otro.

Por lo que la hipocresía, es tremenda cosa, delante de Elohim Yahwéh. A los hombres se los puede engañar, pero a Abba NO!!!

Ahora que fíjense, tanta gente, aun mucha de la que se dice creyente; celebrando estas fiestas que son abominación delante de Yahwéh; y además despreciando la Toráh y todos sus mandamientos, que Yahwéh enunció y Yahoshúa predicó. ¿Puede alguien que así haga, ser salvo? Es por demás dudable.

Hoy día, los comerciantes perpetúan las FIESTAS, para enriquecerse durante esas fechas del año, que se basan en el materialismo, en la codicia y en la lujuria de la carne. ¿Les parece exagerado lo que digo? Pues vean que no!!! Ya que es durante estas fiestas, en que la gente aprovecha para emborracharse, comer hasta hartarse, descontrolarse sexualmente, discutir, pelearse, tirar esos condenados, perversos y desagradables  artículos de pirotecnia, que durante algún tiempo sirvieron como motivo de diversión, pero hoy día para lo único que sirven es para dejar gente sin ojos o sin algunos dedos y/o para volver locos a animales o personas enfermas. Todo esto aun sin siquiera mencionar, la Idolatría asociada a estas misma cosas. Por lo que es motivo más que suficiente, como para ya comenzar a demostrar crecimiento espiritual, y abandonar estas abominaciones.

Algunos dicen ser creyentes, y critican a otras religiones, en este tema de las fiestas. Cuando en realidad ellos están haciendo, casi exactamente lo mismo, solo que le cambian un poco la apariencia. En definitiva, el mismo libro, con distinta tapa o cubierta. O sea que caen, en “Mirar la paja, en ojo ajeno, y no ver la Viga, en el propio”. Por lo que los ESPÍRITUS, que promueven y animan, o sea que están detrás de estas fiestas, son contrarios, al Mesías.

Jer 10:2 Así ha dicho Yahwéh: “No aprendan el camino de las naciones… (VIN 2011)

1ª Juan 2:15 “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.”.(RV1960)

¿Cuáles son las fiestas, que se puedan celebrar?

Lv 23:1  Habló Yahweh a Moisés,  diciendo:

Lv 23:2  Habla a los hijos de Israel y diles: Las fiestas solemnes de Yahweh,  las cuales proclamaréis como santas convocaciones,  serán estas:…….

En ese libro Levítico, están las fiestas no solo permitidas, sino ordenadas, por el Altísimo Yahwéh. También se puede ver la descripción de distintos aspectos, de las mismas, a lo largo de toda la Toráh, o del Antiguo Testamento. E incluso, en los Escritos Nazarenos (nuevo testamento). Por lo que no hay excusas!!!

Consideraciones finales:

  • No existe ninguna evidencia de que los apóstoles o personaje bíblico alguno celebraran las fiestas que conocemos hoy día (navidad, año nuevo, reyes, etc).
  • No existe, en la Escritura, mandamiento alguno de considerar estas Fiestas como “permitidas”; en lugar de ello hay un mandamiento en su contra (Mitzvah 30).
  • Muchas Fiestas fueron “movidas de fecha” para poder “empalmarlas” con otras fiestas paganas, haciendo coincidir y mezclando las dos en una.

En la Toráh, se nos menciona la Mitzvot No. 30 (mandamiento nº30) en la que Yahwéh nos prohíbe, terminantemente, imitar las costumbres paganas que el mundo nos ofrece, sean estas con apariencia creyente o pagana disfrazada de creyente.

NO EMULAR LAS COSTUMBRES DE LOS PAGANOS

“velo Telejú be Juqot haGoy”

“Esta es una severa advertencia por parte de Abba Yahwéh, con la cual se nos previno de no ir detrás de los pueblos de las naciones, que no respetan, ni aman a Elohim. Ni por lo tanto, conducirnos según sus modas, costumbres, vestimentas, festejos, etc.

Es lo que Yahwéh dijo (Vayikrá/Levítico 20:23):

Y no andéis en las prácticas de las naciones que yo echaré de delante de vosotros; porque ellos hicieron todas estas cosas, y los tuve en abominación”. (RV1960)

  ולא3808  תלכו1980  בחקת2708  הגוי1471  אשׁר834  אני589  משׁלח7971  מפניכם6440  כי3588  את853  כל3605  אלה428  עשׂו6213  ואקץ׃6973  

[veLo Telejú BeJukot haGoy = literalmente, no hacer lo que hacen, o impongan, las naciones.] (Pasaje con números Strong, para poder verificar).

Es hora de manejarnos, con sabiduría, y dejar las costumbres, ajenas a Yahwéh, y que por tanto tiempo nos han inducido a cumplir. Usted conoce ahora la verdad, por lo que ya no le queda más excusa, para mentir!!! Decida, pronto; por su bien!!!

O se está con las naciones, o se está con Elohim Yahwéh!!!

¿CAMBIARON LOS NOMBRES HEBREOS?

Al igual que en otras culturas, muchos nombres hebreos fueron apocopados o abreviados con el transcurso del tiempo y los cambios en las culturas.

Y por supuesto que una manera de escribirlo o utilizarlo nueva, no anula una anterior antigua. Ya que inclusive, se puede ver tal cosa desde el texto de la propia escritura.

Basta ver los siguientes simples ejemplos, desde la lengua hebrea:…

Josué          יְהֹושֻֽׁעַ  Yehoshúa – Nm 13:16         

                     יֵשׁ֨וּעַ   Yeshúa – Neh 8:17

Josafat        יהֹושָׁפָ֥ט Yehoshafat – 1Sam. 8:16

                     יֹֽושָׁפָ֡ט   Yoshafat – 1Crón. 15:24

Joaquín      יְהֹויָקִ֖ים  Yehoyáqim – 2Rey. 23:34   

                     יֹֽויָקִ֑ים    Yoyaqim- Neh. 12:10

Ezequías     יְחִזְקִיָּ֖ה Yejizqiyáh – Oseas 1.1  

                     חִזְקִיָּ֥ה  Jizqiyáh – 2Rey. 18:1

Vela decir, que aunque el lector no conozca hebreo. Bien puede buscar en la escritura, y ver que los cambios, puestos aquí de ejemplos, son reales y figuran en el texto bíblico.

Por ende no es de extrañar, que se pueda llamar al Mesías de una forma en un texto y luego de otra similar, en otro, aun siendo textos antiguos. Eso es muestra de los cambios culturales producidos en la región.

Considerando estos cambios o usos. No es en absoluto algo extraño o fuera de lugar, que un nombre hebreo como el del Mesías Yahoshúa, se le haya apocopado o abreviado con el uso diario entre su pueblo.

Incluso algunos libros así atestiguan, como el caso del “Toldot Yeshu” el cual es un libro que despectivamente rechaza y se burla de la figura de Yahoshúa. Pero no obstante a pesar de todo ello arroja algunos datos valiosos, con respecto a la existencia del Mesías y de su cambio (abreviatura) del nombre.

Y ¿De dónde sale este nombre, Yeshu? Yeshu es una forma corta de Yeshúa que se usaba entre galileos. La correcta conclusión es asumir, que el nombre original del Mesías, era y es Yahoshúa. No obstante, cultura e historia nos alcanzan datos valiosos, en este tema del cambio de nombres hebreos y en especial el cambio (o abreviatura) del nombre del Mesías.

Bibliografía y Fuentes

https://es.wikipedia.org/wiki/Imperio_romano

https://es.wikipedia.org/wiki/Constantino_I

https://es.wikipedia.org/wiki/Sol_Invictus

https://es.wikipedia.org/wiki/Edicto_de_Milán

https://es.wikipedia.org/wiki/Mitraísmo

https://es.wikipedia.org/wiki/Edicto_de_Tesalónica

https://es.wikipedia.org/wiki/Concilio_de_Nicea_I

https://es.wikipedia.org/wiki/Arrio

https://es.wikipedia.org/wiki/Eusebio_de_Nicomedia

Cf. B. Llorca Vives, Historia de la Iglesia católica. I: Edad Antigua: la Iglesia en el mundo grecorromano, BAC, Madrid 1990, 7ª ed., p. 388.

Ver página en ingles….

http://jewishchristianlit.com/Topics/JewishJesus/toledoth.html

Ver página en hebreo…

Haz clic para acceder a huldreich.pdf

Bendiciones***

¿SANTIDAD, DIVINIDAD O DEIDAD?

Nota Breve (Aclarando conceptos difíciles de entender)

QEDUSHAH ó ELOHUT

Introducción:

Comencemos por ver

El término “Qedushá” y los que guardan estrecha relación, con el:

Diccionario Milon Jadásh (A.Fernandez)

Qedusháh = santidad, (por extensión): divinidad =            

קדוֹשׁה                             

Diccionario Strong

qadósh = H6918/6947 =

קָדוֹשׁ – קָדֹשׁ

De H6942; sagrado (cerem. o mor.); (como sustantivo) Dios (por su eminencia), ángel, santo, santuario:-consagrado, dedicado, santo, (el) Santo.

qaddísh =H6922 =

קַדִּישׁ

 (caldeo); correspondiente a H6918:-santo, (el) Santo.

qadásh = H6942 =

קָדַשׁ

Raíz primaria; ser (caus. hacer, pronunciar u observar como) limpio (cerem. o mor.):-apartar, celebrar, consagrar, dedicar, preparar, prometer, purificar, santificar, santo, señalar.

Quédesh = H6943 =

קֶדֶשׁ

De H6942; santuario; Quedesh, nombre de cuatro lugares en Palestina:-Cedes.

Qódesh = H6944 =

קֹדֶשׁ

De H6942; lugar o cosa sagrados; rara vez abst. santidad:-(cosa) dedicada, (lugar) sagrado, santidad, santificar, (lugar) santísimo, (cosa, día, lugar) santo, santuario.

¿Qué nos dicen los diccionarios desde el hebreo?

Vemos que un diccionario nos dice, que “qedushá” es “santidad”, y el otro diccionario nos muestra los términos relacionados con este, o sea los que parten de una misma “shoresh” (raíz gramatical). Por lo cual literalmente “qedushá” es santidad, y por extensión, se comprende también su significado de “divinidad”. O sea lo santo que guarde relación estrecha, con la deidad (aunque sin serla).

El término “Elohut” y los que guardan estrecha relación, con el:

Diccionario Milon Jadásh (A.Fernandez)

Elohut= Deidad; (cualidades y virtudes,  propias, únicas e inherentes de Yahwéh).=

 אֱלֹהוּת  

Diccionario Strong

El = H410 =

אֵל

Fortaleza; poderoso; (pero que se usa también con cualquier deidad):-Dios, fuerte, fuerza, grandeza, ídolo, poder, potentado. Compare nombres que terminan en «-el».

Elojé (ó Elojí) = H415 =

אֱלֹהֵי

De H430; “Poderoso Dios”.

Eláj = H426 =

אֱלָהּ

(caldeo); correspondiente a H433; D-os:-D-os, d-os.

Elojím = H430 =

אֱלֹהִים

Plural de H433; dioses en el sentido ordinario; pero específicamente que se usa (en plural así, específicamente con el artículo) del Dios supremo; ocasionalmente se aplica como forma deferente a magistrados; y algunas veces como superlativo:-ángeles, Dios (dioses), diosa, extremo, grande, ídolo, juez, poderoso, rey.

Eloáj = H429/433 =

אֱלוֹהַּ

Rara vez (abreviación) אֱלֹהַּ eloáj; probablemente prolongado (enfáticamente) de H410; una deidad o la Deidad:-Dios, dios. Véase H430.

¿Qué no muestran todo estos significados?

Mientras un diccionario nos dice, que “Elohut” es “deidad”,  el otro diccionario nos muestra los términos relacionados con este, o sea los que tienen una misma “shoresh” (raíz). Por lo que examinando, muy cuidadosamente todos los términos relacionados, vemos, que estos nos hablan de cualidades y virtudes exclusivas de Yahwéh.

¿Si Yahwéh comparte parte de su deidad, no implica eso ser parte de la misma?

Absolutamente NO. Algunas de las cualidades, Él (Yahwéh) puede delegar a otros. Por decirlo de alguna manera, la “deidad” (Yahwéh) delegando parte de su autoridad, poder, potestad, facultad, etc. Y recibiendo otros (Ej: Yahoshúa, Moshé, Aharón, Malajim varios, etc.), estas “características” de la deidad. Pero, sin por ese motivo, ser la misma deidad, sino reflejo de ella, por tener parte de la misma.

¿SANTIDAD, DIVINIDAD O DEIDAD?

Introducción

Comencemos por definir y aclarar estos conceptos tan entremezclados y confundidos por muchos. Desde el punto de vista del idioma español. Extraído en base al diccionario RAE y Enciclopedia Libre Universal en Español.

Divinidad

Atributo de aquello que es divino (es decir naturaleza y esencia del ser de Dios). Se entiende como divinidad al conjunto de todas aquellas características, virtudes y atributos que le otorgan a los seres considerados como dioses (ó poderosos) tal estatus de superioridad, perfección y poder.

Deidad

Su significado tiene orígenes antiguos; proviene del latín deus, dei, : lo cual es dios o poder divino.

En las religiones monoteístas (judaísmo, cristianismo e islamismo), ser supremo y omnipotente que es considerado como hacedor del Universo. La concepción de “Dios”  no es idéntica en estas tres religiones, a pesar de que todas parten del Antiguo Testamento. Así, por ejemplo, la mayoría de los cristianos, creen en la Trinidad, mientras que el judaísmo y el islamismo no.

 (Tomado de la Enciclopedia Libre Universal en Español)

¿Mayor claridad desde el español o desde el hebreo?

¿Divinidad o Deidad?

Esto hay que verlo desde el hebreo, ya que desde el español, no es posible aclarar del todo el tema, debido a que se confunden los términos como siendo uno solo, cuando desde el pensamiento hebreo, esto no es así.

Hay que corregir muchos errores de traducciones. Ya que Deidad, y Divinidad no son lo mismo, aunque si estén relacionados. Ya algunas casas editoras, han hecho las correcciones y así lo muestran las mejores traducciones españolas e inglesas de las escrituras.

Un razonamiento posible sería ver que, por ejemplo cuando se habla, del concepto, que: “en él habita toda la plenitud” refiriéndose a Mashíaj. Esto implica y muestra que la cualidad de divinidad existe en varios grados o niveles.

Hay que notar que el concepto de “divinidad” es sinónimo de “naturaleza divina.”

Y que “Deidad”, es sinónimo de “Majestad o Poderío del Altísimo”.

Y es importante entender que el concepto hebreo de santidad-divinidad (qedushá) se aplica también a…

— Todos los habitantes del cielo, incluyendo ángeles (Salmo 82:1).

— Jueces de Israel  (Salmo 82:6).

— Los portadores del Mensaje de Yahwéh (Éxodo 4:16;  Juan 10:34-36).

— Los creyentes (2º Pedro 1:4).

¿Cuál es la diferencia entonces, entre la divinidad en el Mesías y en otros seres?

La diferencia está en el grado en el que el Padre le concede a los diversos seres esa cualidad de divinidad. Al Mesías se le concedió el grado de divinidad en toda su plenitud, pero a los demás seres se les concede en grados menores.

O sea que al hablar de  “Deidad” (Elohut), estamos hablando del Padre, único y creador. Ya que nos referimos a sus condiciones únicas, propias, y personales. Y cuando hablamos de “Divinidad” (haalahá= deificación, divinizar, etc.) referimos a aquellas “cualidades y/o virtudes” que provienen del Altísimo (de la deidad), y que han sido dadas por el, a distintos individuos, sean hombres o malajim (ángeles, mensajeros, enviados, etc.). Y en cuanto a Santidad (Qedusháh) apunta o habla del apartarse del individuo en busca de algo espiritual, en este caso en busca de la “Deidad” (Elohut). O sea, todo guarda una estrecha relación, pero los términos no son lo mismo.

En definitiva “Deidad”, se refiere solo a Yahwéh. Y “Divinidad o Santidad” se refiere a distintos seres celestiales o terrenales, pero que ninguno de ellos es el Padre.

COMENTARIO FINAL: El hombre puede obtener y tener santidad. Algunos hombres o seres celestiales, podrán tener divinidad, es decir, hasta algún atributo de la deidad. Pero jamás podrán tener plena deidad. Ya que cada uno puede no conservar sus características originales (cambiar, elevarse, mejorar, etc.). Mientras que la Deidad nunca deja de ser tal, permanece inmutable.

Bibliografía y Fuentes

Diccionario hebreo Strong.

https://www.rae.es

https://es.wikipedia.org/wiki/Deidad

https://dle.rae.es/?w=divinidad

https://dle.rae.es/deidad

http://etimologias.dechile.net/?divinidad

Bendiciones***

EL NOMBRE DEL MESÍAS 3

¿Jesús es el nombre correcto del Mesías?

¿Jesús (español) o Yahoshúa (hebreo)?

¿De dónde viene el nombre Jesús?

El ‘nombre’ ‘Jesús’, con el cual el Cristianismo se refiere al personaje histórico ‘Yahoshúa’, se originó de la traducción del Nuevo Testamento griego donde aparece ‘Iesous’.

¿Qué nos dicen los diccionarios?

Según los Diccionarios Strong/Swanson/Tuggi/Multiléxico, (término nº 2424) ‘Iesous’ viene del hebreo (término nº 3091) que no es otro nombre que Yahoshúa (o Yehoshúa, según se lo entienda).

¿Qué evidencias existen de esto?

En la Septuaguinta o LXX (copia griega del Antiguo Testamento) y transcripciones griegas hechas por cristianos, los nombres Josué y Jesús aparecen como ‘Iesous’, de manera que no hay razón para traducir el nombre de uno Josué y el de otro Jesús, haciendo una diferencia que no existe, en las escrituras. Por lo cual simplemente debió quedarse Yahoshúa, ya que es un error traducir nombres, y más aun cuando se trata de un nombre en hebreo, pues contiene un significado sagrado que se pierde al ser traducido. Y siendo el mismo nombre de ambos personajes desde el hebreo, y de allí a la Septuaguinta, en todo caso, el nombre del Mesías llamado hoy como Jesús, debería haber quedado también como Josué.

¿Qué diferencias de significado hay entre Jesús y Yahoshúa?

El nombre YAHOSHÚA, significa “YAHWÉH ES SALVACIÓN”,  de donde Yah = Yahweh (es el nombre del Altísimo); y SHÚA= salvación.

Y como ya habíamos dicho, este nombre se descompone en sílabas como YAH – HO – SHÚ-A, en donde ambas “he” se reduplican formando, la pronunciación de ”jota suave”, o sea fonéticamente “iajoshúa”.

En cambio, el nombre “Jesús”, no tiene significado gramaticalmente hablando. No es el nombre original, ya que se formo como tal recién en el siglo XVI, al aparecer la jota en el español, y antes de eso era solo “Iesús”.

¿Cómo se fue cambiando de Yahoshúa al nombre Jesús?

Bueno, simple y resumidamente, fue así:

Hebreo= Yahoshúa. (Nombre único y original) (3000 años o más de antigüedad).

Griego= Iesous. (Transliteración incorrecta al griego en la LXX) (2300 años de antigüedad).

Latín= Iesus. (Transliteración incorrecta del griego al latín) (2000 años de antigüedad).

Español= Jesús. (Transliteración incorrecta del latín al español) (500 años de antigüedad).

Algo fundamental para entender…

¿Por qué es incorrecta la transliteración del griego y latín al español?

Bien sabemos que por regla gramátical, los nombres no se deben traducir sino transliterar. O sea, que no se busca un equivalente en otra lengua o idioma, sino que se lo lleva a esa otra lengua con su pronunciación original, para que no pierda sentido, ni significado.

Ya que, si bien en estos casos no se tradujo, tampoco se translitero correctamente. Si no que se llevó el nombre y su pronunciación original y se lo cambió. No siendo, ni traducción, ni transliteración.

Por ende la pronunciación de cualquiera de estas variedades: Iesous (griego); Iesus (latín); Iesús (castellano antiguo); o Jesús (español), son por completo “incorrectas”. Y no tienen que ver con el nombre original del Mesías. Ya que no indica función, ni finalidad del Mesías.

Finalmente…

¿Entonces el nombre del Mesías es hebreo, griego, latín, o español?

Pues, evidentemente su nombre es hebreo. Ya sea, el original Yahoshúa o alguna de las variedades como: Yehoshúa; Yeshúa (contraído); etc. Todas estas por estar escritas con caracteres hebreos, tienen dentro de sí el nombre del Altísimo Yahweh (cuyas letras en hebreo son yod-he-vav-he). En cambio sea, griego, latín, o español, eso no sucede en absoluto. Ya que no guarda ni caracteres, ni sentido con respecto, al nombre del Altísimo Yahwéh.

Preguntas y respuestas varias

Sobre el tema del nombre de Mashíaj

¿Por qué en los manuscritos griegos del NT tradujeron el nombre hebreo del Mesías como Iesous, en lugar de transliterarlo como Yehoshúa o Yahoshúa?

Los que pasaron los libros del NT al griego siguieron la costumbre de los traductores judíos que produjeron la Septuaginta. En ella el nombre de Josué (Yehoshúa) se vertió al griego como Iesous. Y lo mismo hicieron los traductores de los textos del NT con el nombre del Mesías. La Septuaginta se produjo como 200 años antes del Mesías, y los textos griegos del NT se produjeron entre los años 40 y 90 después del Mesías.

¿Cómo tiene el nombre del Mesías, el manuscrito de Shem Tov?

Como ya algo dijimos en la parte 1. El manuscrito hebreo que se estima como original y contiene el nombre Yeshúa (y también Yahoshúa) es justamente el Mateo hebreo de Shem Tov.

Donde podemos ver, tres lugares donde el copista dejó así el nombre:

1° Mateo 6:5, donde dejó la forma original del nombre, como Yahoshúa.
2° Mateo 1:21 y 25, donde lo abrevió y escribió como Yeshúa.

[Nota: en todos los demás lugares lo cambió por la abreviada Yeshu.]

¿Aparte de todo lo presentado, que otras evidencias hay del nombre Yahoshúa?

La evidencia que se utiliza en favor de la forma Yahoshúa, versus Yehoshúa es principalmente circunstancial (aunque válida) y también basada en datos poco conocidos en general.

En Mateo 1:8 se menciona dos veces el nombre de Josafat, y en los textos hebreos que representan la vocalización masorética, ese nombre se vocaliza Yehoshafat. Pero en ediciones del “Nuevo Testamento” arameo, con letras hebreas, el nombre de Josafat está escrito como Yahoshafat y no Yehoshafat. Y consultando con arameo-parlantes estos señalan que así es como se vocaliza ese nombre hebreo en arameo. O sea, estos pueblos (Azerbaiyán, Irán, Irak, Georgia, Líbano, Rusia, Siria, Turquía), cuando leen el texto de Mateo 1:8 lo pronuncian Yahoshafat y así mismo lo escriben en arameo.

Entonces lo que se hace, para una mayor fidelidad a lo que se supone es el original, es transferir esa información al nombre de Josué, que en el Masorético se vocaliza Yehoshúa pero, asumiendo el estilo arameo para un nombre teofórico es entonces ahora Yahoshafat.

Y bien se encuentra entonces base para aplicar el mismo principio a otros nombres hebreos. Y como originalmente todos esos nombres hebreos carecían de vocales, entonces es razonable concluir que cualquiera de las dos formas es posible.

Además, analizando, teniendo como contexto todo esto y viendo por ejemplo en periódicos israelíes donde el nombre de algunos judíos modernos que se llaman Yahoshúa, con a, no con e, y así escriben ellos sus nombres en español y en inglés. Entonces, lógicamente, si un judío israelí tiene derecho a escribir su nombre como Yahoshúa, no hay razón por la que no podamos escribir el nombre del Nazareno de la misma manera.

Además, también hay otros datos, como el de la BAR (Biblicar Archaelogy Review), que un artículo se mencionaba el hallazgo de un registro extrabíblico, en el que se escribía el Nombre del rey hebreo Yahú, en lugar del Yehú masorético. Y comentaba el autor que esa pronunciación representaba una pronunciación original pre-masorética.

Otro dato más, ¿Cómo se dice judaísmo en hebreo? Debería decirse Yehadut según la costumbre masorética. Pero no; judaísmo en hebreo se dice Yahadut. Cualquier diccionario hebreo nos dirá esto. Entonces si el Nombre de Yah se puede escribir Yah cuando es prefijo en una palabra como Yahadut, no hay razón lógica por la que no se pueda escribir igual en los nombres teofóricos (es decir que usan el nombre de Yah).

¿Hay alguna evidencia en escritos históricos, o lingüísticos antiguos del nombre apocopado/abreviado Yahshúa?

No, el apócope o abreviatura Yahshúa es mucho más reciente que los manuscritos antiguos que se tienen hoy día. Vale decir que el nombre de Josué aparece en el Tanakh como Yahoshúa (o Yehoshúa en la vocalización masorética) y también como Yeshúa en los escritos post-exílicos (Crónicas, etc.) y en escritos arameos del “Nuevo Testamento”. Pero en otros nombres apocopados/abreviados se muestra una tendencia diferente a esa. Como por ejemplo, el nombre Yahoshafat aparece en otros documentos, hebreos antiguos también, como Yoshafat; el nombre Yejizkiyah aparece también como Jizkiyah; el nombre Yahonatán aparece también como Yonatán. Así que la tendencia usual fue apocopar el Yah o Yaho inicialmente como “Yo”. De modo que este proceso de nombres hebreos fue un proceso muy variado, no uniforme, aun ya desde tiempos antiguos. Por eso, el hecho de que en la actualidad se haya apocopado Yahoshúa como Yahshúa no es extraño a la lengua hebrea. Pero vale decir, que también podría haberse apocopado/abreviado como Yoshua, aunque no sucedió así excepto en inglés (como Joshua).

Cambios en nombres hebreos. Evidencias escriturales

Al igual que en otras culturas, muchos nombres hebreos fueron apocopados o abreviados con el transcurso del tiempo y los cambios en las culturas.

Y por supuesto que una manera de escribirlo o utilizarlo nueva, no anula una anterior antigua. Ya que inclusive, se puede ver tal cosa desde el texto de la propia escritura.

Basta ver los siguientes simples ejemplos, con los nombres en español, el original hebreo y el hebreo abreviado:…(*)

Josué          יְהֹושֻֽׁעַ  Yehoshúa – Nm 13:16         

                     יֵשׁ֨וּעַ   Yeshúa – Neh 8:17

Josafat       יֹֽהֹושָׁפָ֥ט Yehoshafat – 1Sam. 8:16

                     יֹֽושָׁפָ֡ט   Yoshafat – 1Crón. 15:24

Joaquín      יְהֹויָקִ֖ים  Yehoyáqim – 2Rey. 23:34   

                     יֹֽויָקִ֑ים    Yoyaqim- Neh. 12:10

Ezequías     יְחִזְקִיָּ֖ה Yejizqiyah – Oseas 1.1  

                     חִזְקִיָּ֥ה  Jizqiyah – 2Rey. 18:1

Considerando estos cambios o usos. No es en absoluto algo extraño o fuera de lugar, que un nombre hebreo como el de Yahoshúa, se le haya apocopado o abreviado con el uso diario entre su pueblo.

Incluso algunos libros así atestiguan, como el caso del “Toldot Yeshu” el cual es un libro que despectivamente rechaza y se burla de la figura de Yahoshúa. Pero no obstante a pesar de todo ello arroja algunos datos valiosos, con respecto a la existencia del Mesías y de su cambio (abreviatura) del nombre.

Y ¿De dónde sale este nombre, Yeshu? Yeshu es una forma corta de Yeshúa que se usaba entre galileos. La correcta conclusión es asumir, que el nombre original del Mesías, era y es Yahoshúa. No obstante, cultura e historia nos alcanzan datos valiosos, en este tema del cambio de nombres hebreos y en especial el cambio (o abreviatura) del nombre del Mesías.

Ver página en ingles….

http://jewishchristianlit.com/Topics/JewishJesus/toledoth.html

Ver página en hebreo…

Haz clic para acceder a huldreich.pdf

¿Se escribe Yeshúa o Yehshuah?

Simplemente por error por desconocimiento del hebreo. Ya que en ninguna parte de las Escrituras Hebreas se escribe el nombre de algún personaje como “Yeshúah”, terminando en He hebrea. El nombre de los varios personajes que en la escritura se llaman así, termina en Áyin, no en He.

Una de las palabras para “salvación” en hebreo se escribe “yeshuáh”, con acento en la a y con hache al final. Pero esa palabra es femenina porque termina en “ah”, mientras que el nombre Yeshúa es masculino porque termina en Áyin, sin hache intermedia ni al final. Es solo cuestión de gramática. Los que insisten en escribir el nombre del varón Yeshúa con terminación femenina cometen un error importante. [Y esto es válido tanto para Yeshuah como para Yashuah o Yahshuah, que no son correctas gramaticalmente. Ya que como dijimos, el nombre es masculino no femenino]

Hagamos ahora un….

COMENTARIO FINAL

Podemos ver y entender entonces, que mas allá de la forma gramatical, en que sea pronunciado el nombre del Mesías, lo importante es ver, que el nombre de Elohim Yahweh este, en dicha pronunciación.

O sea, que sea la pronunciación exacta del nombre del Mesías, puede no ser 100% precisa, lo cual nos arroja, posibilidades de error.

¿Y qué se quiere decir con todo esto, entonces?

Pues simplemente, que no nos encerremos en sectarismos fanáticos, y descalifiquemos a los que no piensan como nosotros, y llaman al Mesías con alguna otra forma de pronunciación.

En todo esto, ha de primar, el equilibrio. Dado que si queremos ser como un Tzadiq, es decir un justo alguien maduro, deberemos entonces ser sumamente equilibrados.

O sea, a pesar de conocer, lo que nosotros estimamos como la pronunciación, más precisa del nombre del Mesías, debido a variadas razones científicas, aun así no podemos contender. Sino, que por el contrario, debemos, tolerar, las diferencias, y con el correr del tiempo, si Abba lo permite, podremos exponer, a otros, nuestras razones, en las que nos basamos, para decir que el nombre correcto es Yahoshúa. Esto por supuesto, no es una invitación a ser Babilonia, o sea a permitir cualquier cosa.

Dado que, si hiciéramos así, traeríamos confusión, en lugar de esclarecimiento, a las mentes y corazones, de aquellos, que nos escuchen. Así que por lo tanto, es mejor tolerar inicialmente y luego, mostrar nuestra razón de fe, pero siempre sin atropellar o llevar por delante a quien nos oiga.

Además, reafirmando, recordemos, como se dijo hace unos momentos, que la importancia, del Mesías y su nombre radica, no en la precisión, de su pronunciación, sino, en que en dicho nombre este, el nombre de YAHWÉH. Y sea, que este en forma unílitera, bilítera, o trílitera, sean una, dos o tres letras. Aun así sigue estando, la presencia del nombre de Abba allí. Por lo cual, eso es lo importante, ver el nombre desde un contexto y perspectiva hebrea, no griega. O sea, que ya no sirve pelear, por cómo se pronuncia el nombre, más bien sirve ver que todos los que estamos, en las raíces hebreas, llamamos al Mesías, con un nombre hebreo donde está el nombre de Yahwéh, y ya no usamos un nombre griego, que no tiene significado alguno. Eso debemos ver, tener en cuenta, y resaltar.

Luego, según se nos dé la oportunidad, Abba mediante, iremos viendo y estudiando, cada diferencia de pronunciación, pero ya no enrollándonos en cuestiones semánticas.

Es decir, ya no envolviéndonos, en discusiones, de pronunciación, en discusiones que son completa y absolutamente VANAS Y SIN PROVECHO.

En lo personal, por los 20 años de estudios en la raíces hebreas, que tengo. Creo que el nombre del Mesías es Yahoshúa, debido a muchas razones, fuentes, y pruebas.

No obstante, estoy cansado de ver peleas, por cuestiones de pronunciación. Y la pelea, no trae claridad, sino confusión. Así, que mejor ver coincidencias, que resaltar las diferencias. No es bueno, dividir y segregar.

O acaso algún hombre o mujer, puede decir que es el dueño absoluto de la verdad???

La verdad, solo está en Yahwéh. Y nuestra tarea es descubrirla, y anunciarla, y no pelearnos por imponerla.

Meditemos, en todo esto. Estudiemos, y tengamos paciencia por los débiles y los que aun, no conocen, del todo las raíces hebreas.

Recordemos, lo que dice la escritura…….

Si bien esta es una advertencia a rohim/pastores, de Yisrael, es válida como ejemplo. Ya que quien hable, medite, charle, o muestre, algo de las escrituras al haber adquirido conocimiento, está en una forma u otra enseñando y hasta cierto punto pastoreando. Por eso, tengamos cuidado de no caer, en esto que nos dice la escritura, amparados en nuestro conocimiento de las raíces hebreas.

Yejezqel/Ezequiel dice…

Eze 34:1 La palabra de YAHWEH vino a mí:

Eze 34:2 “Ben-Adam, profetiza contra los pastores de Yisra’el. ¡Profetiza! Diles a ellos, a los pastores, que YAHWÉH Elohim dice esto: ‘¡Ay de los profetas de Yisra’el que se alimentan a sí! ¿No debían los pastores alimentar a las ovejas?

Eze 34:4 Ustedes no fortalecen al débil, ni sanan a la enferma, ni vendan a la quebrantada, ni traen de regreso a la descarriada ni buscan a la perdida; por el contrario, ustedes las tiranizan con fuerza aplastante.

Eze 34:21 Porque ustedes empujaron con sus costados y sus hombros y acornearon a todas las débiles con sus cuernos, y trataron cruelmente a todas las enfermas.

Meditémoslo…

Si algo más que otros sabemos, callemos y esperemos el momento adecuado, para hablar….

Pro 10:14 El sabio oculta su conocimiento, pero cuando un necio habla, la ruina es inminente.

No seamos contados con los perversos…

Pro 11:9 La boca del perverso hace daño a los demás, pero el justo se salva por su inteligencia.

Sepamos cuando callar, y no atacar a otros…

Pro 11:12 El torpe habla mal de sus semejantes; el inteligente sabe cuándo callar.

Dice la escritura en los Ketuvim Netzarim (o conocido como nuevo testamento):

1Ts 5:14 Les pedimos, hermanos, que reprendan a los que no trabajan, animen a los que tengan miedo, ayuden a los débiles y tengan paciencia con todos.

Y el término usado aquí en griego, es “Adúnatos”= Incapaz, débil, imposibilitado, inmaduro, etc, etc.

O sea, alguien, a quien aún le falta mucho por conocer.

A estos debemos cuidar, en el sentido, que los debemos instruir, con paciencia, poco a poco, no imponiéndoles las cosas por la fuerza, y al primer error aplastarlos con nuestro conocimiento, o supuesta sabiduría.

Ya que por un lado, no sea que vayamos a ser llamados perversos, tiranos o crueles por Abba Yahwéh. Y por otro lado, no nos vayamos a creer infalibles, no sea que los equivocados en algún punto en específico, seamos nosotros.

Así, que meditemos en todo esto. Y estudiemos, todo lo que podamos, compartiendo las ideas aprendidas, no imponiéndolas a la fuerza.

Shalom***

BIBLIOGRAFÍA

Escrituras: Tanakh (texto masoreta). Mateo Hebreo (Shem Tov). Biblia Hebraica Stuttgartensia. Peshita.

Hebrew Study Bible. WLC Westminster Leningrad Codex. Diccionario Strong. Software Bíblico E-Sword.

Traducción Kadosh Israelita 2003. Versión Israelita Nazarena 2011.  RV60 Hebraica.

Libros: Modelos en los Nombres Personales Judíos en la Diáspora de Babilonia” por el Dr. M. D. Coogan.

Magazines: Revista para el Estudio del Judaísmo, Vol. IV, No. 2, p. 183f.

Fragmento Moreh Yosef Alvarez (*)

https://horamesianicacr.blogspot.com/2013/09/revelando-la-mala-excusa-del-nombre_3538.html

https://en.wikipedia.org/wiki/Biblical_Archaeology_Review

Magazine

[Trabajo: Escrito, compilado, y revisado por Yoel Yisajar].

EL NOMBRE DEL MESÍAS 2

Modificación del nombre del Mesías de Yahoshúa a Yeshúa

En las escrituras vemos, que algunas veces, se suelen modificar los nombres, lo cual no es extraño, en la cultura hebrea.

Sino que según, convenga a sus ideas, estos escritores copistas (masoretas) toman estos cambios, con la intención, de negar u oscurecer, el hecho que Yahoshúa es el Mashíaj.

Es por tanto, muy conveniente ver algunos de esos cambios, hechos al nombre que fue helenizado y que nosotros conocemos como Josué.

Variantes del nombre Josué:

Estas son, algunas aclaraciones, respecto del deletreo variante del nombre de Josué en hebreo, y esto se comprueba fácilmente viendo, los pasajes mencionados, de las Escrituras Hebreas:

Noten que en Deuteronomio se lo deletrea con una “Vav” en la segunda sílaba y otra “Vav” en la tercera sílaba. Mientras que en Jueces se lo deletrea sólo con una “Vav” en la segunda sílaba; y en Nehemiah se lo deletrea con una “Vav” en la segunda sílaba, eliminando la He y la primera “Vav”.

De manera que la modificación del nombre del Mesías: de Yahoshúa a Yeshúa, según lo testifica el libro Toldot Yeshu, no fue algo insólito en su cultura, pues el nombre del propio Josué sufrió la misma modificación, dos veces, testificado esto en las propias Escrituras Hebreas.

Por lo que modificar el nombre, de Josué es modificar el nombre de Yahoshúa, y por ende tratar de ocultar la verdad, de la identidad del Mashíaj.

Un testimonio antiguo de la pronunciación “Yaho/Yahu”

Un importante testimonio, escrito en carácter sirio-fenicio-cananeo (ó paleo hebreo), es relevante a la hora de determinar, conceptos. Como en caso de nombres teofóricos, cuando hablamos de sufijos le corresponderá “Yahu” y cuando hablemos de prefijos tendremos “Yaho”.

Y no solo eso, sino que aun como prefijo es “yaho” y no “yeho”, ya que los testimonios de escritos como este, y sumado al de la peshita, nos da como resultado, esto mismo. Establecido, mucho antes, de que existieran, los textos Masoretas. Dado que esta inscripción es del siglo VII a.e.c. y la peshita del siglo IV e.c.

Es decir dado que el trabajo de los masoretas se desarrolló entre el siglo V y el IX, esto nos dará, que esta placa con dicho texto, es 1500 años más antigua que los textos masoretas, y en el caso de la peshita es  unos 2 o 3 siglos más antigua que los textos masoretas. Lo que nos da un marco de referencia, mucho más amplio, que el de los masoretas.

En el caso específico de este artículo, nos referimos directamente al texto de la inscripción de “Sebnayahu” del siglo VIII a.e.c. (antes de la era común).

Donde se muestra que en cuanto al teoforismo, repetimos, este será cuando “sufijo” en su forma “yahu”. 

Lo que simplemente por deducción, nos indicaría, lo opuesto, o sea, que cuando el teoforismo es “prefijo” entonces le corresponde “yaho”. Cosa que luego veremos, más detenidamente, con otros testimonios.

Definiciones según RAE:

Sufijo= que va pospuesto, o detrás.

Prefijo= que va antepuesto; que va adelante.

Ejemplos:

Yahoshúa.

(Forma trilítera como prefijo, es por tanto “yaho”).

Yeshayahú.

(Forma trilítera como sufijo, es “yahu”).

Desarrollo

En una inscripción conocida como de Sebnayahu, una inscripción funeraria de la época del primer templo, próxima al período de Ezequías, rey de Judá; aparece una secuencia de tres letras (un trigramaton o forma trilítera). [señalado en rojo]

En la primera línea de derecha a izquierda, luego de zat aparecen  i-he-u, que en este caso se traduce como yahu (dado que es sufijo).

Esta forma de verter el trigramaton (tres letras) corresponde según fuentes que defienden el sonido de “ia”, a cuando, por aparecer por sí solas en el Tanakh, son puntuadas de esa manera para su vocalización. Sin embargo el único caso donde aparecen “solas” es para el nombre de Yehú, y no son puntuadas en el Texto Masoreta para pronunciar “iau” sino “ie-hu”; más si lo están (para la forma “iahu”) cuando forman sufijo.

En cambio, cuando aparecen formando prefijos en otros nombres son puntuadas para pronunciar “ieo”. De aquí viene la base para la forma trisilábica que tomamos (Yaho).

En absoluta concordancia con esto, mencionamos otra fuente para la correcta pronunciación del nombre que se halla, como antes habíamos dicho,  en el texto arameo de la Peshita. Un texto de la Biblia usado por asirios, sirios y caldeos creyentes del primer siglo, y que por el cuarto siglo (mucho antes de los masoretas del siglo noveno) crearon vocales escritas para el texto arameo, y cuando añadieron vocales a los nombres que empiezan con parte del nombre divino conseguían nombres como “Yahoshafat” en lugar de “Yehoshafat”.

Lo cual responde a la base de formas con la de “la inscripción de Sebnayahu”, de la misma manera. O sea, cuando es sufijo será “Yahu”, y cuando prefijo es “Yaho”. [Continuaremos más adelante con este tema.]

¿De dónde sale el nombre Yahshúa?

El nombre, que se ve a muchos utilizando hoy día, Yahshúa, es una “contracción” del original “YAHOSHÚA”. No es completamente errado, el uso de Yahshúa como nombre de Mashíaj, lo que sucede es que algunos desconocen, el hecho que este no es el nombre original, del Mesías, sino solo como dijimos un apócope o contracción del mismo.

¿Pero el nombre Yahshúa, como está formado?

Este nombre es, repetimos la contracción de Yahoshúa, y se forma así:

YAH-HO-SHÚ-A=YAH-SHÚA

YAHO=YAH

De donde vemos que Yaho se contrae a Yah, y shúa queda igual.

De ahí aparece esta mención moderna del nombre del Mesías.

¿Entonces Yahshúa no es el nombre original?

Efectivamente no, aunque puede utilizarse, sabiendo por supuesto que el original es Yahoshúa. El nombre Yahshúa es por tanto de origen moderno, no de origen antiguo.

¿Por qué algunos dicen que el nombre es Yahshúa y no Yahoshúa?

Bueno, por un lado por desconocer, la shoresh o sea la raíz gramatical del nombre del Mesías. Y por otro lado, por tener la idea errada, que el nombre Yahoshúa es arameo, y Yahshúa es hebreo. Cuando hay muchas evidencias y pruebas, que atestiguan, que el nombre Yahoshúa es desde antiguo un nombre hebreo, cosa que no se puede decir de Yahshúa. El cual si bien es de pronunciación hebrea, es de creación moderna y no existía jamás en la antigüedad. Ya que no existe ningún escrito antiguo anterior a la era común o aun posterior a la era común, que atestigüe que el nombre Yahshúa hubiera existido, en alguna parte.

¿Cómo sabemos que es realmente Yahoshúa el nombre de Mashíaj?

Bueno, hay sobradas pruebas de ello. Pero básicamente, basta con decir que este mismo nombre tuvo Josué; que así estaba en los primeros textos del Tanakh; que esto mismo atestigua la septuaginta; que lo muestran los escritos de Murashú de varios siglos anteriores a los textos masoretas; que así está escrito en cantidades de estelas, lapidas, escritos antiguos varios, etc; que esta así tanto en escritos hebreos como aun en arameos, el idioma hermano del hebreo, etc. Todo esto sumado a la cantidad de testimonios de muchos sabios, investigadores, y eruditos filólogos, que afirman esto mismo. Además, de estar también así atestiguado por escritos como el Mateo de Shem Tov, conocido como Mateo Hebreo, el cual es de la edad media, pero es copia fiel de un original del siglo I. Y finalmente, esto también consta inclusive en escritos netamente judíos, como el Talmud, donde se deja en claro, cuál era el nombre del Mesías y que cambios se le hicieron al mismo. Todo esto sin nombrar, otras tantas pruebas que existen, respecto de este mismo tema, por lo que basta para atestiguar por el momento, haciendo esta breve referencia.

¿Y cómo se forma el nombre Yahoshúa?

El nombre de Mashíaj, está formado de la siguiente manera:

Por la unión de los nombres YAHWEH Y HOSHEA.

Estos se unen formándose a partir de

YAH=por YAHWEH

Y

HOSHEA = que pasa en la unión a ser HOSHúA.

De donde la letra “he” hebrea se reduplica y se une formando la pronunciación de una “jota suave”.

Por lo que queda entonces:

YAH-HO-SHEA=YAH-HO-SHÚ-A.

Es decir finalmente

YAHOSHÚA.

¿Es la forma YAHO, la correcta para el nombre del Mesías?

Efectivamente la forma YAHO, es la correcta. Ya que los testimonios filológicos así lo atestiguan. Dado que cuando hay un elemento “teofórico” en un nombre, se tendrá que si es prefijo (o sea la primera parte de un nombre) será YAHO, y si es un sufijo (o sea la parte final de un nombre) corresponderá YAHU.

Ejemplos: YAHOSHÚA, ELIYAHU,etc.

¿Existe el nombre Yahushúa?

Bueno, como antes se dijo cuando la forma trilítera va como “prefijo”  (primera parte del nombre) se escribe y pronuncia “Yaho”. Y cuando va como “sufijo” (segunda parte del nombre), será “Yahu”.

Yahoshúa; Yahosafat; etc. Yeshayahu; Matityahu; etc. De esto dan cuenta distintos testimonios arqueológicos y filológicos, con evidencias extra-escriturales como las “Inscripciones de Sebnayahu, o los textos de “Murashu”; y con evidencia escritural por ejemplo la Peshita; etc.

Por lo demás, no hay evidencia alguna de escritura, pronunciación o testimonio arqueológico, de la forma trilítera al comienzo de un nombre hebreo como “Yahu”.

Por ello, esta forma, solo obedece a la opinión de ciertos grupos, que han comenzado a utilizar esta manera, desde hace muy poco tiempo. No obstante, como ya dije, no hay evidencia científica alguna.

Es menester entonces, decir que esta nueva pronunciación “Yahushúa” responde principalmente a un entendimiento “defectuoso” de los nombres hebreos. Los que lo avalan, ignoran que el nombre Yahoshúa no tiene nada que ver con la terminación yahu que tienen algunos otros nombres teofóricos.

El nombre del Mesías, es la combinación de Yah con Hoshéa, por ende el resultado es Yah-Hoshúa, excepto que la He no se reduplica en la escritura con un daguesh por ser consonante gutural pero sí se reduplica en la silabización/pronunciación como Yah-ho-shú-a es decir “Yahoshúa”. Y el nombre original de este hombre (Josué) no era Hushea sino Hoshea; por lo tanto esa “o” no cambia. La forma “defectuosa” de ese nombre pudiera vocalizarse también como Yahoshea, si no fuera porque aparece una o dos veces en otros textos con la waw al fínal, lo cual indica indefectiblemente que la vocalización será Yahoshúa.

¿Hay entonces algún escrito, con la forma Yahushúa?

Bueno, hasta el momento, no se ha descubierto o encontrado, ningún escrito. Sea bíblico o extra bíblico, que muestre dicha pronunciación.

Cosa que no sucede con las otras varias formas de pronunciar el nombre hebreo del Mesías. Como son, por ejemplo: Yahoshúa, Yehoshúa, Yeshúa, etc, etc.

¿Entonces solo esto basta, para ser probatorio de una pronunciación?

Pues por supuesto que no. Pero si constituye la base, para ello. O sea, cuando se esgrime algún tipo de pronunciación del nombre del Mesías, se parte de la base, que por lo menos este así escrito, en algún otro texto, desde donde se muestre esa forma de pronunciar. Luego de lo cual, se sumaran a esto, evidencias varias, a favor de una u otra forma.

¿Existe la posibilidad, de descubrir esta forma de pronunciar el nombre de Mashíaj en hebreo, en algún escrito?

Por supuesto, que sí. Ya que cada año, se realizan nuevos descubrimientos arqueológicos, lo cual nos lleva a esa y aun hasta quizás otras posibilidades. La ciencia arqueológica, y la filología, que estudia las lenguas, nos pueden dar las respuestas.

Por lo tanto, no se invalida, como una posibilidad, la pronunciación Yahushúa. Pero, debido a la carencia de fuentes, si se la estima incorrecta, hasta ahora.

¿Es Yahoshúa o Iehoshúa o Jeshúa?

La “yod” de Yahoshúa= yod-hei-vav-shin-ayin, se translitera, transcribiéndola como “Y” pronunciándose “ye”, nunca como “I o Ie” y menos como “J” española. Ya que si así se hiciera se estaría tratando con una “jet” no una “yod”. Si no se hace un trabajo sensato, se puede llegar a cualquier conclusión exageradamente errónea. Es menester, transcribir adecuadamente.

Ahora que ¿Tiene importancia, la forma en que pronunciemos el nombre del Mesías o no?

Esa es una excelente pregunta, ya que reviste gran importancia. Debido, a que muchos creen que si no conocen la exacta pronunciación, no serán salvos.

Y basan este entendimiento en, pasajes como:

Hch 4:12  Y en ningún otro hay salvación;  porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres,  en que podamos ser salvos.

Lo cual introduce un completo, miedo, a que ahora, que muchos están conociendo las raíces hebreas, por no pronunciar correctamente el nombre, no sean salvos.

Dado que piensan que solo en el nombre del Mesías, serán salvos. Y eso aparentaría decir pasajes, como el de Hechos 4:12. Pero….., y si, hay un pero, este es que a pesar de nombrar a Yahoshúa, el nombre a que está haciendo referencia la escritura no es el del Mesías, sino el nombre de YAHWÉH.

Lo que sucede, es que el nombre de Yahwéh está en el del Mesías. Dado que sabemos, que el nombre del Mesías significa “SALVACIÓN DE YAHWÉH” , “YAHWÉH SALVA”, ó “YAHWÉH ES SALVACIÓN”, cualquiera de estas formas, ya que todas son lo mismo.

Es decir, que cuando la escritura dice, o hace mención al nombre del Mesías, en realidad, menciona a este, solo…, porque en él está el nombre del origen de la salvación, el cual como dijimos es YAHWÉH, que es la salvación misma.

Y eso, no desvirtúa, la figura de nuestro señor, rabino, rey, salvador y Mesías, sino que por el contrario, resalta la figura del Mesías, al mostrar con claridad que el Altísimo Elohim Yahwéh, está en el, en este caso a través de su nombre.

Dice mostrando el contexto de la lengua hebrea, en Mateo 1:21 en la Versión Israelita Nazarena:

Mt 1:21 Ella dará a luz un hijo; y lo llamarás Yahoshúa, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

Aquí muestra el nombre del Mesías, pero no aclara del todo, la relación con salvar….

Y veamos la TKI de Ascunce dice, en forma similar…

Mat 1:21 Ella dará a luz un hijo, y tú le llamarás Yahshúa, [que quiere decir ‘YAHWEH salva,’] porque El salvará a su pueblo de sus pecados.”

En este caso, se aclara un poco más, en cuanto al nombre del Mesías, pero aun así, no del todo la relación, con salvar….

Vayamos ahora entonces al Mateo Hebreo, que dice….

MTH 1:21 Ella dará a luz un hijo, y tú llamarás su nombre Yahoshúa (Yahweh salva), porque él liberará (ioshia) a Mi pueblo de sus iniquidades.

Wetéled ben wetiqráh shemó Yeshúa ki hu yoshía ammí me’avonotám”. 

BIBLIOGRAFIA

Escrituras: Tanakh (texto masoreta). Mateo Hebreo (Shem Tov). Biblia Hebraica Stuttgartensia. Peshita.

Hebrew Study Bible. WLC Westminster Leningrad Codex. Diccionario Strong. Software Bíblico E-Sword.

Traducción Kadosh Israelita 2003. Versión Israelita Nazarena 2011/2015.  RV60 Hebraica.

Libros: Modelos en los Nombres Personales Judíos en la Diáspora de Babilonia” por el Dr. M. D. Coogan.

Magazines: Revista para el Estudio del Judaísmo, Vol. IV, No. 2, p. 183f.

https://es.wikipedia.org/wiki/Josué_(nombre)

https://significadodelosnombres.com.es/significado-de-josue/

https://girona.mforos.com/1098670/5287339-arqueologia-geografia-geologia-codices/?pag=2

https://horamesianicacr.blogspot.com/2013/09/revelando-la-mala-excusa-del-nombre_3538.html

[Trabajo: Escrito, compilado, y revisado por Yoel Yisajar].

CONTINÚA EN….

EL NOMBRE DEL MESÍAS 3