Shavuot y el Espíritu de Santidad

Shavuot y el Espíritu de Santidad

En la celebración de Pésaj experimentamos una transición, un cambio de pasar de un estado de esclavitud a un estado de libertad. Luego de Pésaj, el pueblo empieza su camino guiado por Yahwéh en el desierto; y en ese proceso hay un recorrido de siete semanas, desde la celebración de Bikurim (Primicias) hasta llegar a Shavuot. La Torah enseña:

Levíticos 23:15 Y desde el día en que traigan el manojo de la ofrenda de elevación, el día después del Shabat, contarán siete Shabatot. Tienen que ser completos: (16) deben contar hasta el día después del séptimo Shabat, cincuenta días; entonces traerán una ofrenda de grano nuevo a Yahwéh. (VIN2015)

Nuevamente en Deuteronomio:

Deuteronomio 16:8-10 Después de comer ácimos por seis días, celebrarás una reunión solemne para Yahwéh tu Elohim en el séptimo día; no debes hacer trabajo alguno.  (9)  Contarás siete semanas cuando comience la cosecha del grano.  (10)  Entonces celebrarás la Fiesta de Shavuot Semanas para Yahwéh tu Elohim, ofreciendo tu contribución voluntaria según te haya bendecido Yahwéh tu Elohim. (VIN2015)

«Shavuot» es el plural de la palabra “shavúa” (semana), es decir, el significado literal de Shavuot es “Semanas”, conocido también como «Pentecostés«, una palabra griega que significa quincuagésimo para hacer referencia a la festividad de 50 días.

Contamos Siete semanas completas, tal como lo dice el mandamiento. La palabra hebrea para completo o completa es «Tamim» (H8549 Diccionario Strong); en su significado nos presenta que aquello que es completo tiene varios elementos que lo componen: es entero, íntegro, pleno, perfecto, recto, etc. Este conteo, conocido como la Cuenta de Omer, tiene un contexto espiritual en nuestra vida. Contamos en forma progresiva y ascendente los días hasta Shavuot. Cada paso que damos en este camino de siete semanas nos aleja de una mentalidad reprobada hacia una mentalidad acertada, cada día es un peldaño que subimos y nos elevamos espiritualmente.

Lev 23:21-22 En ese mismo día tendrán una celebración; será una ocasión sagrada para ustedes; no deben trabajar en sus ocupaciones. Esta es una ley perpetua en todos sus establecimientos, a través de los siglos.  (22)  Y cuando cosechen el producto de su tierra, no deben cosechar todo hasta los bordes de su campo, ni recoger las espigas caídas de su cosecha; deberán dejarlas para el pobre y el extranjero: yo Yahwéh soy su Elohim. (VIN2015)

En esta ordenanza vemos a Yahwéh como el Elohim (Todopoderoso) proveedor de su pueblo. Los Yisraelitas debían tener en cuenta que todo lo que tenían es porque Yahwéh se los permitió tener; con alegría y regocijo debían ofrendar a Yahwéh en agradecimiento por su provisión. A la vez, los yisraelitas debían ser generosos a la hora de la cosecha. Movidos a la compasión hacía los necesitados, no debían recoger toda la cosecha. Así era como Yahwéh le proporcionaba a los pobres de la cosecha del campo en ese tiempo. Es un llamado hacer memoria de que somos libres por la mano de Yahwéh y por la misma mano del Eterno somos sostenidos y sustentados; todo lo que tenemos es gracias al Padre. Encontrar regocijo y gozo en compartir con los necesitados nuestras pertenencias, es una muestra de compasión y es una forma de agradecer a Yahwéh nuestro sustento.

Hasta aquí un poco del contexto festivo de Shavuot. Ahora bien, esta festividad apuntaba a un evento más grande que marcaría la historia y la vida de todos los discípulos del Mesías. El cumplimiento de la promesa acerca del Espíritu de Santidad, del cual el Mesías les había hablado a sus discípulos y exhortado a que esperaran por él.

Hechos 1:1-4 En el primer relato te escribí, Teófilo, acerca de todas las cosas que Yahoshúa comenzó a hacer y a enseñar, (2) hasta el día en que se lo llevaron arriba, después de haber dado mandamientos por el espíritu de santidad a los enviados que había escogido.  (3)  A ellos se les presentó vivo, después de haber padecido, con muchas pruebas convincentes durante cuarenta días. Ellos lo vieron, y él les hablaba acerca del reino de Yahwéh.  (4)  Y estando juntos, les mandó: “No se vayan de Yerushaláyim, sino que esperen el cumplimiento de la promesa del Padre, de la cual me oyeron ustedes hablar. (VIN2015)

Hechos 2:1-13 Al llegar el día de [la Fiesta de] las Semanas, estaban todos reunidos en un mismo lugar.  (2)  Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio, y llenó toda la casa donde estaban sentados.  (3)  Entonces aparecieron unas lenguas como de fuego que se repartían y se posaban sobre cada uno de ellos.  (4)  Todos quedaron llenos de espíritu de santidad y comenzaron a hablar en otros idiomas, según el espíritu les concedía expresarse.  (5)  En Yerushaláyim se estaban hospedando yahuditas piadosos de todas las naciones bajo el cielo.  (6)  Cuando se produjo este estruendo, se juntó la multitud; y quedaron desconcertados, porque cada uno los oía hablar en su propio idioma.  (7)  Asombrados y maravillados, decían: “Miren, ¿no son galileos todos estos que están hablando?  (8)  Entonces, ¿cómo es que los oímos hablar a cada cual en su propio idioma nativo?  (9)  Partos, medos, elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Yahudah, en Capadocia, en el Ponto y en Asia, (10) en Frigia y Panfilia, en Mitsráyim [Egipto] y en las regiones de África más allá de Kirene y romanos residentes aquí, tanto yahuditas como prosélitos, (11) cretenses y árabes, los oímos hablar en nuestros propios idiomas las grandezas de Elohim”.  (12)  Y estaban todos asombrados y perplejos preguntándose unos a otros “¿Qué significa esto?”  (13)  Otros en cambio se burlaban y decían: “Están llenos de vino dulce”. (VIN2015)

Shavuot es una de las fiestas señaladas que tienen que ver con el peregrinaje, es decir, el pueblo subía hacia el Templo de Yerushaláyim (Jerusalem) para dedicar su ofrenda. Esto era lo que pasaba en el texto anterior, Yahuditas (Judíos) de todas las naciones subieron a Yerushaláyim a dedicar su ofrenda al Altísimo el día de la manifestación del Espíritu de Santidad. Siendo esta festividad de carácter agrícola, tiene que ver con la cosecha cuando está lista y se recogen los primeros frutos. El trigo, antes de ser cosechado, debe de estar maduro y listo para ser segado. Vemos cómo esto tiene un carácter profético de lo que se había anunciado acerca de aquello que el Espíritu de Santidad venía hacer en la vida del creyente. Shimón Kefa (Pedro), citando al profeta Joel dice:

Joe 2:28-29 Después de eso, derramaré de mi espíritu sobre toda persona; sus hijos y sus hijas profetizarán; sus ancianos tendrán sueños y sus jóvenes verán visiones.  (29)  Derramaré de mi espíritu hasta sobre los siervos y las siervas en aquellos días. (VIN2015)

Cientos de años antes del Mesías, Yahwéh había anunciado esta Promesa en cuanto al Espíritu de Santidad y lo que iba hacer. Shimón Kefa continúa su predicación y les habla de las buenas nuevas de Yahoshúa, por medio de la obra del Espíritu de Santidad para convencer a la humanidad de pecado y justicia, se manifiesta y produce una cosecha de Tres mil personas.

Hechos 2:37-41 Cuando oyeron esto se les afligió el corazón y le preguntaron a Shimón y a los otros enviados: “Varones hermanos, ¿qué debemos hacer?”  (38)  Entonces Shimón les dijo: “Arrepiéntanse y sumérjase cada uno de ustedes en el nombre de Yahoshúa el Mesías, para que se les perdonen sus pecados, y recibirán el don del espíritu de santidad.  (39)  Pues para ustedes es la promesa y para sus hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos llame Yahwéh nuestro Elohim”.  (40)  Y con muchas otras palabras siguió dando testimonio, y los exhortaba diciendo: “Pónganse a salvo de esta generación perversa”.  (41)  Así que los que aceptaron su mensaje se sumergieron; y se agregaron en ese mismo día como tres mil personas. (VIN2015)

Esa ofrenda de grano nuevo que se traía a Yahwéh en Shavuot, es la cosecha que representa a todos aquellos que creen en el Mesías, y nacen en una nueva persona, arrepintiéndose y sumergiéndose cada uno en su Nombre. Tanto para la entrada al Reino de Yahwéh, como para recibir don del Espíritu de Santidad, es necesario el arrepentimiento.

Todos tenemos esa naturaleza humana llena de deseos y pasiones que a veces luchan en contra de la voluntad de Yahwéh.

Mateo 26:41 Manténganse alerta y oren, para que no caigan en tentación. El espíritu, en verdad, está bien dispuesto; pero la carne es débil”. (VIN2015)

El Mesías, conociendo la debilidad humana, cómo el ser humano está propenso a caer, y conociendo el corazón de las personas, sabía que sus discípulos iban a necesitar de esa emanación poderosa del Padre que, de manera completa, reposaba en él.  El Espíritu de Santidad es vital para nuestro desarrollo y crecimiento espiritual, así como guía en este camino a la salvación.

En la antigüedad vemos cómo el Espíritu de Santidad sólo venía sobre algunas personas y cómo operaba manifestándose de distintas maneras. Veamos algunos ejemplos:

  1. Yosef (José) hijo de Yaaqov (Jacob), un hombre en quien está el espíritu de Elohim (Genesis 41:38) con sabiduría y discernimiento para interpretar sueño y administrar como gobernador la tierra de Mitsráyim (Egipto). (Genesis 41:14-45)
  • Betsalel, hijo de Uri, dotado de sabiduría, entendimiento y conocimiento en toda clase de labor como artesano para el tabernáculo. (Éxodo 31:1-3)
  • Los ancianos de Yisrael profetizaron cuando el espíritu reposo sobre ellos (Números 11:24-26)
  • Shimshón (Sansón), una fuerza incomparable entre los hombres (Jueces 14:6; 15:14-15)
  • Dawid es ungido como rey 1 Samuel 16:13
  • Salomón el don de Sabiduría (1 Reyes 3:5-14)

Hoy nos gozamos en el privilegio de que el Espíritu de Santidad es derramado sobre toda carne que retorna a Yahwéh por medio de Yahoshúa, el Mesías; aceptándole, arrepintiéndose de sus pecados, y sumergiéndose en su nombre. Tenemos el beneficio de la manifestación del Espíritu de Santidad, y estos son algunos ejemplos:

  1. Somos sellados.

Efe 1:13-14 En él también ustedes, habiendo oído el mensaje de verdad, la buena noticia de su salvación, y habiendo creído en él, fueron sellados con el espíritu de santidad que se había prometido, (14) que es la garantía de nuestra herencia para la redención de lo adquirido, para la alabanza de su gloria. (VIN2015)

Todo aquel que recibe a Yahoshúa, recibe la potestad de ser llamado hijo de Elohim. Todo lo que podemos tener son detalles de Yahwéh, con lo que Él nos bendice por ser constituidos hijos de Yahweh, y eso significa tenerlo todo, así como Adam, que tenía todo lo que necesitaba antes de ser degradado por el pecado.

Romanos 8:16 El espíritu mismo le da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Elohim. (VIN2015)

El espíritu de Santidad es la garantía de que somos de Yahwéh, al estar en el Mesías. Por medio de esta garantía, en el futuro, recibiremos la herencia Eterna, para cuando llegue el tiempo de la siega y, como el trigo, estemos listos.

  • Nos santifica y Regenera la vida espiritual 

1Pe 1:1-2 Kefa, enviado de Yahoshúa el Mesías; a los expatriados en la Dispersión: en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia, (2) elegidos conforme al previo conocimiento de Yahwéh el Padre por la santificación del espíritu, para obedecer a Yahoshúa el Mesías y ser rociados con su sangre: Que la gracia y la paz se les multipliquen. (VIN2015)

El Espíritu de santidad nos lleva a un nuevo principio de vida y nos inspira a un cambio necesario de nuestras acciones, a analizar el sendero de nuestros pies y seguir a Yahwéh, obrando para que nuestra vida sea más justa y tengamos un corazón más recto, así elevando nuestra santidad.

Tito 3:4 Pero cuando se manifestó la bondad de Yahwéh nuestro Salvador y su amor por los hombres, (5) Él nos salvó, no por las obras de justicia que nosotros hubiésemos hecho, sino según su misericordia; por medio del lavamiento de la regeneración y de la renovación del espíritu de santidad, (6) que Él derramó sobre nosotros abundantemente por medio de Yahoshúa el Mesías nuestro Salvador. (VIN2015)

  • Nos faculta con dones espirituales. (1 Corintios 12)

Los dones Espirituales que Yahwéh nos regala son para la edificación de todos, para bendecirnos los unos a los otros, y así, hacer del cuerpo del Mesías una congregación fuerte que honra al Padre sirviendo a los demás con las habilidades y talentos que Yahwéh nos ha dado.  

  • Gozamos del fruto del espíritu.

Gálatas 5:22-26 Pero el fruto del espíritu es: amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, (23) mansedumbre y dominio propio. Contra tales cosas no hay ley, (24) porque los que son del Mesías Yahoshúa han ejecutado en el madero la carne con sus pasiones y deseos.  (25)  Ahora que vivimos en el espíritu, andemos en el espíritu.  (26)  No seamos vanidosos, irritándonos unos a otros y envidiándonos unos a otros. (VIN2015)

Nosotros somos los que cosechamos de nuestro corazón, dice Proverbios 4:23 Más que todo lo que guardas, guarda tu mente, que ella es fuente de vida. (VIN2015)

El corazón se alimenta de lo que vemos, escuchamos, sentimos y de lo que hablamos. El corazón es un terreno fértil; el fruto que cosechemos de nuestro corazón va depender de cómo estamos preparando y de qué semilla estamos haciendo crecer en él.

Gálatas 6:8 Porque el que siembra para su carne, de la carne cosechará corrupción; pero el que siembra para el espíritu, del espíritu cosechará vida eterna. (VIN2015)

Alimentar correctamente el corazón para segar vida eterna está en la Torah. El Mesías les dijo a los fariseos: «ustedes buscan en las Escrituras porque en ella se encuentra la vida eterna ellas hablan de mí».

  • Nos recuerda las enseñanzas del Mesías

Juan 14:26 Pero el Defensor, el espíritu de santidad que el Padre enviará en mi nombre, ese les enseñará todas las cosas y les hará recordar todo lo que yo les he dicho. (VIN2015)

Juan 16:13 Y cuando venga el espíritu de la verdad, ese los guiará a toda la verdad; pues no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga y les anunciará las cosas venideras. (VIN2015)

La guía del Espíritu de santidad está relacionada con la Verdad, es decir, con la Escritura de Yahwéh, la cual es la base del éxito y nuestra fuente de sabiduría. Es con la Escritura que somos instruidos, edificados para madurar, hasta llegar a la estatura del Mesías. Por el Espíritu tenemos acceso al conocimiento de la Verdad de Yahwéh.

El espíritu de Santidad nos lleva al temor a Elohim, cuyo respeto nos lleva a la sabiduría y la ciencia que nace de Yahwéh, tal como dice Proverbios 2:

Prov 2:1-6 Hijo mío, si aceptas mis palabras y atesoras mis mandamientos; (2) si pones tu oído atento a la sabiduría y tu mente abierta al discernimiento; (3) si llamas al entendimiento y voceas al discernimiento, (4) si lo buscas como se busca la plata y vas en su búsqueda como tesoros, (5) entonces entenderás el respeto a Yahwéh y alcanzarás conocimiento de Elohim.  (6)  Porque Yahwéh concede sabiduría; el conocimiento y el discernimiento se dan por Su decreto. (VIN2015)

El Espíritu de santidad nos lleva a entender la verdad, y la revelación de Elohim. Además, siendo una guía en el camino, podemos compartir la verdad y anunciar las buenas nuevas de Yahoshúa a las otras personas que se encuentren estancadas, engañadas o alejadas, debido a que recibimos el poder para testificar (Hechos 1:8).

2Co 3:17 Porque Yahwéh es el Espíritu; y donde está el espíritu de Yahwéh, allí hay libertad. (VIN2015)

La vida del ser humano es un paso a la vez, es el camino que se toma y cómo éste decide caminar por él. El camino que elegimos es el Camino de Yahwéh y la forma de caminar por él la encontramos en su Escritura. El camino del Padre son sus principios, sus elevados mandamientos, que hace de la vida del hombre una vida íntegra; primero delante de Él, y luego delante de los demás.

El Mesías enfatizó que no estaríamos solos, sino que ese Poder emanado del Padre estaría en nosotros como testimonio de una vida santa. Y el Espíritu da testimonio en nuestro corazón de que somos libres de las ataduras de este sistema que está siendo edificado fuera de la Moral de la Torah de Yahwéh. Ustedes conocerán la verdad y la verdad los hará libres. Por medio de la Torah recibimos el conocimiento necesario para salvación y para liberación. Yahweh les bendiga.

Escrito colaborado por el hermano Alan Florian, administrador de La Casa de Yisrael.

SHEMINÍ ATZERET 2020

Nombre: Sheminí Atzeret. Significa “Octavo día de Asamblea” (o de Retención). Origen: Viene del termino hebreo “Atzar” que significa “retener”. Pasajes: Vayiqrá/levítico 23:36. Bemidbar/Nm 29:35. Fecha: Sábado 10 de Octubre del 2020. Duración: Del  viernes 9 al sábado 10, (entre las dos tardes). Actividades: Se presenta ofrenda encendida (ya no se hace, por estar suplido esto por medio del Mesías Yahoshúa); y se regocija uno por tener la Toráh (o sea Simjat Toráh).

¿Dónde o cómo aparece Sheminí Atzeret en las Escrituras?

Bueno, en el mismo capítulo donde se habla de Sucot, se habla también de Sheminí Atzeret, esto es, en Vayiqrá/levítico 23.

Finalizados los siete días de Sucot, llega el Octavo día, conocido como Sheminí Atzeret (convocación del octavo día), la cual es una segunda conmemoración consecutiva a Sucot, pero a la vez independiente, en la cual Yahwéh nos retendrá (o atzar, del hebreo), a pesar de haber regresado a nuestras casas, habiendo salido ya de la Sucáh, para que estemos aún con Él, en especial comunión, durante un día más.

Vemos que las escrituras nos dicen lo siguiente…

Vayikrá/Lv 23:36 por siete días traerán ofrendas encendidas a Yahwéh. En el octavo día observarán una ocasión sagrada y traerán una ofrenda encendida a Yahwéh; es una reunión solemne: ustedes no trabajarán en sus ocupaciones. (VIN2011)

Y vemos en.….

Bemidbar/Nm 29:35 en el octavo día tendrán una reunión solemne; no trabajarán en sus ocupaciones.. (TKI2003)

¿La convocación “”Atzeret”, mencionada aquí, es un caso único en la escritura?

No es así, ya que tenemos otros ejemplos, entre los que podemos mencionar algunos casos como el del pueblo observando este día, que lo encontramos en la consagración del Bet Hamikdash/Templo con Shlomo/Salomón:

Divré hayamim bet /2 Cr 7:9 Al octavo día hicieron convocación-Atzeret -, porque habían hecho la dedicación del altar en siete días, y habían celebrado la solemnidad por siete días. (VIN 2011)

Y un segundo caso que aparece en la escritura, es el de la celebración de éste gran día en el tiempo de Ezráh /Esdras, en la época de la reconstrucción de los muros de la Qadosh/santa, ciudad:

Nejemyah/Neh 8:18  Él leía cada día del rollo de la Torah de ha’Elohim, desde el primero hasta el último día. Durante siete días celebraron la festividad, y al octavo día hubo una asamblea solemne -Atzeret-, según lo establecido. (VIN 2011)

Ahora vemos bien, cómo Yahwéh designó como Atzeret al Sheminí, es decir, al octavo día de comenzado Sucot. Sin embargo, no sólo es en octavo día, ya que en la fiesta de Pésaj, el séptimo día también es un Atzeret: Devarim/Dt 16:8  Después de comer pan sin levadura por seis días, celebrarás una reunión solemne -Atzeret- para Yahwéh tu Elohim en el séptimo día; no debes hacer trabajo alguno. (Como dice en el texto hebreo “hashevií atzeret” o “reunión solemne en el séptimo día”.)

Es curioso que nuevamente sea en este último caso, una Atzeret, el último día. Más allá de si es séptimo u octavo el día señalado, esto nos demuestra, en gran medida, qué gran importancia hay detrás de éste día de “retención” por parte de Yahwéh.

Mención en los Escritos Nazarenos/Brit Jadashá/N.T.

Se hace una breve mención indirecta en Yohanan/Juan en un conocido pasaje…

Yohanan/Jn 7:37  En el último día, el día grande de la Fiesta, Yahoshúa se puso de pie y alzó la voz diciendo: “Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba.

Entonces…

¿Qué importancia tiene que Atzeret sea un octavo día?

Su importancia radica en el hecho que, como podremos notar a lo largo de la Torá,  habitualmente el día octavo fue un día para presentarse delante de Yahwéh.

No era solo cuestión de estar a cuentas con Elohim, sino el permanecer delante de su Presencia, como sucedía en Sheminí Atzeret. Por eso que, y dicho esto sin aspecto alguno de kabalah por medio, bien podemos decir que el número 8 excede al siete en las Escrituras. Y esto no es nada más por estar completos y a cuentas con Abba, sino y sobre todo, por habitar en su Presencia todo ese día (por propio pedido personal de Yahwéh). ¿Y cuál era ese día? Pues el “octavo”.

Pero ¿Qué importancia nos muestra con hechos la Escritura respecto al octavo día? Estos son algunos casos…

*El primogénito de los animales se consagraba a Yahwéh al octavo día.

*Aharón y sus hijos, después de consagrados, sirvieron a Yahwéh al octavo día.

*El varón sella el pacto con Yahwéh al octavo día.

*El hombre o mujer inmundo con lepra o flujos corporales, una vez sanos, pasando el proceso de su purificación, se presentaban delante de Yahwéh al octavo día.

*El animal usado para sacrificios era utilizado para Yahwéh sólo al octavo día.

*El nazareo se presentaba delante de Yahwéh recién al octavo día de su purificación.

Y ahora veamos….

¿Qué es “simjat toráh”?

Si bien existe un mandato escritural, este es dirigido a alegrarse o gozarse en “todas” las Moadim o fiestas, en general, no específicamente en ninguna, ni haciendo referencia a la Toráh. No obstante, es una interpretación tradicional debido a que las moadim (convocaciones festivas) son instrucciones; y, por tanto, forman parte de la Toráh, que al final de Sucot, en el octavo día, ya que se habla de alegría, se busque regocijarse por haber recibido la Toráh. Llamándose a este hecho “Simjat Toráh” o “alegría de o por la Toráh”. Esto surge en Devarím, donde dice la escritura claramente….

Devarím/Dt 16:14  Y te alegrarás en tus fiestas solemnes,  tú,  tu hijo,  tu hija,  tu siervo,  tu sierva,  y el levita,  el extranjero,  el huérfano y la viuda que viven en tus poblaciones. (RV60)

(Y dice en el texto hebreo “vesamajtá bejagéja atáh”, “te alegrarás en tus fiestas solemnes”.)

Si bien ahí no dice específicamente la fecha en que se debe hacer, se lo menciona al final de Sucot. Por lo que, no habiendo otra oportunidad más para regocijarse, ya que no hay más celebraciones qedoshim/santas, bien se ha entendido que es la última oportunidad para realizar esto. Y por tanto, en este mismo día final de Sukot, que es Sheminí Atzeret, se procede a gozarse o alegrarse por la Toráh.

Vale decir también que no es ésta una moed (convocación santa) más, sino que sólo se podría considerar como un elemento a tener en cuenta en el último día de Sucot, no ordenado, aunque sí indicado en la Escritura.

Y ahora…

¿Para qué necesito Sheminí Atzeret si tengo al Mesías?

Ante todo es de reconocerse que las fiestas son de Yahwéh y deben respetarse. Como bien dice, la escritura en……

Vayiqrá/Lv 23:2  Habla a los hijos de Israel y diles: Las fiestas solemnes de Yahwéh,  las cuales proclamaréis como santas convocaciones, serán estas:… (RV60)

Vayiqrá/Lv 23:2 Háblale al pueblo yisraelita y dile: Estos son mis tiempos señalados, los tiempos señalados de Yahwéh, que deberán proclamar como ocasiones sagradas.. (VIN2011)

En ambas versiones bíblicas, tanto la de contexto griego, la Reina Valera, como la de contexto hebreo la Versión Israelita Nazarena, dicen claramente que las fiestas son de Yahwéh. Por lo cual, la primera razón para celebrar esta fiesta, al igual que las demás,  es que son de Yahwéh y Él las ordena, lo que debería ser ya de por sí un motivo más que suficiente para obedecer. Claro está, eso será si es que uno se considera realmente obediente a la Voluntad de nuestro padre Yahwéh. Aclarando que, por supuesto esto es cuando a nosotros nos sea posible participar de esta moed (convocación), no habiendo circunstancias extraordinarias, como cuando uno está obligado, para sostener a su familia, a trabajar ese día (al estar aún en ese sentido bajo el sistema). Pero sabemos ante todo que Abba Yahwéh conoce los corazones y, si es nuestro sentir, como ya se dijo en otras ocasiones, para las otras moadim/convocaciones sagradas, Él nos librara y nos permitirá participar de cada moadim y/o aún de cada Shabat, en su momento.)

Así que, un motivo fundamental para necesitar esta celebración santa, teniendo al Mesías, es que será una muestra de “obediencia y fidelidad” a la Palabra de Abba Yahwéh, y al ejemplo de vida que nos dio el Mesías. Eso aun sin mencionar que el no celebrarla significa perderse la instrucción que Sheminí Atzeret, moed o convocación qadosh/santa, implica para nosotros y nuestras vidas.

¿Qué se puede hacer hoy día en Sheminí Atzeret?

Bueno, al igual que en Sukot, se puede leer, estudiar, orar y meditar, siendo estos puntos mencionados, actividades comunes a todas las convocaciones santas. Y algo muy especial es sin lugar a dudas que presentemos nuestra colaboración.

Es decir, no habiendo posibilidad de presentar ofrendas encendidas como era en la antigüedad.

Ahora se nos presenta otra posibilidad como lo es “ser nosotros mismo las ofrendas presentadas a Yahwéh” ¿Y cómo será esto? Pues simplemente como ya hemos visto, colaborando con nuestra presencia, con canticos; con alabanzas; poesías; lecturas varias alusivas a esta moed; etc.

¿Qué mejor para nuestro Padre Yahwéh que nosotros seamos las «ofrendas vivas»?

Ya sin sacrificio alguno de por medio, más que el realizado por nuestro Mesías. Y de ahora en más, en estas participaciones, que son muestras absolutas de obediencia por un lado, pero más que nada, son muestra de amor y “amor a nuestro Yahwéh avinu”, a nuestro padre Yahwéh.

¿Cuál es la ofrenda que quiere el Eterno?

Ro 12 Por tanto, hermanos míos, les ruego por la misericordia de Elohim que se presenten ustedes mismos como ofrenda viva, santa y agradable a Elohim. Este es el verdadero culto que deben ofrecer. (DHH)

Nosotros mismos somos la ofrenda…

¿Y qué específico tipo de ofrenda, hoy día?

Heb 13:15  Así que, ofrezcamos siempre a Elohim, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre. (RV1960)

Hoshea/Ose 14:2 Traigan palabras y vuelvan a Yahwé. Díganle: “Perdona toda culpa y acepta lo que es bueno; en vez de becerros te ofrendaremos de nuestros labios. (VIN2011)

Por eso es bueno que pudiendo hacerlo, todos compartamos: una palabra, una meditación, una reflexión, o al menos un saludo fraternal. Pero esa ofrenda sea de nuestros labios y para el Eterno.

Entonces….y terminando….

¿Qué es lo maravilloso en esta moed final?

Como algo ya mencionamos al principio, Sheminí Atzeret es convocación del octavo día. Pero más que convocación, atzeret implica “retención”. Donde, literalmente, Yahwéh nos retendrá (ó atzar, del hebreo), a pesar de haber regresado a nuestras casas, habiendo salido ya de la Sucáh, para que estemos aún con El, en especial comunión, durante un día más. El creador el universo, el Eterno, nos quiere un día más con Él. Y aun ya no estando en la sukáh, nos anhela celosamente, para que volvamos y nos quedemos en ella, por un día más.

Baruj haShem.

Baruj atáh Yahwéh.

Shalom***

SUKOT 2020

סֻּכּוֹת 

Nombre: Sukot. Fiesta de las Cabañas, de la Cosecha, o de los Tabernáculos.

Origen: Proviene del término “Sukáh” (cabaña).

Pasajes: Vayikrá (levítico) 23:33-36. Y Bemidbar/ Nm 29:12.

Fecha: 03 de Octubre del 2020. (Comienza al atardecer del día 02.)

Duración: del sábado 03 de octubre al viernes 9, o sea 7 días. (Ocho días si se le suma, la fiesta de Sheminí Atzeret, que le agrega un día).

Actividades: Ofrenda encendida (hoy día no se realiza); Libación de agua (derramar agua); Construcción de la Cabaña, tienda, o Sukáh; y Meditar.

¿En qué consistía Sukot?

Básicamente consistía en la construcción de una “Sukáh” o cabaña, o tienda, o enrramada. Esta era construida en base a ramas de árboles. De cuatro especies: Etrog; Lulav; Hadas; Aravás.

Etrog= árbol de fruto cítrico; mencionado en la escritura como “árbol hermoso”. Lulav= Ramas de una palmera de Dátil. Y en la escritura es “ramas de palmera”. Hadas= Ramas de Mirto, de muchas hojas y espeso. En la escritura es “árboles frondosos”. Aravá= Sauce de arroyo. Llamado igual en las escrituras.

Razón de construir una Sukáh

Lv 23:43  para que las generaciones futuras sepan que yo hice habitar al pueblo yisraelita en cabañas cuando los saqué de la tierra de Mitsráyim, yo Yahwéh su Elohim”. (VIN 2011)

Construcción de la Sukáh

La Sukáh o tienda estaba construida, como dijimos, de ramas de árboles, de cuatro especies: Etrog (árbol hermoso); Lulav (palmeras); Hadas (árbol frondoso); Aravás (sauces).

Vayikrá/Levítico 23: 40 Y tomaréis el primer día ramas con fruto de árbol hermoso, ramas de palmeras, ramas de árboles frondosos, y sauces de los arroyos, y os regocijaréis delante de Yahwéh vuestro Elohim por siete días. (RV60H)

Duración

Lv 23:33  Yahwéh le habló a Mosheh, diciendo:

Lv 23:34  “Dile al pueblo yisraelita: El día quince de este séptimo mes será la Fiesta de Sukot (Cabañas) para Yahwéh, [por] siete días. (VIN 2011)

¿Cuántos días eran considerados reposo absoluto en Sukot?

Solo el primer día y el último (octavo) eran de reposo absoluto, como Shabat.

Y los días intermedios se llamaban “Jol haMoed”, o días festivos, pero no sagrados.

Lv 23:35  El primer día será una ocasión sagrada: ustedes no trabajarán en sus ocupaciones;

Lv 23:36  por siete días traerán ofrendas encendidas a Yahwéh. En el octavo día observarán una ocasión sagrada y traerán una ofrenda encendida a Yahwéh; es una reunión solemne: ustedes no trabajarán en sus ocupaciones. (VIN 2011)

¿Está vigente Sukot hoy día?

Nos dice la escritura, en: Lv 23:41  Lo observarán como una festividad de Yahwéh por siete días en el año; lo observarán en el séptimo mes como una ley perpetua, por todas las edades. (VIN 2011)

¿Cuál era y es, el objetivo de celebrar Sukot?

Lv 23:42  Ustedes vivirán en cabañas por siete días; todos los ciudadanos en Yisrael vivirán en cabañas,

Lv 23:43  para que las generaciones futuras sepan que yo hice habitar al pueblo yisraelita en cabañas cuando los saqué de la tierra de Mitsráyim, yo Yahwéh su Elohim”. (VIN 2011)

El Eterno tendría por objeto hacernos recordar cuando saco al pueblo de la tierra de Egipto, y cómo fue que su pueblo habitó durante siete días en esas moradas temporales conocidas como Sukáh. De ahí que la comodidad de nuestro hogar hoy día, deberá ser dejada a un lado con el propósito de recordar este hecho, y agradecer, toda bendición recibida.

¿Qué significa el término Sukáh?

La línea de origen es la siguiente: El termino hebreo Sakak (h5526) que significa cubrir, cerrar, entretejer; da origen a Sok (h5520) que refiere a choza de ramas entretejidas; y de este sale a su vez Sukáh (h5521) el femenino que también es choza, tienda, cabaña, etc. Vemos entonces como un término da origen a otro y todos se relacionan, compartiendo, una misma raíz gramatical.

¿Dónde más se ve Sukot en la Toráh?

También vemos Sukot en bemidbar…

Nm 29:12  También a los quince días del mes séptimo tendréis santa convocación;  ninguna obra de siervos haréis,  y celebraréis fiesta solemne a Yahwéh por siete días. (VIN2011)

Ahora veamos….

SUKOT Y EL MESÍAS

Esta fiesta es mencionada en los Escritos Nazarenos (o Nuevo Testamento), y Yahoshúa HaMashíaj (o Jesús el Mesías en el cristianismo) – disfrutó de ella:

Jn 7:1  Después de esto, Yahoshúa siguió andando por el Galil. No quería andar por Yahudah,… Jn 7:2  Estaba próxima la Fiesta de las Cabañas de los yahuditas. (VIN 2011)

Jn 7:10 … “después que sus hermanos subieron a la Fiesta, entonces él también subió,”… 14 Cuando ya había pasado la mitad de la Fiesta, Yahoshúa subió al templo y se puso a enseñar. (VIN 2011)

¿Cómo aparece Sukot en los Escritos Nazarenos?

Esta fiesta es mencionada en los Escritos Nazarenos (Brit Jadash, o Nuevo Testamento), y Yahoshúa el Mesías, disfrutó de ella.

Jn 7:1 Después de esto, Yahoshúa siguió andando por el Galil. No quería andar por Yahudah, porque los [dirigentes] yahuditas lo buscaban para matarlo.

Jn 7:2 Estaba próxima la Fiesta de las Cabañas de los yahuditas. (VIN2011)

Jn 7:10 …”Después que sus hermanos habían subido, entonces él también subió a la fiesta”… 14 Mas a la mitad de la fiesta subió Yahoshúa al templo, y enseñaba. (RV60)

Este día incluía las libaciones de aguas (o sea derramar agua) en el altar. Por eso Yahoshúa en medio de la fiesta dijo, lo siguiente:

Jua 7:37 En el último día, el día grande de la Fiesta, Yahoshúa se puso de pie y alzó la voz diciendo: “Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba.

Jua 7:38 El que crea en mí, como dice la Escritura, ríos de agua viva correrán de su interior”. (VIN2011)

¿El Mesías Yahoshúa nació en Sukot?

Bueno, la mayoría de los eruditos bíblicos concuerdan en que no fue en la época, que hoy llamamos diciembre, en absoluto, sino que la gran mayoría coincide, en que fue en la época de la celebración sagrada de Sukot.

Son varios, los puntos que resultan claves, a la hora de indicar, que Yahoshúa nació en Sukot. Veamos, algunos de estos puntos más relevantes:

1. Betlehem o sea Belén, estaba «abarrotada.»

Esto no podía haber sido debido a un censo, ya que las autoridades lo hubieran elegido realizar en cualquier otra época del año, menos en este periodo, de tanto movimiento. Todo judío estaba obligado a ir a Jerusalem para Sukot (Deut. 16:16). Esto habría abarrotado de gente a Jerusalem, así como a Betlehem o sea Belén, que estaba a sólo 8 kilómetros de distancia.

Deu 16:16  Tres veces al año –en la Fiesta de Matsot (Ácimos), en la Fiesta de Shavuot (Semanas), y en la Fiesta de Sukot (Cabañas), se presentarán todos tus varones delante de Yahwéh tu Elohim en el lugar que él escoja. No se presentarán delante de Yahwéh con las manos vacías. (VIN2011)

Este pasaje muestra que era obligación presentarse en Sukot, de ahí la gran cantidad de gente, en aquel lugar y esa época del año.

2. Yahoshúa nació en un establo.

La palabra hebrea para «establo» es «Sukáh» (como en Gen. 33:17), así que es probable que Yahoshúa naciera en una Sukáh/cabaña o establo.

Gn 33:17 Pero Yaaqov viajó a Sukot, y se construyó una casa e hizo cabañas para su ganado (establos); por eso fue que llamaron aquel lugar Sukot Cabañas. (VIN2011)

Lc 2:7  Y allí nació su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales y lo acostó en el establo, porque no había alojamiento para ellos en el mesón. (DHH)

Vemos bien claro cómo se relacionan ambos pasajes, el de Génesis y el de Lucas, mostrando a las claras que el nacimiento ocurrió en una Sukáh, debido al simple hecho de que era el tiempo de la celebración de Sukot, o sea, otoño allí en medio oriente y primavera para nosotros en Sudamérica.

3. Yahoshúa nació el primer día de Sukot.

Si así fue entonces habría sido circuncidado «al octavo día», una festividad que seguía inmediatamente a Sukot, conocida como Sheminí Atzeret. Este día era el original «Simjat Toráh» (Regocijo por la Toráh). Así que Yahoshúa aparentemente, habría entrado en el pacto de Abraham, en el día del «regocijo por la Toráh.»

4. Cuando los ángeles aparecieron a los pastores hicieron una especial afirmación.

La que suena como un eco de las antiguas formas ceremoniales de Sukot, al decir «…he aquí, hemos venido a declararles buenas nuevas de gran gozo.» (Lc 2:10-11)

Antes, en la antigüedad, “buenas nuevas” por haber sido librados de Mitsráyim, o sea de Egipto. Y ahora, “buenas nuevas”, por haber nacido el Mesías.

5. Sukot es simbólica de que Elohim mora en una «cabaña».

O como bien se puede entender “cuerpo”, con nosotros.

Éx 25:1  Yahweh le habló a Mosheh y le dijo:…

Éx 25:8…que me hagan un santuario para que yo habite entre ellos. (VIN2011)

Datos extras sobre el nacimiento del Mesías

Ahora bien, en Mt 2:7-8, 16 Herodes mata a todos los niños de dos años para abajo. El hecho de que mató en un margen tan ancho indica que él no sabía exactamente cuánto tiempo hacía que había nacido el Mesías. Los padres de Yahoshúa huyeron a Egipto hasta que oyeron que Herodes había muerto. Regresaron a Betlehem a tiempo para realizar la purificación de Miryam (María) y la dedicación de Yahoshúa en el día 40 después del nacimiento de Yahoshúa (como lo requiere la Toráh). Acontecimiento que muestra Lucas 2:22-38.

Para este tiempo Herodes tenía que haber estado muerto o ellos no habrían podido ir al Templo. Herodes tiene que haber muerto durante los 40 días entre el nacimiento de Yahoshúa y su dedicación 40 días más tarde. Se sabe que Herodes murió en Septiembre del año 4 A.E.C. Así que Yahoshúa tiene que haber nacido en el otoño. Esto también nos dice que el año del nacimiento de Yahoshúa fue el 4 A.E.C., o sea 4 años antes de lo que se nombra normalmente como la fecha común.

Claro es entonces que su nacimiento fue durante la conocida “Sukot, o sea, la Fiesta de las Cabañas”, en lo que sería para nosotros septiembre/octubre.

¿Qué es Sheminí Atzeret?

Lv 23:36  por siete días traerán ofrendas encendidas a Yahwéh. En el octavo día observarán una ocasión sagrada y traerán una ofrenda encendida a Yahwéh; es una reunión solemne: ustedes no trabajarán en sus ocupaciones. (VIN 2011)

Atzeret viene del término “Atzar” (retener).

Finalizados los siete días de Sukot, llega el Octavo día, conocido como Sheminí Atzeret (convocación del octavo día). La cual es una segunda conmemoración consecutiva pero a la vez independiente, en donde Yahwéh nos retendrá (atzar), a pesar de haber regresado a nuestras casas, habiendo salido ya de la Sukáh, para que volvamos a ella y estemos aún con El, en especial comunión, durante un día más, en la Sukáh.

Continuemos, ahora con….

SIGNIFICADO PROFÉTICO DE SUKOT

Proféticamente Sukot, nos dice que Yahoshúa es nuestra Sukáh, morada, o descanso.

 Jazón/Ap 21:3  Oí una gran voz que procedía del trono diciendo: “Esta es la Morada (skené) de Yahwéh con los hombres, y él habitará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Yahwéh mismo estará con ellos como su Elohim. (VIN 2011)

[Aquí tenemos “skené” que viene del griego = G4633= tienda, morada, enramada, choza…o sea lo que bien conocemos como la “sukáh” hebrea.]

Además como creyentes aguardamos, habitar en moradas especiales, preparadas por Yahoshúa, para nosotros. Y así lo dice la escritura, en:                                                         

Jn 14:1 No se turbe vuestro corazón;  creéis en Yahwéh,  creed también en mí.

Jn 14:2 En la casa de mi Padre muchas moradas (Sukot) hay;  si así no fuera,  yo os lo hubiera dicho;  voy,  pues,  a preparar lugar para vosotros. (RV60H)

Jn 14:23… Yahoshúa y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará;  y mi Padre le amará,  y vendremos a él,  y haremos morada (Sukáh) con él. (RV60H)

[En estos pasajes se utiliza el término griego “moné” = G3438= morada, habitación, domicilio, residencia, etc. Y es el segundo término griego símil o equivalente a -sukáh-]

Así que por lo tanto esta moed o fiesta, proféticamente, aun no se ha cumplido. Ya que estamos a las puertas de ello. Esperando el regreso de Yahoshúa haMashíaj, nuestro Adón (Señor), para morar en Sukáh, con él.

SIMBOLOGÍA DE SUKOT

Como parte de su simbología Sukot simboliza lo temporal de esta vida; lo eterno de estar con Yahwéh, y el habitar con Mashíaj. 

Sukot nos muestra que Abba Yahwéh es la verdadera raíz. Y fuera de Él, “no hay nada”. Porque no somos de nadie, ni pertenecemos a nadie.

Jn 3:8 El viento sopla de donde quiere,  y oyes su sonido;  mas ni sabes de dónde viene,  ni a dónde va;  así es todo aquel que es nacido del Espíritu. (VIN 2011)

El viento sopla hacia donde quiere, y oyes su sonido; mas, no sabes de donde viene, ni a donde va. Así es como sucede con todos los que han nacido de la Rúaj.» (TKI 2005)

¿Se ha cumplido esta moed proféticamente?

Se está gestando el comienzo o preparación para estos acontecimientos proféticos, en el hecho de que nuestro Mesías ha preparado “moradas” para que las habitemos en un futuro cercano. Más por ahora, como dijimos antes, esta moed o fiesta, aun no se ha cumplido proféticamente. Ya que estamos a las puertas de ello. Esperando el regreso de Yahoshúa haMashíaj nuestro Adón (Señor), para morar en “Sukot”, o sea en “moradas” con Él.

Resumiendo, entonces…

¿Qué se puede hacer en Sukot, hoy día?

Bueno, la realización de Sukot es simple. Veamos:

1º) Construir una Sukáh, cabaña o tienda, como se le llame.

2º) Es reposo o descanso completo. En el primero y octavo día.

3º) Como toda Moed o celebración, es propia para estudiar y meditar.

4º) Se debe conocer y entender, que el Mesías, nos libró de realizar los sacrificios. Al suplirlos él, una vez y para siempre.

5º) Se debe tener en mente, la humildad, propia de habitar en cabañas o Sukot, dejando de lado, la comodidad de los hogares modernos.

6º) Es muestra de humildad, el recibir y hospedar invitados, durante esta celebración.

Ahora…

Vamos a unas….

Reflexiones finales

Es posible que sea a veces complicado conseguir esas ramas de árboles para construir la Sukáh. Y en todo caso, se deberá aprender a organizarse con antelación para no tener problemas. También puede suceder que el clima, según el lugar de residencia, no haga que sea propicia la construcción de una Sukáh. O en el caso de carecer de lugar o espacio para armar la Sukáh, entonces se puede como alternativa muy especial, armar la Sukáh, en un espacio cerrado, o sea, lo que sería una habitación amplia, o lugar grande, que permita el habitar durante varios días o al menos, parcialmente, durante algunas horas al día, durante la semana de celebración. O incluso, colocar las ramas dentro de una habitación de manera simbólica a la construcción de una sukáh.

Recordemos, que “hemos sido llamados a vivir por la Toráh y no a morir por ella”.

Y que el Altísimo Yahwéh quiere “misericordia no sacrificio”, por tanto no sirve de nada enfermarse por vivir durante una semana al exterior. O que, según el país, venga siendo muy difícil y hasta muy costoso conseguir esas ramas, y que por afán de cumplir, nos estemos endeudando.

No se deben forzar los momentos y los tiempos. Si somos fieles, todo a su tiempo llegará y se cumplirá. Además debemos recordar también que tenemos a nuestro Mesías, quien es mediador y abogado a nuestro favor delante del Padre. Y por un lado bien sabemos que no podemos engañar a Yahwéh, pero por otro lado sabemos que Él ve nuestro corazón, y sabe bien cuando algo nos es imposible o no.

Nuestro amado Abba Yahwéh busca que poco a poco vayamos conociendo, aprendiendo y entendiendo qué es y qué significa esta Moed. Y quiere que seamos responsables en nuestro aprendizaje, no nos olvidemos de eso. Pero en absoluto desea, ni espera Él que nos enfermemos o matemos por cumplir. Recordemos entonces: “misericordia si sacrificio no”.

Y ahora una meditación final…

Meditando en Sukot

En buena parte, así somos. No tenemos raíz real en este mundo, porque no somos de él, aunque en él vivamos. Nuestra raíz está puesta en otra cosa, en algo más, en alguien más…en Yahwéh.

Sea que vivamos en un hogar humilde, o en un gran castillo, nuestras verdaderas raíces no están allí, no están en ese lugar. Nuestras raíces están en Abba Yahwéh.

Por eso entonces, que no hay raíz más verdadera y absoluta que la que se tiene en nuestro padre Yahwéh.

Es así entonces que en el mundo somos temporales. Pero en Yahwéh, somos eternos.

Sin Yahwéh una casa caerá como estando afirmada sobre arena. Pero con Yahwéh la casa más humilde, la carpa más pequeña, será sólida, porque estará sobre la roca.

Meditemos pues, entonces, lo que nos enseña “Sukot”. Lo temporal de esta vida. Las verdaderas raíces. La importancia de saber sobre quien esta afirmada nuestra casa, nuestro hogar, nuestra vida.

Y hagámoslo mientras tenemos tiempo. Porque el joven se cree dueño de los días. El adulto los aprecia y aprovecha. Pero solo el anciano los atesora. Tomemos ejemplo de eso… Shalom

Y que la verdadera Sukáh este en nuestro corazón!!!

Bendiciones!!!

Bibliografía

Versión Israelita Nazarena (VIN 2011) Reina Valera 1960 (RV60) Torah 1999 (Daniel ben Itzjak) Traducción Kadosh Israelita (TKI 2005)

Shalom.***

Cómo armar una cabaña para la Fiesta de Sukot (Cabañas)

Saludos amigos. Les daré unos consejos para puedan construir una cabaña como símbolo memorial para poder celebrar la Fiesta de las Cabañas (Sukót).

En primer lugar, debemos analizar nuestras posibilidades para poder hacer una cabaña. ¿Qué significa esto? Pensar en la situación económica que tenemos y el espacio disponible. Debemos aclarar que la Toráh no da detalles específicos de cómo debe construirse la cabaña; sólo menciona: «Ustedes vivirán en cabañas por siete días«; y «ustedes tomarán el producto de árboles hermosos, ramas de palmas, ganchos de árboles frondosos, y sauces del arroyo, y se gozarán delante de Yahwéh su Elohim por siete días«. Quienes conocen algo del judaísmo, con respecto a cómo celebrar esta fiesta, sabrán que tienen leyes específicas para construir una cabaña, elaboradas según la tradición judía. Nosotros, los israelitas incorporados al Olivo de Yisrael gracias a Yahoshúa el Mesías, no estamos obligados a seguir las tradiciones judías. Por lo tanto, tomamos lo Escrito en la Toráh y tratamos de cumplir espiritual y sencillamente lo más que podamos en cuanto a la construcción de la cabaña.

Entonces, debemos hacer la cabaña según nuestras posibilidades económicas y de espacio, sin atenernos a ninguna especificación técnica. Esto creemos que fue ordenado así por Yahwéh para que todos pudieran cumplir, sean los que tienen mucho dinero como los que tienen poco; sean los que tienen espacio, como en un jardín o terreno al aire libre, como los que no tienen nada más que una casa, apartamento o departamento en un edificio. Para Yahwéh tendrá el mismo valor una simple cabaña levantada con amor dentro de una casa o apartamento, porque no se pudo hacer en otro lugar, que las grandes cabañas construidas temporalmente en lugares con paisajes hermosos o en un jardín o lugar fuera de la casa.

Empecemos por las posibilidades mayores hasta la menores. Lo más bonito para los ,hermanos es tener la bendición de juntarse e ir de campamento a algún lugar con paisaje bello. En este caso, lo más que se puede decir, es que es cuestión de organización y de ayuda entre todos para levantar las cabañas y vivir los siete días ordenadamente. Si se trata de una familia, seguramente sabrá o aprenderá cómo se hace para acampar con carpas o semejantes. Demás está decir que deben ser cabañas que resguarden de la lluvia, del frío, o de cualquier otro problema que pueda causar el clima.

Ahora pasemos a una posibilidad muy común: la de hacer una cabaña en el jardín del hogar o lugar firme fuera del mismo. En este caso debemos esforzarnos con la creatividad para hacer una cabaña bonita. El estilo depende de cuánto dispongamos para gastar. Les confieso que las cabañas que armaba antes de casarme carecían de vistosidad, debido a que me faltaba creatividad y animarme a construir. Les puedo mostrar  fotos de mi cabaña en el 2010 para guiarlos con un ejemplo:

Suka1

Con esta foto les muestro que la cabaña está hecha frente a la casa, mirando hacia la ventana que apenas se ve aquí, y al fondo se ve la puerta. Prácticamente está metida un poco bajo un techo que hay antes de entrar como se puede ver. La cabaña está hecha con una estructura de varillas de madera, las cuales clavé como pude, ya que no soy carpintero. Utilicé tres «paredes» cubiertas por el nylon de color negro (no sé cómo lo conocerán por sus países). Confieso que no es mi color preferido, pero creo que fue el menos costoso. Les muestro otra foto desde el interior de mi casa y a través de la ventana.

Suka2

Ahora, para que vean con más detalles cómo puse las varillas de madera para montar ramas de jazmín de lluvia o chino que tengo en mi jardín, y para colgar las frutas que adornan bien bonito, les mostraré una foto desde el techo de mi casa. Esto es común a cualquier cabaña.

Suka3

Arriba puede ir ramas de cualquier árbol frondoso; pueden ser de sauces, hojas de palmeras, enredaderas, lo que puedan conseguir. Si no pueden conseguir nada, pueden poner telas o nylon también. Recuerden que no hay especificaciones legales en la Torah sobre estos elementos, por lo tanto está librado a la creatividad y gustos de cada uno. Lo que muestro es una sugerencia, no algo doctrinario.

En Sukot del siguiente año, 2011, me encontré casado con una mujer importada de Colombia jeje… Por supuesto que gracias a ella los colores cambiaron y fueron más alegres como hay en ese bello país. Además, pudimos tener dinero para comprar maderas mejores tal como les mostraré. A veces, cuando estamos solos, no nos animamos a hacer las cosas porque no creemos mucho en nosotros mismos. En mi caso pasé de, apenas clavar unas varillas, a clavar y unir tablas de madera y levantarlas. Ciertamente no fue difícil, porque son maderas que se ensamblan; «machimbre de maderas» le llaman por aquí en Argentina. Lo que sí también es cierto, es que después de trabajar algunas horas martillando, estuve por tres días con dolores de espalda y cintura jejej.. Pero valió la pena. Las maderas no las guardamos para el siguiente año de Sukot porque no tenía lugar dentro de la casa, y fuera de ella se arruinan. Entonces, entusiasmado con la carpintería, utilizamos las maderas para hacer repisas, sillones, mesas, marcos de cuadros, etc… La cabaña la ubiqué igual que la anterior, y les muestro una foto viendo la puerta de casa también.

Suka4

En el techo un soporte de madera aproximadamente cuadriculado para apoyar las ramas de arbustos, árboles, de palmera o lo que quieran, además para colgar las frutas.

Suka5

Otra foto les muestro desde afuera de la cabaña.

Suka6

Al siguiente año, 2012, gastamos menos dinero. Igualmente me había quedado maderas como para hacer la estructura base de la cabaña. Pero para las paredes utilizamos un material que aquí en Argentina se llama «esterilla», que vienen en trozos largos rectangulares. Cuando las vean quizás las reconozcan con otro nombre en sus países donde viven. Esta vez ubicamos la cabaña más afuera y separada de la casa.

Suka7

En este caso utilizamos las esterillas en tres paredes y en el techo, apoyada la cabaña contra la pared del jardín, que tiene una lámina dibujada por mi esposa (ella es la artista, yo sólo obrero. jeje), como representando el muro que quedó en Yerusalém. Un par de fotos más de esta cabaña que nos pareció hasta más bella que la de madera dura.

Suka8

.

Suka9

Les cuento algo curioso sobre lo que pasó con esta cabaña. Si mal no recuerdo, creo que fue en el segundo o tercer día de la semana de Sukot, cuando apareció al amanecer una gran tormenta con viento, lluvia, rayos, y hasta granizo. Obviamente se nos arruinó todo y perdimos esa cabaña, ya que no era tan fuerte como para soportar tanta inclemencia del clima. ¿Qué hicimos entonces? Gracias a que ese material que pusimos en las paredes no era muy costoso, no quisimos quedarnos sin cabaña faltando varios días de fiesta. Y, como si la armáramos por primera vez, la levantamos de nuevo. Todo por amor a Yahwéh! Pero esta vez, por las dudas, volvimos a ubicarla como en las anteriores posiciones, junto a la protección de la casa.

Suka10

.

Suka11

Al siguiente año, 2013, con mi esposa pudimos viajar a pasar Sukot en Bogotá. Pero, como el apartamento de mis suegros era planta baja de un edificio, no se pudo hacer al aire libre. Sólo se hizo una representación dentro del apartamento, pero igual con el espíritu alegre con todo lo que esa fiesta significa. De vuelta a Argentina, en Sukot del 2014, el lugar donde habíamos hecho las anteriores cabañas tuvo un gran cambio. Pusimos un tejido que aquí se llama «media sombra», y queda fijo para proteger del intenso sol que aquí hay generalmente en verano, tal como les muestro en la siguiente foto:

Suka12

Entonces, nos vimos forzados a colgar las paredes desde el techo del tejido. Utilizamos unas esterillas que nos había quedado y otro tejido de color azul. Esta cabaña salió bien amplia.

Suka13

Y en el año 2015 hicimos algo semejante a la anterior, pero con otra variante de tejido y de otro color, tal como les muestro en el siguiente par de fotos:

Suka14

.

Suka15

Como ven hermanos, es cuestión de ser creativos con lo que se dispone. No hay leyes para levantar una cabaña/sukáh. Se la construye como uno pueda, con lo que pueda conseguirse y donde se pueda. Si no hay posibilidad de construirla al aire libre, entonces se hace dentro del hogar, bien adornada con ramas y frutas, y, si es posible, pegada a una ventana donde entre sol y luna.

Recuerden que todo lo relacionado con las «ofrendas» ya no se debe ni se puede cumplir, porque no existe el Templo en Yerusalém; porque no hay sacerdotes; porque era también una fiesta agrícola donde se ofrendaban los frutos de la tierra sólo en Jerusalém y con el Templo en pie. Sin Templo, la fiesta quedó como memorial con las cabañas por lo que dura la fiesta. Y, lo principal a mi entender, es la celebración en sentido espiritual como dice la Toráh: «y se gozarán delante de Yahwéh su Elohim por siete días«. Ese es un anticipo del gozo que tendremos cuando regrese nuestro amado Redentor, Yahoshúa nuestro Maestro, y entonces comencemos un gozo para siempre reinando a su lado.

Yahwéh les permita a todos tener una cabaña para gozarse en la celebración, a la espera del gran regreso de nuestro Maestro Yahoshúa. Amén.

Yom Teruáh. Aclamación Especial.

Yom Teruáh

Yahwéh le habló a Moshéh, diciendo: “Háblale así al pueblo israelita: en el séptimo mes, el día primero del mes, ustedes observarán un completo descanso, una ocasión sagrada conmemorada con fuertes toques de trompeta [teruáh]. No trabajarán en sus ocupaciones; y traerán una ofrenda encendida a Yahwéh”.Lev.23:23-25 (VIN)

La traducción de la frase “con fuertes toques de trompeta“, se hace de la palabra hebrea “teruáh“. Literalmente esta palabra significa “aclamación“. Pero también otros significados posibles son: “grito de alegría” y “grito de guerra“. Sin embargo, “teruáh” hace referencia a toques de sonidos con el cuerno de carnero (shofar), que se hacía como costumbre en las convocaciones sagradas. De esto se desprende el mandamiento del toque del shofar para el recordatorio de la celebración en ese primer día del séptimo mes del año Escritural, comenzado en el mes de Aviv, en el cual se celebra Pésaj y Jag Hamatsót (semana de panes inleudos).

Ahora bien, los Sabios del judaísmo han reconocido que este mandamiento es un “jok“, o sea, un decreto sobre el cual Yahwéh no ha dado explicación del motivo por el que lo dio. Pero, gracias a Yahoshúa el Mesías y Redentor nuestro, hemos recibido revelación a través de la Inspiración de Santidad de Yahwéh para enseñarnos que el regreso del Mesías, como Rey descendiente de Dawid, será en alguna futura celebración de “Yom Teruáh“. Entonces, tenemos esta celebración para realizar enérgicas aclamaciones llenas de alegría anticipada, porque nuestro Redentor vendrá a buscarnos para que reinemos con él en la Tierra de Israel. Ese “grito de alegría” es un deleite anticipado, aunque sea por poco tiempo, como si viéramos a Yahoshúa el Mesías volver a cumplir con todo el Plan de Yahwéh.

Mientras tanto, hermanos, hasta que se haga realidad esa esperanza que mantenemos firmes con nuestra fe, en cada celebración de Yom Teruáh debemos enfocarnos en algo más que en deleitarnos anticipadamente. Recordemos que “teruáh” puede significar “grito de guerra”. ¿Por qué les parece que podemos hacer un “grito de guerra”? Está escrito:

Por lo demás, fortalézcanse en el Maestro y en el poder de su fuerza. Vístanse de toda la armadura del Poderoso, para que puedan hacer frente a las intrigas del Acusador; porque nuestra lucha no es contra sangre ni carne, sino contra principados, contra autoridades, contra los gobernantes de estas tinieblas, contra espíritus de maldad en los lugares celestiales. – Ef.6:10-12 (VIN)

Hermanos, mientras no regrese el Mesías tenemos un gran guerra por delante. Nuestros Adversarios, el Acusador (satán) y los espíritus malos, andan como leones rugientes tratando de devorarnos (1Ped.5:8). ¿De qué manera? De muchas, ya sea con todo tipo de tentaciones; con provocaciones para enfurecernos; con enfermedades; con dificultades económicas; y cualquier otra cosa mala que se les ocurra. Pero el éxito de sus maquinaciones depende de cómo estamos en nuestra Fe, en nuestra relación con el Todopoderoso Yahwéh.

Por eso es tan importante fortalecernos en el Maestro; porque, aunque no regrese a cumplir lo profetizado, igual está con nosotros. ¿Cómo lo hacemos? Pues reflejando su vida en nuestra vida, viviendo como él vivió, lleno de amor hacia sus prójimos y sirviéndoles. Además, debemos conectarnos con nuestro Padre Yahwéh como él también lo hizo, mediante la oración constante y diaria. De esa manera, hermanos, nos pondremos “la armadura del Poderoso“. Pero, ¿qué más significa esta armadura?

Yahoshúa, nuestro Maestro y Redentor, nos enseñó a revestirnos con “la armadura del Poderoso“ cuando fue llevado por la Inspiración de Santidad al desierto para que fuera probado. ¿Cómo hizo frente el Mesías a las intrigas del Acusador? Con respuestas actuadas según “está escrito“. ¿Dónde? En la Sagrada Escritura y como Palabra de Yahwéh. Esa es la armadura que usó el Mesías. Y esa es la que debemos usar nosotros, estudiando todo lo que “está escrito“, que son los Mandamientos de Yahwéh, y cumplirlos.

Entonces, amados hermanos, esa es la armadura de la rectitud, tal como también la usaba el Apóstol Shaul (Pablo), diciéndonos cómo se presentaba ante sus ovejas pastoreadas:

Al contrario, en todo nos presentamos como servidores de Yahwéh: soportando con perseverancia las tribulaciones, las necesidades, las angustias, los azotes, las cárceles, los tumultos, las duras labores, los desvelos, y los ayunos. También por la pureza, el conocimiento, la tolerancia, la bondad, el espíritu de santidad, el amor no fingido, por la Palabra de Verdad, el Poder del Poderoso; por medio de la armadura de la rectitud, a diestra y siniestra. – 2 Co.6:4-7 (VIN)

Y Pablo nos mostraba que con esa armadura podía resistir en todas las pruebas. También lo ayudaba a rectificarse en el poder del Mesías, que siempre lo mantenía humilde y humillado para no dejar de crecer y madurar. Y esa armadura le impedía caer en la hipocresía, porque la rectitud que lograba, gracias a seguir correctamente al Mesías, la tenía en su interior, lo cual le hacía tener una sola vida, tanto en público como en privado, mostrándose siempre tal como era, iluminado por la Inspiración de Yahwéh.

Hermanos, en esta próxima celebración de Yom Teruáh debemos estar preparados para gritar bien fuerte. Pero no necesariamente gritar a viva voz, sino con el espíritu, que se gozará por la gran obra que hizo el Mesías al derramar su preciosa sangre que nos redime. ¡Gracias Maestro Yahoshúa! ¡Gracias por darnos nueva vida! ¡Te devolveremos el favor siguiendo tus pasos y haciéndote caso! Nos alegraremos porque, al hacer eso, nos mantendremos dentro de la promesa de vivir para siempre, glorificando al Todopoderoso Yahwéh.

Y también nos llenaremos de gozo como un anticipo de poder experimentar el gran regreso del Mesías, para darnos a cada uno conforme a nuestras obras y nuestras decisiones. Y también gritaremos en un compromiso para seguir batallando en la guerra contra el mal, aún con nuestras debilidades, para purificarnos de todas nuestras imperfecciones. Para eso escucharemos la Voz de Yahwéh, que representan los toques del Shofar, para despertar de cualquier adormecimiento que nos impida crecer. Y así, batallaremos con nuestra voluntad firme en obedecer los Mandamientos de Yahwéh, según el ejemplo que nos dejó el Mesías, y con ayuda de la Inspiración de Santidad de Yahwéh. Amén!