Proverbios 1:10-19

Prov.1_10-19 Casa de Yisrael

En este consejo de Salomón tenemos una idea de lo que es buscar ser santos, como Yahwéh quiere que lo seamos. Que nos apartemos de los pecadores, que no sigamos sus costumbres ni aceptemos sus invitaciones, aún si ellos son mayoría y nos quieren hacer sentir vergüenza. Debemos evitar, más bien, la vergüenza de fallarle a nuestro Padre celestial. Por ello dijo David:

Feliz el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se une a la compañía de los burladores, sino que la Toráh de Yahwéh es su deleite, y su Toráh estudia día y noche. (Salm.1:1-2 VIN).

Que la Toráh sea nuestro deleite significa estudiarla y ponerla en práctica obedeciendo sus mandamientos, no haciendo lo mismo que los que hacen lo contrario. Eso nos santifica y agrada a Yahwéh, al parecernos un poco más a su Hijo Yahoshúa el Mesías.

Proverbios 1:8-9

Prov.1_8-9 Casa de Yisrael

Este pasaje nos muestra la importancia de que los padres deben instruirse según la Voluntad de Yahwéh, en obediencia a sus mandamientos, para que los hijos muestren el fruto bueno de una correcta educación. Aunque alguien no tenga padres instruidos en la Toráh, sabe que tiene al Padre Todopoderoso Yahwéh. La Toráh (su Instrucción) o Palabra es como si fuera una madre, pues debemos volver a nacer desde la obediencia a la Palabra de Yahwéh, gracias al sacrificio que hizo nuestro Maestro Yahoshúa, el Mesías. Yahoshúa nos sacó de una vida inmunda, de un mundo perdido y sin rumbo, para vestirnos de gloria, rectitud y sabiduría.

Proverbios 1:7

Prov.1_7 Casa de Yisrael

La disciplina de Yahwéh se basa en infundir respeto por su Autoridad, como Creador del Mundo y dador de vida. Para poder conocer al Todopoderoso verdaderamente tenemos que empezar por respetarle. Generalmente se traduce la palabra hebrea “yiráh” ( יִרְאָה ) como “temor”. Está bien, pero no se trata de un temor como miedo o terror, sino en sentido de respeto y honra. Cuando realmente le respetamos, también le obedeceremos. A veces nos disciplina como los padres deben hacerlo con sus hijos para que no se descarrilen de la senda correcta. Todo lo hace porque Él ama a sus hijos. Y, si decimos que somos sus hijos, debemos aceptar su disciplinamiento, sus correcciones, sus enseñanzas, para alcanzar la sabiduría que nos lleve por el buen camino de vida iluminada por el bien que enseña la Palabra de Él. De tal manera, seremos hijos respetuosos que glorificarán a Yahwéh con sus actos; y reflejaremos la Luz que produce su Espíritu de Santidad en nosotros para que otros sigan nuestros pasos. En definitiva: seguiremos el ejemplo que dejó el Hijo de Yahwéh, Yahoshúa el Mesías.

Proverbios – Introducción

Prov.1_1-6 Casa de Yisrael

Los proverbios de Salomón son esenciales para tener en cuenta en la vida. La Sabiduría del Todopoderoso Yahwéh está manifestada en las enseñanzas del Sabio Salomón. Ella nos exhorta, nos aconseja, nos protege, nos guía por el camino de la Palabra de Yahwéh, el camino del Bien que trae muchas bendiciones. Siempre será necesario y conveniente estudiar y meditar en tales Proverbios. Que le sean de mucha edificación los comentarios. Shalom.