Restaurando sabiduría hebrea. Caso 5: Tito 2:11-14

TITO 2_11-14 RV60

Porque la gracia del Todopoderoso se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Todopoderoso y del Salvador Yeshúa el Mesías, quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad [anomias ἀνομίας] y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas [kalōn καλῶν] obras. – Tit.2:11-14 (RV1960 corregida)

Recordemos de qué palabra griega se traduce “iniquidad”:

G458 “anomía“, la cual viene de la raíz G459 “ánomos“:  Ilegalidad, i.e. (ídem esto) violación de la ley o (generalmente) maldad, impiedad:-infracción, infringir la ley, iniquidad, maldad, transgresión.

Ahora bien, la palabra “kalon”, proviene de su raíz “kalós”, y dice el diccionario Strong:

G2570 καλός kalós: de afinidad incierta; propiamente hermoso, pero principalmente (figurativamente) bueno (literalmente o moralmente), i.e. valioso o virtuoso (por apariencia o uso), y así distinguido de ἀγαθός agathós, que es propiamente intrínseco: recto, honradamente, honroso, mejor, bien, bueno.

 Entendimiento correcto del caso:

¿Qué significa: “Porque la gracia del Todopoderoso se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente”?

¿Acaso la gracia se manifestó para que una persona siga viviendo en impiedad, es decir, sin importarle cumplir los mandamientos del Todopoderoso, sino más bien transgrediéndolos conscientemente? Porque está escrito (1Juan 3:4 VIN): “Todo el que comete pecado también infringe la Ley, pues el pecado es infracción de la Ley.“. Recordemos también estas otras palabras del Apóstol Pablo: “¿Qué, pues? ¿Pecaremos, porque no estamos bajo la Ley, sino bajo la gracia? En ninguna manera. ¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?” (Rom.6:15-16 RV1960). Pablo es clarísimo, no podemos vivir esclavos del pecado, o esclavos de violar la Ley. En verdad, “estar bajo la Ley” es vivir infringiendo la Ley, contrariamente a lo que se ha enseñado por siglos por gente anti-Ley, quienes la calumniaron diciendo que era “maldición”. Y la gracia siempre existió, sólo que con la aparición del Mesías, permite el poder cumplir los mandamientos de una manera distinta a antes de su venida. Como dice el texto citado al principio, la gracia se manifestó como salvación por medio del sacrificio del Mesías, pero “enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente“. Y no hay otra manera de vivir sobria, justa y piadosamente que cumpliendo los mandamientos del Todopoderoso, no la hay. Porque Pablo nos dice que debemos obedecer para alcanzar justicia, para no caer esclavos del pecado y morir. Porque el Mesías dijo: “En verdad, en verdad les digo que todo el que practica el pecado es esclavo del pecado.” (Juan 8:34 VIN).

¿Qué significa que “[El Mesías] se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad [anomias ἀνομίας]y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas [kalōn καλῶν] obras”?

¿Para qué se dio a sí mismo el Mesías? Para redimirnos de la permanente vida en iniquidad, esto es, de una vida desobediente a los mandamientos del Todopoderoso. Porque antes de conocer al Mesías, éramos un pueblo extraño y rebelde, sin “vida”, como dijo Pablo:

Ef.2:1 En cuanto a ustedes, estaban muertos en sus delitos y pecados, (2) en los cuales anduvieron en otro tiempo, conforme a la corriente de este mundo y al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora actúa en los hijos de desobediencia. (3) En otro tiempo todos nosotros vivíamos entre ellos en las pasiones de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de la mente; y por naturaleza éramos hijos de ira, como los demás. (4) Pero Elohim, que es rico en misericordia, a causa de su gran amor con que nos amó, (5) aun estando nosotros muertos en delitos, nos dio vida juntamente con el Mesías. ¡Por un favor están ustedes salvos! (VIN)

¿Cómo nos dio vida el Todopoderoso con el Mesías? Redimiéndonos de la muerte que producía el pecado en otro tiempo, antes de conocerle; y nos regaló la posibilidad de alcanzar la salvación y, consecuentemente, la vida eterna por la fe en él, mediante su resurrección. Pero eso no significa que podemos continuar en nuestra vida anterior, viviendo en delitos y pecados. Porque el Mesías no sólo nos redime de la muerte pasada, sino que también fue enviado a: “purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas [kalōn καλῶν] obras“. ¿Y qué significa para purificar para sí un pueblo? ¿No es acaso que ese pueblo deje de hacer lo que hacía antes, aquello que lo hacía estar muerto en pecados? ¿Qué significa un pueblo celoso de buenas obras? La palabra clave es kalōn [καλῶν], “buenas”. Veamos.

Mat.13:23 Mas el que fue sembrado en buena [kalōn καλῶν] tierra, éste es el que oye y entiende la palabra, y da fruto; y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno. (RV1960)

La “buena tierra” tiene que ver con la persona que recibe la “semilla“, que es la Palabra del Todopoderoso, incluidos sus mandamientos, y los pone en práctica para dar “buenos” frutos. Porque ya lo advirtió nuestro Maestro Yeshúa el Mesías: “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.” (Mat 7:15-17 RV1960). Porque…: “No todo el que me dice: ‘Señor, Señor’, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.” (Mat 7:21 RV1960).

En definitiva, [kalōn καλῶν] se refiere a aquello que es bueno y útil para la vida. Y esto no puede ser otra cosa que hacer la Voluntad del Todopoderoso. Esto es lo que el Mesías enseñó en su venida, sobre todo predicando a los “enfermos” o “muertos” espirituales, por eso él dijo: “Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los que están enfermos.” (Mat.9:12 RV60). Entonces, la Gracia que nos salva por medio de la entrega del Mesías, espera que, como nuevo pueblo del Todopoderoso, nos purifiquemos haciendo obras que antes no hacíamos por vivir en desobediencia a los mandamientos de Yahwéh. Y esas obras, que antes hacíamos, tienen que ver “la impiedad y los deseos mundanos“, actos producidos por una vida según la carne, que el Apóstol Pablo mencionará como: “adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.” (Gál.5:19.21 RV60). Pero la vida en el espíritu, de la que también habla Pablo, se trata de: “amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y dominio propio.” (Gál.5:22-23 VIN). Y para eso el Eterno dio sus mandamientos y envió a su Hijo, para que, en sintonía con su Voluntad, vivamos conectados a su Espíritu de Santidad y demos buenos frutos frente a Él y a nuestros prójimos, mostrándoles que verdaderamente somos parte de un pueblo que se purifica según la Palabra (Mandamientos) de Yahwéh. Por eso dijo Yeshúa orando a su Padre: “Santifícalos en tu Verdad; tu Palabra es Verdad.” (Juan 17:17 RV60).

Textos DIFÍCILES sobre la muerte parte 1

En esta ocasión trataremos algunos textos difíciles de entender e interpretar para el lector bíblico. Nuestra intención es acercar a los estudiosos a una mejor comprensión de los textos que son difíciles, y que por largo tiempo, han sido de gran debate en la comunidad de creyentes cristianos. Estos textos están basados principalmente en el tema relacionado con el infierno y la vida después de la muerte, y lo dividiremos en varias partes.

Nota importante: Antes de ver este estudio le recomendamos que lea y estudie nuestro tema relacionado con la inmortalidad del alma, disponible en nuestra pagina web, puede ingresar usando el siguiente link: https://lacasadeyisrael.com/2018/10/16/moriras-o-no-moriras/

El primer texto que trataremos es muy debatido y se encuentra en 1 Pedro 1:18-22, donde muchos han entendido que el Mesías fue y predicó a un número de personas que murieron en el diluvio, y que habitaban en un lugar llamado por muchos: seno de Abraham. Otros le han llamado infierno; otros simplemente entienden que se trata de un lugar que estuvo dividido en dos partes antes de la venida del Mesías y que cuando éste resucitó, cambió este lugar de ida para los justos que morían, llevándoles a su vez consigo al cielo a morar.

Aquí analizaremos las siguientes preguntas: ¿Fue el Mesías en espíritu a predicar a los seres encarcelados? ¿Fue el Mesías al infierno para predicarles a estos espíritus? ¿Quiénes son estos espíritus encarcelados? ¿Qué fue lo que les predicó el Mesías? Partiendo de estas preguntas y las respuestas a las mismas, y a través del estudio de algunas palabras del texto griego, adecuándolas al pensamiento judío de los escritores bíblicos, podremos entender lo que quiso decir el escritor del texto.

Porque también el Mesías padeció una vez por los pecados, el Justo por los injustos, para llevaros al Poderoso; muerto en la carne, pero vivificado en el espíritu; en el cual también fue a predicar a los espíritus encarcelados, que en un tiempo desobedecieron, cuando esperaba la paciencia del Poderoso en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual unos pocos, es decir, ocho personas, fueron salvadas a través del agua. El bautismo que corresponde a esto ahora os salva (no por remoción de la inmundicia de la carne, sino como respuesta de una buena conciencia hacia el Poderoso) por medio de la resurrección de Yeshua el Mesías, quien habiendo ascendido al cielo, está a la diestra del Poderoso, habiéndosele sometido ángeles, autoridades y potestades.

1 Pedro 1:18-22

Lo primero que necesitamos comprender es: ¿cuántas oportunidades hay para salvarse?Dejemos que las Escrituras nos hablen en el libro de Hebreos:

Y tal como está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, así también el Mesías fue ofrecido una vez y para siempre para llevar la carga de los pecados de muchos; y se aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, a los que lo esperan para salvación.

Hebreos 9:27-28

Note por favor el énfasis en el texto citado del padecimiento del Mesías, en las palabras: ”una sola vez y para siempre”, que se enlaza perfectamente con el texto del Enviado Pedro al inicio de la cita anterior. Ahora bien, lo que queremos resaltar es el hecho de que, está establecido que el hombre muera una sola vez, lo que quiere decir, es que no existe una vida después de que uno muere, como afirman muchos, sino una sola y es en este mundo y si ha sido fiel al Eterno y al Mesías recibirá la vida Eterna. Las personas no mueren y luego son lanzadas a un fuego eterno, sino que esperan quietamente el día del juicio en la tumba. ¿Pero cuando sucede este juicio?

Vi un gran trono blanco, y al que estaba sentado en él, ante cuyo rostro huyeron la tierra y el cielo, y no fue hallado lugar para ellos.
Y vi a los muertos, grandes y pequeños, en pie delante del trono, y unos rollos fueron abiertos, y también fue abierto otro rollo, el cual es de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que habían sido escritas en los rollos, según sus obras.
Y el mar entregó a los muertos que había en él, y la Muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos, y fueron juzgados, cada uno según sus obras.
Y la Muerte y el Hades fueron arrojados al lago de fuego. Ésta es la muerte segunda: El lago de fuego.
Y el que no fue hallado inscrito en el libro de la vida, fue lanzado al lago del fuego.

Revelaciones 20:11-15

Quizá usted se pregunte: Si no hay una segunda muerte o una vida después de la muerte, ¿cómo es que la Escritura lo menciona? Si analizamos el contexto, veremos que estos muertos fueron resucitados para ser juzgados y luego ser condenados para siempre con la muerte por no recibir la Verdad. Si usted nota bien el texto, se dará cuenta que este es un evento que está guardado para el final de los tiempos, lo que quiere decir que no existió en los Enviados una idea de que, cuando la gente moría, se iba su alma al infierno o al cielo, sino más bien, que estos esperarían en la tumba hasta el día de la resurrección destinada para ellos. Es decir, que si la persona vivió conforme a los mandamientos del Eterno, será resucitado en la venida del Mesías, y si no vivió conforme a estos, será resucitado en la segunda resurrección para ser juzgado ante el trono del Eterno (vea Revelación 20 completo).

Visto esto, debemos decir que el Mesías no pudo haberle predicado a personas muertas, porque las Escrituras son claras al momento de explicarnos que todos los que han muerto no pueden recordar nada ni tienen más memoria.

Porque los vivos saben que han de morir, pero los muertos nada saben, ni tienen más recompensa, porque hasta su memoria es puesta en el olvido.
Han perecido con su amor, con su odio y con su envidia, y nunca más tendrán parte alguna en todo lo que se hace debajo del sol.

Eclesiastés 9:8-6

¿Entiende usted amado lector este principio? No existe forma de que el Mesías haya podido predicarle a personas antes del diluvio que no recibieron la verdad; ni tampoco que ellos pudieran escuchar la verdad del evangelio, porque, como leímos, los muertos nada saben, ni tienen memoria. Ahora analicemos la condición de estas personas que vivieron antes del diluvio y que muchos dicen que se salvaron o escucharon la supuesta predicación del Mesías. La Biblia dice que la condición pecaminosa de los antediluvianos era dada hacia el mal, así que, ¿cómo puede una generación rechazada, y por la cual fue destruida la tierra, ser merecedora de recibir el mensaje de salvación para salvarse? Si las Escrituras dicen lo contrario dando testimonio de ellos, de que eran malvados y que luego serían un ejemplo para los creyentes que se apartaran de la justicia, tanto mas, que las Escrituras no muestran indicios de que una persona después de haber vivido una vida de maldad, luego de morir, pueda recibir la salvación, debido a que sus hechos ya le han juzgado.

Cuando los hombres comenzaron a aumentar en la tierra y les nacieron hijas,
los hijos de ha’Elohim vieron cuán hermosas eran las hijas de los hombres y escogieron esposas de entre las que les agradaban.
Pero Yahweh dijo: “Mi aliento no permanecerá en el hombre para siempre, ya que él no es más que carne; que se le concedan sólo ciento veinte años”.
Fue entonces, y también más tarde, cuando aparecieron los Nefilim en la tierra, cuando los hijos de ha’Elohim cohabitaron con las hijas de los hombres, quienes les dieron descendencia. Ellos fueron los héroes de antaño, los hombres de renombre.
Yahweh vio cuán grande era la maldad del hombre sobre la tierra, y cómo todo plan ideado por su mente no era sino perverso todo el tiempo.
Y Yahweh lamentó haber creado al hombre en la tierra, y se le entristeció el corazón.
Yahweh dijo: “Borraré de la tierra a los hombres que he creado, al hombre junto con las bestias, los reptiles, y las aves del cielo; porque lamento haberlos hecho”.
Pero Nóaj alcanzó el favor de Yahweh.

Bereshit/Genesis 6:1-8

Basados en la evidencia bíblica anterior, podemos decir que los espíritus encarcelados no eran personas que estaban atados o presos allí, ni tampoco pudieron ser los antediluvianos por el hecho de tener una condición corrupta, y ver que sólo Noe/Noaj junto a su familia fue salvado. Puesto que, como vimos, sólo hay una oportunidad, y es en esta vida para recibir la verdad y andar por ella. Después de aclarar estas dudas, vayamos a nuestro texto y analicemos.

1Pe.3:18 Porque también el Mesías padeció una vez por los pecados, el Justo por los injustos, para llevaros a Elohim; padeciendo en la carne pero vivificado en el espíritu. Lo primero que quiero resaltar es que el Mesías sufrió una sola vez y fue en la carne, de esto es que pedro comienza hablando. Luego dice que su propósito era llevarnos al Eterno mediante ese sacrificio de su muerte y resurrección. Después esta la frase muerto en la carne, esta frase lo que quiere decir es que el Mesías padeció estas cosas en su cuerpo mortal antes de ser resucitado, el libro de hebreos nos aclara este respecto:

Quien en los días de su carne, habiendo ofrecido ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que podía rescatarlo de la muerte, fue oído a causa de su sumisión.

Hebreos :7

Esta claro que se habla de los sufrimientos en su cuerpo mortal. Inmediatamente después se nos dice que fue vivificado en el espíritu, y esto habla de su condición inmortal y de la resurrección que el Padre ejecutó sobre el Mesías por medio de su espíritu de santidad. Veamos unos textos que aclaran lo que estamos diciendo:

Pero Yahweh lo resucitó, librándolo de las ataduras de la muerte, porque no era posible que continuara retenido por ella.

Hechos 2:24

Y si el espíritu de Aquel que resucitó a Yahoshúa de entre los muertos mora en ustedes, el que resucitó al Mashíaj de entre los muertos también dará vida a sus cuerpos mortales mediante Su espíritu que mora en ustedes.

Romanos 8:11

Note cómo, por medio del espíritu del Eterno, el Padre le dio vida al Mesías Yeshua. Así que es claro que la frase: vivificado en el espíritu, significa que recibió la vida Eterna por medio del espíritu de Elohim y, mediante el mismo espíritu, Yahweh le dará vida a los que mueran en el Mesías también. Esto es bueno tenerlo claro porque luego viene una frase crucial que es asociada con las frases analizadas. Quiza usted diga: porque entonces el texto dice en el y no por el o mediante el espíritu?. Lo cierto es que el texto griego tiene muchas debilidades y a este a su vez se le dificulta transmitir la idea hebrea de los escritores. Si usted observa el texto Griego en un interlineal se dará cuenta que la idea es la que hemos mostrado, que el Mesías fue resucitado por medio del espíritu, siendo que la palabra vivificar tiene que ver con darle vida en este contexto.

La palabra Griega ”zóopoieó’‘ es la que se traduce como que ha sido vivificado, es decir que ha recibido vida por medio del espíritu de Elohim como ya lo hemos visto en los textos presentados anteriormente.

1Pe 3:19 en el cual también fue a predicar a los espíritus encarcelados. La frase sombreada da la idea de que es en forma espiritual que el Mesías fue y predicó a estos espíritus, pero no es así, ya que en griego existen las frases dativas que son aquellos sustantivos que guardan relación con el pronombre, y aquí hay un caso de esos, donde la frase en el cual, tiene relación con el cuerpo glorificado que recibió el Mesías después de haber sido resucitado por el Padre, y con el cual fue llevado al Cielo a la diestra de la Majestad. Lo que quiere decir que es en este cuerpo ya resucitado e inmortal que el Mesías hace lo siguiente que indica el texto.

Lo siguiente es entender la palabra traducida como predicar, traducida así en nuestro texto. Esta palabra viene del griego Keruso, y ha sido traducida como anunciar, proclamar, publicar, pregonar etc. Lo interesante de esta palabra usada es que, no fue usada la palabra evangelizo, la cual comúnmente es usada para transmitir la idea de buenas nuevas de salvación como en Isaias 61:1. De ser así nuestros amigos que interpretan que el Mesías predico el evangelio, estarían apoyados por esta palabra en el texto, en cambio se usa Keruso para indicar la proclama de un heraldo que publica un triunfo de victoria, como se solía hacer en los juegos de Grecia. Esta idea es importante para lo que vamos a explicar mas adelante. Veamos continuación algunos ejemplos de su traducción y aplicación en los escritos nazarenos.

Y vi a un ángel fuerte que proclamaba a gran voz: ¿Quién es digno de abrir el rollo y desatar sus sellos?

Revelaciones 5:2

El hombre de quien habían salido los demonios le rogaba que lo dejara seguir con él. Pero Yahoshúa le respondió: “Vuelve a tu casa y cuenta cuán grandes cosas ha hecho por ti Elohim”. Y él se fue, proclamando por toda la ciudad cuán grandes cosas había hecho Yahoshúa por él.

Lucas 8:38-39

Se puede entender, entonces, a partir de estos textos, que la palabra predicar no es la más adecuada para la traducción, puesto que los lectores cristianos tienen la idea de que cada vez que Keruso aparece así traducida, se refiere al mensaje del evangelio. Pero, como hemos visto, no siempre es el caso. En ocasiones se debe ver el contexto de una palabra, para deducir la forma más adecuada de su traducción. Como el caso del hombre que antes estaba enajenado, este después de ser liberado fue y anuncio la victoria del Mesías sobre los demonios y de que manera el mismo fue liberado. En nuestro caso principal no se habla de que el Mesías haya anunciado el evangelio, ya que, como vimos en textos anteriores, era imposible que los antiguos antediluvianos recibieran el mensaje de la verdad por su vida corrupta. Otra opinión a esto es que no hay segundas oportunidades después de que alguien muere, y en este punto hasta los creyentes cristianos estarán de acuerdo.

Entonces, antes de sugerir una posible traducción para la palabra Keruso, analicemos quiénes eran estos espíritus a quienes el Mesías les predicó, como muchos dicen. Veamos algunos textos que hacen sentido con lo que creía el escritor bíblico y que encajan perfecto con la idea del texto.

Sin embargo, no se regocijen de esto, de que los espíritus se les sujeten, sino regocíjense de que sus nombres están inscritos en los cielos”.

Lucas 10:20

Todos se maravillaron, de modo que discutían entre ellos diciendo: “¿Qué es esto? ¡Una nueva doctrina con autoridad! Aun a los espíritus inmundos él les ordena, y le obedecen”.
Pronto se extendió su fama por todas partes, en toda la región alrededor del Galil.

Marcos 1:27-28

Una vez llegado a la otra orilla, a la región de los gadarenos, le vinieron al encuentro dos endemoniados que habían salido de los sepulcros. Eran violentos en extremo, tanto que nadie podía pasar por aquel camino. Y ellos lanzaron gritos diciendo: “¿Qué tienes con nosotros, Hijo de Elohim? ¿Has venido acá para atormentarnos antes de tiempo?”

Mateo/Matityah 8:28-29

Por avaricia harán mercadería de ustedes con palabras fingidas. Desde hace tiempo su condenación no se tarda, y su destrucción no se duerme.
Porque si Yahweh no dejó sin castigo a los mensajeros que pecaron, sino que, habiéndolos arrojado al Tártaro en prisiones de oscuridad, los entregó a ser reservados para el juicio;

2 Pedro 2:3-4

Note cómo el mismo Pedro se hace eco de esta realidad citando al libro de Enoc, al igual que Judas lo hará en su carta también. Ya que existía la creencia después de la construcción del segundo Templo de que los ángeles habían sido quienes se llegaron a las mujeres de la tierra para habitar sexualmente con ellas, y así engendrar gigantes que corromperían la tierra luego. Así que esto es lo que está en la mente del autor bíblico al hablar de espíritus encarcelados en prisiones de oscuridad. La versión de arriba usa la palabra Tártaro, pues es la que aparece en el texto griego, debido a que para ellos este era un lugar al fondo de una montaña donde estaban encerrados los Titanes, seres mitológicos e inmortales que habían sido encerrados por los dioses principales de la mitología griega (Zeus, Hades y Hares), pero para el escritor hebreo esta era una forma de referirse a una condición de oscuridad en la que estaban estos seres espirituales.

Ahora bien, quiero hacerles recordar, ya que todo lo han sabido, que Yahweh, al librar al pueblo una vez de la tierra de Mitsráyim (Egipto), después destruyó a los que no creyeron.
También a los mensajeros que no guardaron su primer estado sino que abandonaron su propia morada, los ha reservado bajo tinieblas en prisiones eternas (Tartaro) para el juicio del gran día.

Judas/Yahudah 1:5-6

Según el texto de Revelaciones 20, narra en qué manera y forma estos seres espirituales serán juzgados al final de los tiempos. Por otro lado, veamos entonces cómo debería traducirse el texto que habla de la predicación del Mesías a estos espíritus, que como hemos visto son ángeles caídos, que no guardaron su lugar de dignidad. Veamos algunas traducciones de la biblia:

(BPD)  Y entonces fue a hacer su anuncio a los espíritus que estaban prisioneros,

(“Kadosh“)  y de esta forma fue y les hizo una proclamación a los ruajim (espíritus) en prisión,

(DA)  y de esta forma fue y les hizo una proclamación a los ruajim (espíritus) en prisión,

Podríamos citar muchas más que como estas cambian la palabra predicar por proclamar y anunciar. La idea es que entendamos que el Mesías fue a hacerles a estos espíritus o ángeles caídos una proclama de su victoria, como un guerrero que sale victorioso y ridiculiza a sus rivales, como lo describe el Enviado Pablo en el siguiente texto:

También despojó a los gobiernos y autoridades, y los exhibió como espectáculo público, habiendo triunfado sobre ellos en el madero.

Colosenses 2:15

El texto anterior nos deja ver claramente que al ascender al cielo el Mesías publicó su victoria a estos espíritus encarcelados e hizo de ellos un espectáculo público. Un comentario de la biblia textual dice lo siguiente respecto al texto citado:

Se refiere a los derrotados obligados a marchar ante el vencedor.

(BTX3)

Otro comentario bautista al nuevo testamento dice lo siguiente. nota: (el nombre del Padre y la palabra Cristo han sido cambiados para mantener la pureza de estos, lo demás ha sido tomado tal y como esta en el comentario).

Usando la figura de la procesión triunfal del conquistador en la que los cautivos de guerra
eran exhibidos para magnificar la gloria del vencedor, Pablo dice que el Mesías
derrotó y desarmó a los poderes de su autoridad. Al exhibirlos como
espectáculo público, él (Yahweh más bien que el Mesías) expuso ante el universo su
total impotencia, conduciéndolos “en él” (es decir, “en el Mesías”, en vez de “en ella”,
la cruz; ver nota de la RVA) en su procesión triunfal para que todo el mundo
pueda ver la grandeza de su victoria.

(Nuevo Comentario Bíblico)

Ahora, sé que usted se estará preguntando si estos espíritus están en el cielo que conocemos o en la tierra. Veamos lo que dicen las Escrituras al respecto:

porque nuestra lucha no es contra sangre ni carne, sino contra principados, contra autoridades, contra los gobernantes de estas tinieblas, contra espíritus de maldad en los lugares celestiales.

Efesios 6:12

Fíjese cómo el texto hace sentido con lo que Pablo les dijo a los Colosenses sobre dichas autoridades y de como el Mesías las exhibió públicamente, aquí dice lo mismo y detalla cómo estas entidades habitan en la regiones celestes o atmósfera, esto no quiere decir que ellos habiten el tercer cielo donde mora Yahweh, sino mas bien que ellos habitan el cielo atmosférico que conocemos, desde allí ejercen influencia sobre la tierra, sobre las personas que están bajo el poder del pecado. Partiendo de allí, queda contestada la pregunta de hacia dónde fue el Mesías a predicarle, pues como vimos, cuando el Mesías asciende al cielo es que se da este suceso. De esto termina hablando Pedro en su carta y es cuando todo lo demás tiene sentido. El Mesías ejerce poder y dominio sobre estas autoridades espirituales desde la morada de Yahweh, mientras que estos habitan el universo, donde están las constelaciones.

Ahora él (Mesías), después de ascender al cielo, está a la diestra de Elohim; y los mensajeros, las autoridades y los poderes están sujetos a él.

1 Pedro 3:22 énfasis añadido

Yahweh dijo a mi amo: “Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por tarima de tus pies”.
Yahweh enviará desde Tsiyón tu poderoso cetro; ¡domina en medio de tus enemigos!

Salmos 110:1-2

…y cuál es la inmensurable grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, conforme a la operación del dominio de su fuerza.
Elohim la ejerció en el Mashíaj cuando lo resucitó de entre los muertos y lo hizo sentar a su diestra en los lugares celestiales,
por encima de todo principado, autoridad, poder, dominio y todo nombre que se menciona, no sólo en esta era sino también en la venidera.
Aun todas las cosas las sometió Elohim bajo sus pies y lo puso a él por cabeza sobre todas las cosas para la comunidad,
la cual es su cuerpo, la plenitud de aquel que todo lo llena en todo.

Efesios 1:19-23

Ya que hemos visto todo esto y aclarado los puntos importantes, podemos sacar varias conclusiones:

  1. La frase: muerto en la carne, hace alusión a la muerte del Mesías.
  2. La frase: vivificado en el espíritu, hace alusión a la resurrección del Mesías y fue en esta condición que fue y anunció a los poderes celestiales su victoria.
  3. El Mesías no fue al infierno, sino que ascendió a los cielos y, al ascender, visitó la atmósfera donde se encuentran estos seres según Efesios 6:12.
  4. El Mesías no predicó el evangelio, sino más bien, anunció y proclamó su victoria ante estas autoridades celestiales, tal como lo dice Colosense 2:15.
  5. Estos seres espirituales son los ángeles caídos, que bien dice Pedro desobedecieron en tiempos del diluvio del libro de Génesis 6 y del libro apócrifo de Enoc, a quien también cito Pedro en su segunda carta.
  6. Este texto no puede ser usado para enseñar que existe un infierno, y que el Mesías bajo al mismo, para llevar el mensaje del evangelio como muchos afirman. Un texto no puede ser usado para enseñar o afirmar una doctrina, para esto es necesario utilizar varios textos que afirmen dicha enseñanza y sobre todo que dicha enseñanza tenga sus bases en la Torah (Ley de Elohim).
  7. Es importante ver el contexto en el que se dice una cosa y no sacar conclusiones previas, basadas en nuestras creencias. Debemos al mismo tiempo ver lo que creía el autor bíblico antes de poder llegar a conclusiones, debido a que estas creencias pueden estar implícitas en el texto al momento de que dicho autor escribiera.

Restaurando sabiduría hebrea. Caso 4: Mat.24:11-14

 

Mateo 24

Mat.24:11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; (12) y por haberse multiplicado la maldad [και kai – δια dia – το to – πληθυνθηναι plēthynthēnai – την ton – ανομιαν anomian], el amor de muchos se enfriará. (13)  Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. (14)  Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin. (RV1960)

Otra vez, la palabra griega que se traduce comúnmente como “maldad” en la RV1960 es ανομιαν anomian. Como hemos visto en el Caso 1, el diccionario griego nos dice:

G458 “anomía“, la cual viene de la raíz G459 “ánomos“:  Ilegalidad, i.e. (ídem esto) violación de la ley o (generalmente) maldad, impiedad:-infracción, infringir la ley, iniquidad, maldad, transgresión.

 

 Entendimiento correcto del caso:

Las palabras claves para entender correctamente ese pasaje son: falsos profetas, engañarán, sin Ley, amor, enfriará.

Los falsos profetas son los que hacen generalmente tres cosas: 1) Enseñan en contra de la Ley o de los mandamientos del Todopoderoso. 2) Incitan a adorar ídolos, ya sea física como espiritualmente. 3) Portentos o hechos milagrosos.

Esos falsos profetas enseñan que violar la Ley no es malo, cumpliéndose la profecía de un verdadero Profeta (Isaías 5:20-24), y que creer es lo principal en la fe. Enseñan a adorar ídolos en todas sus variantes, sea una imagen, una estatua, una persona viva, doctrinas anti bíblicas, costumbres mundanas, la apostasía. Utilizan generalmente milagros para engañar a la gente con mayor poder.

 

¿Qué significa: “el amor de muchos se enfriará”?

Más que la carencia del amor al prójimo, significa la disminución del amor a Yahwéh, el Todopoderoso, por desaparecer la obediencia a sus mandamientos por causa de las enseñanzas de los falsos profetas o ministros extraviados. Porque lo que está advirtiendo Yahoshúa, el Mesías, en Mateo cap.24, es que llegaría una prueba para los fieles. Y es una prueba de amor, tal como lo describe la Palabra de Yahwéh en su Ley/Toráh:

Si aparece entre ustedes un profeta o un intérprete de sueños y te da una señal o un portento, diciendo: “Sigamos y sirvamos a otra deidad”, la cual no has experimentado, aun si la señal o el portento que te mencionó se cumple, no le hagas caso a las palabras de ese profeta o de ese intérprete de sueños. Porque Yahwéh tu Elohim te está probando a ver si en verdad amas a Yahwéh tu Elohim con todo tu corazón y tu ser. No sigas a nadie que no sea Yahwéh tu Elohim y no reverencies a nadie sino a Él; observa sus mandamientos solamente y haz caso solamente a sus órdenes; no sirvas a nadie que no sea Él y aférrate a Él. (Deut.13:1-4 VIN)

Sin obediencia no puede haber amor al Todopoderoso, como tampoco sin respeto a sus Palabras o mandamientos. Con sus enseñanzas, los falsos profetas multiplican la disminución del amor a Yahwéh en la gente; así como también la mentira como si fuera verdad. Ya ocurría esa acción en los tiempos del Apóstol Pablo:

Porque ya está obrando el misterio de la anulación de la ley; solamente espera hasta que sea quitado de en medio el que ahora lo detiene. Y entonces se manifestará el Sin-ley, a quien el Maestro Yahoshúa matará con el soplo de su boca y destruirá con el resplandor de su venida. El advenimiento del Sin-ley se realizará por obra del Satán, con todo poder, señales y prodigios falsos, y con todo engaño malévolo entre los que perecen, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para salvarse. (2Tes.2:7 VIN)

La maldad está totalmente relacionada con la mentira y el engaño desde el principio mismo, luego de la Creación, con el Satán, cuando engañó a los primeros seres humanos. Y ese Adversario de la humanidad volvió a trabajar, por medio de falsos profetas, para que la desobediencia a los mandamientos del Todopoderoso sea vea como una verdad. Entonces aumentó el amor a la mentira al rechazar el amor a la verdad, con la grave consecuencia de caer en la perdición.

 

Mas, el que persevere hasta el fin, éste será salvo.

¿Perseverando haciendo qué? Obviamente haciendo lo contrario de lo que enseñaron los falsos profetas, y esto es: obedeciendo a Yahwéh, nuestro Padre celestial y Eterno, escapando de la idolatría pagana. De esa manera, podremos aferrarnos a Él y amarle correctamente. De esa manera, también se podrá amar correctamente al prójimo.

El mundo en general va por el camino del falso profeta, un mundo de falsa esperanza o de una fe totalmente degradada, mundanizada, donde la esclavitud a lo material predomina. Ese mundo lleva a la perdición porque aleja al Espíritu de Santidad de Yahwéh en las vidas de las personas, con el cual son selladas para salvación (Ef.4:30). Por eso llegan los castigos del Eterno, para ver si alguien se arrepiente y escapa de la condenación (1Cor.11:32).

Y el “evangelio” (“besoráh” o Buena Noticia) que el Mesías trajo para que sea predicado a todas las naciones no es sólo creer para ser salvo, sino también obedecer al Todopoderoso Yahwéh, tal como hicieron los antepasados bíblicos. Creer en el Hijo de Yahwéh como Mesías, es decir, como escogido y enviado para redimir a la humanidad; pero también para mostrar el correcto amor al Padre nuestro por medio de la obediencia, tal como él nos dejó ejemplo. El amor de palabras no alcanza, pues debe completarse con la acción al poner en práctica sus instrucciones de vida en santidad, distinguiéndola de la vida de gentiles. Por eso está escrito:

¡Aquí se requiere la perseverancia de los santos, quienes guardan los mandamientos de Yahwéh y la fe de Yahoshúa! (Apo.14:12 VIN)

MANUAL BÁSICO DE RAÍCES HEBREAS: Parte II

Parte II (2006-2018)

1) Pregunta: ¿Porque enseñan tanto el Antiguo Testamento?

Respuesta: Cuando el Salvador andaba en este mundo, los libros del Antiguo Testamento eran las únicas escrituras que existían. Todo lo que el Mesías enseñaba lo verificaba con el Antiguo Testamento. La raíz de la fe existe en el Antiguo Testamento y, por eso, tomamos como base el A.T.; aunque todo lo que se enseñe debe ser balanceado con los dos, el Antiguo y el Nuevo Testamento. Además existe una gran armonía y equilibrio entre los dos libros que lamentablemente mucha gente no puede ver ni entender, porque nunca les fue enseñado. Nosotros, los creyentes de las Raíces Hebreas, llamamos al A.T. como “Tanakh”, y al N.T. como “Brit Jadashá” o “Escritos Nazarenos”. Shaúl (Pablo) le dijo a Timoteo que TODA la Escritura es inspirada y que TODA es útil para instruir en justicia, (2Timoteo 3:16).

2Ti 3:16 Toda la Escritura es inspirada por Elohim, y útil para enseñar,  para redargüir,  para corregir,  para instruir en justicia. (RV1960 Hebraica)

Y aquí en Timoteo, se apunta a la Toráh y el Tanakh, ya que para el momento de escribir dicha iguéret/carta, no estaba escrito el Brit Jadashá o Escritos Nazarenos (N.T.) en su totalidad, sino que era solo una muy pequeña parte que comenzaba a circular entre asambleas. Estaría completo recién para el siglo II e.c.

2) Pregunta: ¿Por qué usan solo el nombre “Yahwéh”?

Respuesta: Muchos maestros, eruditos, científicos, y estudiantes sinceros de la Biblia se ponen de acuerdo que el Nombre personal del Padre Celestial es “Yahwéh“. A través de la Biblia Él nos Manda que usemos Su Nombre. Nosotros, como parte de su familia espiritual, vamos a ser llamados por Su Nombre, (Efesios 3:14-15). El Mesías Yahoshúa anunciaría el Nombre de Yahwéh, en medio de la congregación de creyentes. (Hebreos 2:12).

Efe.3:14  Por esta razón doblo mis rodillas ante el Padre, (15)  de quien toma nombre toda la familia en los cielos y en la tierra, (VIN2011)

He 2:12  Anunciaré a mis hermanos tu nombre. En medio de la congregación te alabaré. (RV1960)

3) Pregunta: ¿Por qué se insiste tanto en el Nombre Yahwéh? Acaso el creador, no tiene muchos nombres?

Respuesta: Porque la propia escritura lo hace. Shaúl (Pablo) dijo: “como hay muchos dioses y muchos señores,” (1Corintios 8:5). Señor y dios son títulos, no son nombres. La palabra “señor”, en español se usa para referir a cualquier persona que es masculino y de edad, o sea un adulto. Y la palabra dios se usa cuando se habla de un espíritu sobrenatural; o cuando uno habla de un ídolo, o un demonio. El Creador, tiene muchos títulos, pero solamente un Nombre “Yahwéh”, (Salmos 83:18). La Biblia haciendo especial énfasis al Nombre, usa “Su Nombre” 108 veces; “Mi Nombre” 97 veces; y en “El Nombre” 109 veces. Referencias a Su Nombre todo el tiempo se usa, en la forma singular no plural.

1Co 8:5 Porque, aunque abunden los llamados “dioses,” tanto en el cielo, como en la tierra, como de hecho hay “dioses” y “señores” en abundancia,… (TKI 2005)

Sal 83:18 Y conozcan que tu nombre es Yahwéh;  Tú solo Altísimo sobre toda la tierra. (RV1960 Hebraica)

4) Pregunta: ¿Si Yahwéh es el verdadero Nombre del Creador, entonces por qué no está en las demás Biblias, como por ejemplo, en la versión Reina Valera?

Respuesta: Cuando los primeros convertidos y Shelijim/Apóstoles Israelitas se murieron, fueron reemplazados por gentiles (pueblo de las naciones), que no sabían el Hebreo. Por esa razón tuvieron que confiar solamente en el texto Griego (único texto disponible, ya que el hebreo había sido destruido), donde se había cambiado el Nombre Yahwéh (escrito con cuatro letras YHWH (o yod, he, vav, he, del hebreo), y conocido esto como el Tetragrámaton) al título “Kurios” y/o “Theós”. Estos fueron llevados al Latín y luego cuando los Ingleses pasaron la Biblia a inglés, ellos los cambiaron a “God” y “Lord,” que en español son “Dios” y “Señor.”

Mat 4:10 τότε λέγει αὐτῷ ὁ Ἰησοῦς, Ὕπαγε, Σατανᾶ· γέγραπται γάρ, Κύριον τὸν θεόν σου προσκυνήσεις καὶ αὐτῷ μόνῳ λατρεύσεις. (NESTLE ALAND 27)

Mat 4:10  tunc dicit ei Iesus vade Satanas scriptum est Dominum Deum tuum adorabis et illi soli servies. (VULGATA)

Mat 4:10  Then saith Jesus unto him, Get thee hence, Satan: for it is written, Thou shalt worship the Lord thy God, and him only shalt thou serve. (KJV)

Mat 4:10  Entonces Jesús le dijo: Vete,  Satanás,  porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás,  y a él sólo servirás. (RV1960)

5) Pregunta: ¿Si hablamos el español, por qué tenemos que usar un nombre en Hebreo?

Respuesta: Esto es igual a decir, “no puedo decir George Bush por qué no hablo inglés”. Nombres propios de la gente no se cambian de idioma a idioma. Los nombres son transliterados, llevando los sonidos de una lengua a la otra. Hablamos Español pero los nombres extranjeros no los cambiamos (no los traducimos), simplemente los transliteramos, llevando los sonidos originales al español. Pronunciamos “Hussein” como los Árabes, “Toyota” y “Honda” como los japoneses, ó Michael Fox como en EE.UU (y no decimos “miguel zorro”, lo cual sería una muy mala traducción, que de hecho gramaticalmente no se debe hacer). El Hebreo es la lengua principal del Mesías, así que no tiene nada de malo su uso. Además está profetizada su restauración en Sofonías 3:9:  “En aquel tiempo devolveré yo a los pueblos pureza de labios,  para que todos invoquen el nombre de Yahweh,  para que le sirvan de común consentimiento.” Donde la “pureza de labios” referida, no es otra cosa que “Lashón haQodesh”, la “Lengua de Santidad”, o sea, el idioma hebreo. Así que los nombres en las escrituras, son propios de la cultura hebrea y, por ende, son en idioma hebreo.

6) Pregunta: ¿Y entonces por qué no cambiamos todos los nombres, por nombres hebreos, en la Biblia?

Respuesta: Solamente el Nombre de Yahwéh es sagrado. Y no se debe ignorar, cambiar o borrar. En el Texto Antiguo el Nombre de Yahwéh se encuentra aproximadamente 7,000 veces. Eso prueba qué el Nombre de Yahwéh es muy importante. Viendo incluso que desde muy antiguo comenzó a ser invocado. Por tanto es el que más importa.

Gn 4:26  Y a Set también le nació un hijo,  y llamó su nombre Enós. Entonces los hombres comenzaron a invocar el nombre de Yahwéh. (RV1960 Hebraica)

7) Pregunta: ¿Dónde puedo encontrar pruebas qué el nombre correcto del Creador es Yahwéh?

Respuesta: Los estudiosos, y eruditos modernos reconocen el Nombre Yahwéh. Muchos diccionarios, enciclopedias, y prefacios o notas, de muchas Biblias confirman que Yahwéh es el Nombre del Creador. Por lo tanto se debe recurrir a bibliotecas, y aun a Internet para verificar esto. Inclusive la propia Enciclopedia Nacional Judía dice que el nombre es Yahwéh. Existen muchas evidencias “directas”, que establecen la pronunciación y muchas otras “indirectas”, que sirven de apoyo a lo mismo.

Algunas fuentes de pruebas: Los Escritos de los Padres de la Iglesia (Papías, Eusebio; Orígenes; Jerónimo, Epifanio, etc.); la LXX (septuaginta); Tablillas de Ebla; Antiguos textos Samaritanos; Enciclopedy Jews (enciclopedia judía); Historia Eclesiástica vol. III; Códice Alepo; Rollos de Qumram; Eruditos escritores en los Prefacios y Notas de muchas biblias; etc.

Ejemplo:

http://www.jewishencyclopedia.com/articles/14346-tetragrammaton

http://www.jewishencyclopedia.com/articles/11305-names-of-god

http://www.jewishencyclopedia.com/articles/11305-names-of-god

8) Pregunta: ¿Y con respecto al nombre del Mesías, qué dicen las raíces hebreas?

Respuesta: El Mesías dijo que vino en el Nombre de Su Padre, (Juan 5:43). “Yah” es el Nombre de su familia, (Salmos 68:4). El Nombre del hijo, “Yahoshúa“, significa, “Yahwéh es Salvación” o “la Salvación de Yahwéh“. Yahoshúa el Salvador fue la salvación mandada a la tierra por su Padre Yahwéh, (Mateo 1:21). Miryam (María), la madre de Yahoshúa era Hebrea. Así que, por lo tanto, no le pudo dar un nombre basado en el Griego y/o Latín, que no tiene ningún significado. Los textos de la Toráh, el Tanakh, y extra bíblicos como “los textos Murashú”, además de varios estudios filológicos y arqueológicos, comprueban, que esta era la pronunciación original del nombre del Mesías. Hoy día también se suele ver utilizada la forma abreviada Yahshúa o la aramea Yeshúa. Que si bien no son los nombres más precisos, al menos son semíticos-hebreos.

Juan 5:43  Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibís; si otro viniere en su propio nombre, a ése recibiréis. (RV1960)

Salm.68:4 Canten a Elohim, canten alabanzas a Su Nombre; exalten al que viene en las nubes por Su Nombre, Yah;… (VIN2011)

Mat.1:21 Ella dará a luz un hijo; y lo llamarás Yahoshúa, porque él salvará (ioshía) a su pueblo de sus pecados.

9) Pregunta: ¿Cómo sabemos qué el Creador hablo Hebreo? ¿El idioma hebreo, es entonces la lengua original?

Respuesta: Hay mucha evidencia que apunta a que el Hebreo fue el primer idioma del mundo. El A.T. está lleno de nombres que vienen del Hebreo (o sea que son Semíticos), comenzando con Adam y Javáh (Adán y Eva). Yahwéh primero habló con los que entendían Hebreo, y en el mundo era la única lengua hasta la confusión en la Torre de Bavel. El Hebreo Semítico sobrevivió a través de los hijos de Hever/Eber, quien según antiguos relatos, no se quedó en Sinar, pero vivió en Mesa cerca de la sierra de Sefar. Es decir al extremo de toda esa región. (Génesis 10:21-30). Por lo que el Hebreo, la lengua de ellos, no fue afectado por la confusión en la Torre de Babel. Cosa que si ocurrió con el todo el resto que se quedó en Shinar (Gn 11:1).

Gén 10:21  Le nacieron hijos también a Shem, antepasado de todos los descendientes de Éber y hermano mayor de Yéfet. … 25 Dos hijos le nacieron a Éber…30 Sus poblaciones se extendían desde Meshá hasta Sefar, la serranía de Oriente.… 32 Estos son los grupos de los descendientes de Nóaj, según sus orígenes, por sus naciones; y de estos surgieron las naciones sobre la tierra después del Diluvio… (VIN 2011)

Gn 11:1 Toda la tierra usaba la misma lengua, las mismas palabras. 2 Sucedió que ellos viajaron desde el este, y encontraron una llanura en la tierra de Shinar y vivieron allí… (TKI 2005)

10) Pregunta: ¿Por qué insisten tanto, en la importancia del Nombre y el Shabat (Reposo/ó Sábado)?

Repuesta: Estos son los dos mandamientos mas ignorados (tercero y cuarto de entre los  10 mandamientos). El Sábado es una señal entre Él y Su Gente, (Ezequiel 20:12; 20). Pero la mayoría de las congregaciones (ó iglesias) observan el domingo. El sella a Sus siervos con Su Nombre (Apocalipsis 7:1-4; 14-1), y estos mismos luego se van a llamar por Su Nombre (Daniel 9:19). Su gente está en un convenio especial con Él. Sus días sagrados y fiestas les fueron dados por Yahwéh, en el monte Sinay/Sinaí (Éxodo 23), y se nos ordenaba obedecer esto (verso 13).

Ezequiel 20:12; 20 También les di mis Shabatot (Días de Reposo) para que fueran una señal entre ellos y Yo, para que supieran que Yo soy Yahwéh, El que los santifico. … (20) Santifiquen mis Shabatot, y serán una señal entre ustedes y yo, para que se sepa que Yo soy Yahwéh su Elohim’. (VIN 2011)

Ap 7:2-4; 14-1 (2) Y vi que otro mensajero, que subía del oriente, tenía el sello del Elohim vivo. Y llamó a gran voz a los cuatro mensajeros a quienes se les concedió hacer daño a la tierra y al mar. (3) diciendo: “¡No hagan daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que marquemos con un sello en la frente de los siervos de nuestro Elohim!” (4) Oí el número de los sellados: 144,000 sellados de todas las tribus de los hijos de Yisrael.

Ap 14 (1) Y miré, y vi al Cordero de pie sobre el monte Tsiyón, y con él estaban los 144,000 que tenían su nombre y el nombre de su Padre escrito en sus frentes.

Daniel 9:19 Escucha, oh Yahweh. Perdona, oh Yahweh. Atiende y actúa, oh Yahweh. Por amor de ti mismo no pongas dilación, oh Elohim mío; porque a tu ciudad y a tu pueblo se les llama por tu nombre”.

Éx 23:1-33 (13) Estén pendientes de todo lo que les he dicho. (VIN 2011)

11) Pregunta: ¿Las fiestas eran solo para los judíos y se acabaron en la cruz?

Respuesta: Levítico 23:2, 4, 37, y 44 les llama “las fiestas de Yahwéh”, no las fiestas de los “Judíos.” Él le ordenó a Israel que las Fiestas se observen para “siempre,” 23:14, 21, 31, 41. Los judíos vinieron de Judá, y eran simplemente una de las doce tribus de Israel.

Y respecto a los decretos que nos quitó y fueron clavados en el poste, estaca o madero (Colosenses 2:14), esto se refiere a “el registro de nuestras transgresiones. Es decir, no la ley, sino nuestra deuda con la Ley”.

Apocalipsis 12:17 dice qué en los últimos días del mundo, existirá un remanente de gente qué van a obedecer todos los mandamientos de Yahwéh, que corresponden, y no doblaran las rodillas cediendo ante las exigencias y costumbres del mundo.

Lv 23:2, 4 Háblale al pueblo yisraelita y dile: Estos son mis tiempos señalados, los tiempos señalados de Yahwéh, que deberán proclamar como ocasiones sagradas. (VIN 2011)

Lev 23:37  Esos son los tiempos señalados de Yahwéh que ustedes celebrarán como ocasiones sagradas. (44) Así le declaró Mosheh a los yisraelitas los tiempos establecidos de Yahwéh. (VIN 2011)

Lv 23:14, 21, 31, 41. (14) …estatuto perpetuo es por vuestras edades en dondequiera que habitéis. (21)… estatuto perpetuo en dondequiera que habitéis por vuestras generaciones. (31)… estatuto perpetuo es por vuestras generaciones en dondequiera que habitéis. (41)… será estatuto perpetuo por vuestras generaciones;… (RV 1960)

Col.2:14 Esto lo hizo al cancelar la acusación que nos hacían las ordenanzas legales,* y que nos condenaba, cuando la quitó del medio al clavarla en su madero. (VIN 2011)

Ap 12:17 Entonces el dragón se enfureció contra la mujer, y se fue para hacer guerra contra los demás descendientes de ella, quienes guardan los mandamientos de Yahweh y tienen el testimonio de Yahoshúa el Mashíaj. (VIN 2011)

12) Pregunta: ¿Cual es la misión de la Raíces Hebreas y quien puede sumarse a esto?

Respuesta: Bueno ante todo, anunciar la “restauración” del Nombre Qadosh/Sagrado de Yahwéh. Luego, la restauración de las escrituras, a su sentido correcto “original”. Y por último predicar la Besoráh (Buenas Noticias) de Yahwéh (es decir toda su toráh /instrucción) a todo el mundo, por los medios que Yahwéh permita usar. A los que nos escuchan, no importa su raza o sexo. Y decimos predicar, no imponer, (Mashíaj: Is 61:1/Creyentes: Ro 10:13-15). O sea, hablar de lo que hemos estudiado y hemos descubierto y entendido. Y de la enorme cantidad de errores aceptados como siendo verdad, hoy día, por culpa de malas traducciones en versiones bíblicas. Enseñar y hacer que otros vean la realidad; sacarles el velo, que los ha estado cegando hasta ahora, sin permitirles que les resplandezca la luz de las escrituras en todo su contexto. Así que, quien quiera oír de todo esto, pues que oiga y se sume!!! Y quien quiera ignorar, pues que siga en ignorancia!!! No se obliga a nadie a oír, ni a conocer, ni a aprender. Y se han de sumar a todo esto aquellos que oigan y “obedezcan” el Llamado.

Is 61:1  “Isa 61:1 El Espíritu de Yahwéh el Señor está sobre mí,  porque me ungió Yahwéh;  me ha enviado a predicar buenas nuevas… (RV1960 Hebraica)

Ro 10:13-15  13 Porque todo el que invoque el nombre de Yahwéh se salvará. 14  Pero ¿cómo van a invocarlo sin creer en él? ¿Y cómo van a creer sin oír hablar de él? ¿Y cómo van a oír sin haber quien les proclame? 15 ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados?  Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! (RV1960 Hebraica)

Bibliografía:

Reina Valera 1960 (RV60)

Reina Valera 1960 Hebraica (RV60 Hebraica)

Traducción Kadosh Israelita (TKI2005)

Versión Israelita Nazarena (VIN2011)

King James versión (KJV)

Diccionario Multiléxico (E-Sword)

Datos de Historia, Arqueología y Filología (Wikix)

Bendiciones***

Estudio sobre el Libro Eclesiastés. Parte 2

Eclestiastés 2

Yo dije en mi mente: ‘Ven, te voy a probar con el placer, y vas a ver lo bueno’. Pero vi que esto también era vanidad.Ecl.2:1 (VIN)
No les negué a mis ojos ninguna cosa que desearan, ni le rehusé a mi mente placer alguno; porque mi mente se alegraba de todo mi duro trabajo. Esto fue lo que me tocó de todo mi duro trabajo. Luego consideré todas las cosas que mis manos habían hecho y el duro trabajo con que me había afanado en hacerlas, y vi que todo era vanidad y correr tras el viento; no había ningún provecho debajo del sol.Ecl. 2:10-11 (VIN)

Aquí el Convocador toca un tema importante: la búsqueda del placer, y menciona la vista como uno de los sentidos que más se utiliza para ello. Como dicen los Sabios judíos: “cuando el ojo ve, la mente desea, y el cuerpo actúa”. Y entre Sus mandamientos el Altísimo, cuando ordenó a los israelitas llevar flecos (tzitzit) en los bordes de sus vestimentas, ha dicho: “Esos serán flecos de ustedes, y cuando los miren recordarán todos los mandamientos de Yahwéh y los cumplirán. Así, no irán tras los deseos de sus corazones [mentes] y de sus ojos, en pos de los cuales ustedes se desvían.” (Núm.15:39, Torat Emet adapt.). La lujuria; la ambición sin límite de dinero; el adulterio; y todo tipo de codicia; empiezan por los ojos y tientan a la mente para que peque. Buscar esos placeres terminan por alejar de hacer la Voluntad del Eterno, por lo cual es pura vanidad, no tiene sentido, no sirve para nada, sólo para provocar daños. Como resultado de vivir en medio de esas vanidades sin seguir los mandamientos de Yahwéh, uno puede quedar esclavo de los placeres y hasta llegar a caer en grandes adicciones. Porque al preferir esa esclavitud, se pierde la presencia del Espíritu de Santidad de Yahwéh en el espíritu, con el cual el Todopoderoso recuerda los mandamientos a sus hijos ganados por el Mesías, cumpliendo la función de los flecos de antes.  Porque los flecos en sí mismos no tienen ningún poder, sólo estaban para recordar los mandamientos. Pero el Espíritu de Yahwéh no sólo puede hacer recordar Sus Mandamientos, sino también ayudar a cumplirlos, si uno está entregado a vivir de acuerdo a Su Voluntad gracias al Mesías. Pues el Mesías nos ha dejado una gran enseñanza, cuando dijo:

De nuevo les dijo: ‘Ustedes han oído lo que se dijo a los antiguos: No adulterarás. Y yo les digo que todo el que mira a una mujer y la codicia ya ha adulterado con ella en (su) corazón. Y si te seduce tu (ojo) derecho, sácalo y arrójalo de ti. Y también, si te seduce tu mano, córtala. Es mejor para ti perder uno de tus miembros que todo tu cuerpo en el Guehinam’.Mat 5:27-30 (Mat.Heb.Shem Tov, trad. José Alvarez)

El Mesías Yahoshúa enseña algo que sólo puede entenderse según la sabiduría hebrea, pues no se puede entender ese pasaje literalmente. Sacar el ojo derecho y arrojarlo fuera, significa evitar que la vista tenga la libertad de mirar, por ejemplo, una mujer para no cometer adulterio con la vista, tal como Job se había propuesto (en Job 31:1, VIN): “He hecho una alianza con mis ojos para no fijarme en una virgen.”. Porque como decíamos, la codicia lujuriosa se enciende a través del ver, y el Convocador ha dicho (en Ecl.1:8, VIN) “Todas las cosas cansan, y nadie es capaz de explicarlas. El ojo no se harta de ver, ni el oído se sacia de oír.”. El Mesías enseñó la prudencia antes de todo actuar como mejor manera de cumplir los Mandamientos de Yahwéh, alcanzando así sabiduría. Por eso Salomón escribió en otra obra (en Prov.8:12, VIN) “Yo, la Sabiduría, vivo con la Prudencia; yo logro conocimiento y previsión.”. Y por medio de la prudencia, que es prepararse antes de que aparezca la tentación, se alcanza la sabiduría mediante el respeto a Yahwéh. Por eso dijo David (en Salm.111:10, VIN): “El principio de la sabiduría es el respeto a Yahwéh; todos los que lo practican obtienen sano entendimiento. Su alabanza dura para siempre.”. Y también su hijo Salomón ha recordado lo mismo (en Prov.9:10, VIN) “El principio de la sabiduría es el respeto a Yahwéh, y conocer al Santo es entendimiento.”. Pues con el respeto a Yahwéh se puede llegar a beber de la Sabiduría del Altísimo, y así se logra conocerLe al practicar Sus Mandamientos. El respeto a Yahwéh fortifica la obediencia y hace que Él nos guíe por el camino correcto, nos mantiene apegados a Él, como dijo David:

Al que respeta a Yahwéh, Él le mostrará qué camino escoger. Gozará una vida de prosperidad, y su descendencia heredará la tierra. La amistad íntima de Yahwéh es para los que le respetan, a ellos les da a conocer su alianza.Salm.25:12-14 (VIN)

El Convocador nos enseña la vanidad que es dejar libre a la vista para que tiente a la mente, porque sólo dañará el ser con falta de dominio del cuerpo. El Apóstol Shaúl (Pablo) dio una clave para no caer en la vanidad de la mente por medio de la prudencia, cuando dijo:

Ustedes saben que en una carrera todos corren, pero solamente uno recibe el premio. Pues bien, corran ustedes de tal modo que reciban el premio. Los que se preparan para competir en un deporte, evitan todo lo que pueda hacerles daño. Y esto lo hacen por alcanzar como premio una corona que en seguida se marchita; en cambio, nosotros luchamos por recibir un premio que no se marchita. Yo, por mi parte, no corro a ciegas ni peleo como si estuviera dando golpes al aire. Al contrario, castigo mi cuerpo y lo obligo a obedecerme, para no quedar yo mismo descalificado después de haber enseñado a otros. 1Co. 9:24-27 (DHH)

A esto se refería el Mesías con sacar el ojo o cortar la mano, es decir, evitar con anticipación todo lo que pueda hacer daño a través de la vista, el oído o la imprudencia. Y también podemos entender que tenemos carreras parciales cuando enfrentamos las tentaciones, en las que debemos luchar para obtener los premios mediante la obediencia o el dominio propio. Por eso decía Pablo que castigaba su cuerpo y le obligaba obedecerle, para cumplir así la Voluntad de Yahwéh. Y también por ello el Altísimo nos aconsejó por medio de David (en Salm.32:9, VIN) “Pero no seas irracional, como el caballo o el mulo, cuyo brío hay que domar con freno y bocado; ¡lejos esté de ti!”. Y Pablo completa su consejo (en Gál.5:16, VIN): “Por eso digo: anden en el espíritu, y así jamás satisfarán los malos deseos de la carne.”. Andar en el espíritu se logra con la obediencia y respeto a Yahwéh. La obediencia, para hacer correctamente Su Voluntad; el respeto, para pensar antes de pecar porque Él todo lo ve y lo sabe, y le fallamos si conscientemente trasgredimos algunos de sus Mandamientos. Cuando logramos andar de esa manera, el Espíritu de Yahwéh nos guía en toda la vida, nos recuerda rápidamente lo que no debemos hacer para no fallarle a Él. Nuestro espíritu se conecta con Yahwéh, y por ello nuestra mente pensará de acuerdo a Su Voluntad para no errar, teniendo suma prudencia antes de actuar. Pero no andar en el espíritu, hace que uno quede esclavo de la carne, de los deseos mundanos; y la mente piensa vanidad, pues no puede sacar provecho de la vida al no andar como espera el Todopoderoso. Y Él, viendo que se desperdicia la vida en vanidades, no ayudará con su Espíritu para encaminar por la senda correcta. Es la elección de cada uno: andar según la carne o lo mundano, o según la guía de Yahwéh en el espíritu.

¿Qué otra clase de vanidad nos menciona el convocador? Dice el siguiente pasaje:

Entonces dije en mi mente: ‘Lo mismo que le sucederá al necio me sucederá también a mí. ¿Para qué, entonces, me he hecho más sabio?’ Y dije en mi mente que también esto era vanidad.Ecl.2:15 (VIN)

Buscar ser sabio puede llegar a ser vanidad. ¿Por qué? Hay que aclarar que esto no significa que uno no deba buscar aprender cuál sea la Voluntad de nuestro Padre celestial para obedecerle, o que no deba corregir las creencias errónes adquiridas por costumbres o por malas enseñanzas. Más bien se refiere a la vanidad por querer ser sabio para alcanzar gloria mundana o glorificación de personas, prestigio o fama, incluso en temas religiosos. Cuando vino Yahoshúa o Yeshúa el Mesías, dijo: “En aquel tiempo se levantó Yeshúa y dijo: Yo te alabo (Padre mío), Creador del cielo y la tierra, porque has escondido estas palabras de los sabios y prudentes, y las has revelado a los humildes. (Mat.Heb.Shem Tov 11:25, trad.Yosef Alvarez)”. El Todopoderoso ha escogido a los humildes, a los que creen en el Mesías que ya vino, para darles sabiduría distinta y hasta mejor que la de los considerados sabios, puesto que es la revelación del Mesías. Pero no la sabiduría que sea vanidad, la que se cree que se posee, por ejemplo, pero resulta que en la vida práctica sucede lo mismo que al necio, con dolores y frustraciones. Esa sabiduría que se alcanza gracias al Mesías no se basa en un mero creer, sino que es un tesoro celestial, una revelación del Altísimo que guía prácticamente a la vida eterna. Es una sabiduría que produce gozo, que no cansa, que alegra la vida por acercarla mucho más a Yahwéh, ya que impulsa a hacer correctamente Su Voluntad mediante la obediencia a su Palabra.

Otra vez el Apóstol Pablo nos ayuda a entender actualmente lo que el Convocador transmitió en su época. La sabiduría humana en la fe se puede transformar en vanidad por intención de Yahwéh. Por eso Pablo dijo, citando Is.29:14 (en 1Co.1:19, VIN) “Porque está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, y desecharé el entendimiento de los entendidos.“. Y esto ocurre, de alguna manera, con muchos considerados “sabios” en el judaísmo, porque tienen un velo en sus mentes para no reconocer al verdadero Mesías que ya vino y que da pura sabiduría celestial. A muchos los humilla por su soberbia, tal como está escrito (en 1Pe.5:5-6, VIN): “Asimismo ustedes, jóvenes, estén sujetos a los ancianos; y revístanse todos de humildad unos para con otros, porque: ‘Yahwéh se opone a los arrogantes pero da gracia a los humildes’ [cita Prov.3:34, vers.Septuag.]. Así que humíllense bajo la poderosa mano de Yahwéh para que Él los exalte al debido tiempo.“.  El Todopoderoso rechaza la altivez o el orgullo de jactarse en la sabiduría, por eso humilla de cualquier manera a quienes transitan por ese camino. En cambio a los humildes, tal como era Moisés, los exalta y los bendice con sabiduría que no envanece. Por eso está escrito también, de manera terminante (en Is.2:11-12, VIN): “La mirada altiva del hombre será doblegada, y el orgullo del mortal será humillado. Nadie fuera de Yahwéh será enaltecido en aquel día. Porque Yahwéh de los Ejércitos tiene preparado un día contra todo el que es orgulloso y arrogante, contra todo el que se ha enaltecido –de modo que será humillado.”.

Sin embargo, no debemos olvidar que los sabios judíos forman parte del Pueblo que fue bendecido con sabiduría hebrea, y que de ellos podemos aprender de sus buenas enseñanzas, como está profetizado (en Zac.8:23, VIN): “Así dijo Yahwéh de los Ejércitos: En esos días, diez hombres de naciones de todo idioma se aferrarán -se aferrarán de cada judío por el borde de su manto [sus enseñanzas] y dirán: ‘Queremos ir con ustedes, porque hemos oído que Elohim está con ustedes’.“. Y Pablo dirá (en Rom.3:1-2): “¿Cuál es, entonces, la ventaja del judío? ¿O qué beneficio hay en la circuncisión? Mucho, en todo sentido. en primer lugar porque a ellos se les encomendó la Palabra de Yahwéh.“. Si bien los judíos fueron bendecidos con sabiduría desde antiguos tiempos, lamentablemente pasaron a ser parte de una religión, la cual está contaminada por erróneas creencias según la tradición humana como toda otra religión. Y el camino errado que transitó el pueblo de Israel lo comparten otras religiones, como está escrito también (en Is.29:13, VIN): “Dice Adonay: Porque este pueblo se me acerca con su boca y me honra sólo con sus labios; pero su corazón está lejos de mí, y su adoración a mí está basada en mandamientos de hombres, aprendidos de rutina.“. Esta declaración no significa que Yahwéh ha abandonado a los judíos como pueblo, de ninguna manera. Sólo hay que tener cuidado cuando se aprende de ellos por causa de las tradiciones humanas. Incluso uno puede llegar a perder la sabiduría en el Mesías si se descuida, negando a quien verdaderamente es el Ungido por Yahwéh.

También Pablo menciona que la sabiduría que se obtiene del mundo, de la filosofía, por leer muchos libros, etc., es transformada en ignorancia o locura por Yahwéh. Por eso dijo Pablo (en 1Co.1:20, VIN): “¿Dónde está el sabio? ¿Dónde el escriba? ¿Dónde el disputador de esta era? ¿No es cierto que Elohim ha transformado en locura la sabiduría de este mundo?“. En sus tiempos, el Convocador sentía que no tenía provecho por ser más sabio que los ignorantes, porque los mismos sufrimientos experimentaba, por lo que consideraba vanidad la ventaja de la sabiduría. Pero lo cierto es que a Salomón le faltaba la sabiduría que traería el Mesías, reservada para los que en él creyeran. Por eso Pablo dijo (en 1Co.1:24): “Pero para los llamados, tanto judíos como griegos [o gentiles], el Mesías es el poder de Yahwéh y la sabiduría de Yahwéh.“. Por tal razón, aprovechemos el consejo del Convocador para evitar las sabidurías mundanas o humanas tradicionales religiosas; más bien alimentémonos con la sabiduría que entrega la vida en el Mesías, no sólo diciendo que se cree en él, menos aún rechazando cumplir los Mandamientos del Todopoderoso. Y los que conocen las Sendas Antiguas aférrense al Mesías para entrar a la nueva Alianza que trae verdadero gozo de vida en él, para que la sabiduría no se pierda en vanidades. Manténganse en la sabiduría del Mesías para salir de la vanidad.

Continuará…