LLAMADOS A LA LIBERTAD

Vivimos en una sociedad en la que, cuando se habla de libertad, muchos expresan que pueden hacer lo que quieran sin ningún tipo de limitación ni control.

Cuando no aplicamos el auto control en nuestra vida, cruzamos la línea de la libertad y caemos en el libertinaje, es decir, libertad excesiva y abusiva en lo que se dice o hace. Esta es una conducta en la que, sin ningún freno o control, cualquiera se puede entregar a los placeres de la vida, sin tomar en cuenta la Voluntad de Yahweh, viviendo así bajo la esclavitud de la carne.

En Gálatas 5 encontramos una lista, bajo que obras se manifiesta la carne:

Gálatas 5:19-21 VIN2015 Ahora bien, las obras de la carne son evidentes. Estas son: fornicación, impureza, desenfreno, idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, ira, contiendas, disensiones, partidismos, envidia, borracheras, orgías y cosas semejantes a estas, de las cuales les advierto, como ya lo hice antes, que los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Elohim.

Vivir con estas obras no es ser libres, sino más bien, no tener ningún dominio propio; y al final, somos esclavos de nuestras decisiones. Fuimos llamados a vivir verdaderamente libres, no en esa falsa libertad pintada por la esclavitud del pecado. Pero: ¿Cómo sé que necesito ser libre? Cuando tomamos conciencia de nuestra situación y la manera en la que estamos viviendo. Este llamado implica un sacrificio de nuestra parte, es decir, un esfuerzo por dejar atrás, soltar o salir de ese estado que nos impide disfrutar de la verdadera libertad, la cual tenemos en el Mesías.

Juan 8:31-32 VIN2015 Entonces, Yahoshúa les dijo a los judíos que habían creído en él: “Si ustedes permanecen en mi mensaje, serán verdaderamente mis discípulos; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres”.


Juan 8:36 VIN2015 Así que, si el Hijo los hace libres, serán verdaderamente libres.

La verdad de Yahweh, su conocimiento y obra, no pueden estar separada de nuestra libertad, porque es la misma verdad y la obra redentora que Yahweh llevó a cabo a través del Mesías lo que nos hace verdaderamente libres. Es imposible salir de la esclavitud fuera de Yeshua.

Esa libertad debe manifestarse en el amor hacia los demás y debe estar sujeta a la dirección del espíritu de santidad. Éste nos ayuda a vivir una fe pura, alejados de la esclavitud de la carne; y hace brotar de nuestro corazón nuevos pensamientos, positivos, acertados y llenos de esperanza, actitudes y acciones que reflejan una vida lejos de las costumbres mundanas, viviendo así en el espíritu.

Encontramos en Gálatas 5 los frutos de vivir en el espíritu:

Gálatas 5:22-26 VIN2015 Pero el fruto del espíritu es: amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y dominio propio. Contra tales cosas no hay ley, porque los que son del Mesías Yahoshúa han ejecutado en el madero la carne con sus pasiones y deseos. ahora que vivimos en el espíritu, andemos en el espíritu. 26 no seamos vanidosos, irritándonos unos a otros y envidiándonos unos a otros.

La verdadera libertad a la cual fuimos llamados está en vivir bajo la voluntad de Yahweh. En esta celebración de Pésaj meditemos no sólo en la gran liberación de Yisrael del yugo egipcio, sino también en la obra que Yahweh ha hecho a nuestro favor, la que hace a través de su espíritu de santidad, y cómo Él nos reconcilio consigo mismo por medio de Yeshua el Mesías, nuestro Pésaj, nuestro gran sustituto, para librarnos de la esclavitud y dominio del pecado (Colosenses 1:13-14); de la culpa y la condenación (Romanos 8:1-2); de la muerte (Romanos 6:23) y pronto de este sistema “faraónico” que domina el mundo.

Feliz Pesaj.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s